Breves
NEWSAN

UOM USHUAIA

Trabajadores de Newsan intimados por la patronal

Trabajadores de la empresa Newsan recibieron telegramas, donde se los intima a retomar las actividades laborales luego de las protestas que protagonizaron la semana pasada. Operarios difundieron un escrito donde vuelven a responsabilizar a dirigentes de la UOM por la situación. La situación viene a profundizar lo sucedido días atrás, con caravanas automovilísticas y protestas tanto en la planta de Newsan como en Ambassador, apuntando en ambos casos a las empresas y al sindicato metalúrgico por igual.

 

 

El telegrama que le llegó a los trabajadores de Newsan expresa que “atento la actitud por usted adoptada los días 25, 26 y 29 del corriente, negándose a cumplir con su débito laboral, sin ninguna razón ni causa que justifique dicha conducta, generándose un perjuicio irreparable, toda vez que su incumplimiento interrumpe el proceso productivo en total y absoluta violación a las obligaciones a su cargo que emanan de los artículos 84, 86 y 87 de la LCT, pese a las advertencias realizadas por sus superiores inmediatos y el Gerente de la planta”.

Instan en el texto enviado a “que deponga su actitud y lo intimamos a cumplir con su débito laboral en un todo conforme a los principios que emanan de los artículos 62 y 63 de la LCT, bajo apercibimiento de considerar su inobservancia a esta intimación injuria grave que no consiente la prosecución del vínculo laboral y por ende, ser despedido con justa causa”, advierte el testo.

Por otra parte, un texto que hicieron circular los trabajadores asegura que supervisores manifestaron a un grupo de operarios: “chicos los que no quieren trabajar al ritmo que hay que ir, se pueden ir a un costado de la línea”. Esta manifestación, según el mencionado escrito, motivó un reclamo a uno de los delegados, quien habría respondido que eran medidas que se iban a implementar y que “si no querían trabajar, que se vayan a sentar a otro lado”.

Esta situación viene a profundizar lo sucedido la semana pasada, con caravanas automovilísticas y protestas tanto en la planta de Newsan como en Ambassador, apuntando en ambos casos a las empresas y al sindicato metalúrgico por igual.