Breves
ambassador 17

El próximo lunes

Trabajadores de Ambassador quieren exponer su situación al presidente

Las trabajadoras y los trabajadores de Ambassador Fueguina, quienes llevan 12 meses sin cobrar sus haberes y permanecen en el interior de la planta reclamando por la reactivación de la misma, intentarán el próximo lunes tomar contacto con el presidente Alberto Fernández durante su visita a Río Grande. Reiteraron el pedido al gobierno para que tenga “mano dura con el presidente de la empresa” y aseguraron que desde la Municipalidad de Ushuaia nunca fueron “a preguntar si necesitábamos algo”.

 

 

“La situación nuestra está bastante complicada, hicimos esta semana una caravana por San Martín y dejamos un  petitorio en Casa de Gobierno. Vamos a seguir insistiendo para que nos atienda el señor gobernador (Gustavo Melella), que es quien está trabajando en nuestra solución”, comentó Sandra Ragusa, trabajadora de la empresa Ambassador Fueguina.

En el mismo sentido expresó: “necesitamos que el gobierno se ponga a trabajar con mano dura con el presidente de la empresa, Pablo Hadjes, porque se han presentado distintas propuestas de otras empresas y él es quien siempre pone peros o palos en la rueda para que se llegue a una negociación final. Nosotros estamos firmes y fuertes, pero aun así la desesperación por los 12 meses que llevamos sin el pago de haberes se torna complicada”, dijo la operaria, en declaraciones a Radio Provincia.

Además señaló que a la deuda salarial se le suman “otras cosas, como la falta de aportes a la obra social, aportes jubilatorios, cuotas alimentarias, etcétera”. “Nosotros hemos recibido información de nuestro abogado, sobre que se han presentado tres propuestas de parte de empresas de Río Grande, pero el presidente de Ambassador, Pablo Hadjes, quien es responsable del vaciamiento de Ambassador conjuntamente con la UOM Seccional Ushuaia; es el que está en exquisito como si hubiera cerrado las puertas cancelándole a todo el mundo y yéndose como correspondería”, remarcó.

Sin embargo, Ragusa indicó que Hadjes “se fue debiéndole a todo el mundo, a toda la provincia, al gobierno, hasta al aguatero, y hoy está en exquisito para negociar. Se nos presentan propuestas y él cada vez pide más y más, mientras en el medio estamos nosotros a la espera de cobrar y poder seguir manteniendo un trabajo digno”, señaló la trabajadora.

Luego explicó que las propuestas recibidas de parte de empresas de Río Grande las desconocen, en cuanto a sus características precisas, porque no pueden “entrar en la mesa de negociación, ni siquiera nuestro abogado. Entonces sabemos lo que le van informando a él, por parte del gobierno, pero muy por encima. Sabemos que hay una empresa de Río Grande interesada que quiere comprar Ambassador, eso nos solucionaría la vida. Pero a este hombre Hadjes le parece todo insuficiente, no entendemos su postura”, expresó.

Dijo que por ese motivo piden “que el gobierno actúe fuertemente y que, de una vez por todas, lo presionen para que acepte negociar. Nosotros, los trabajadores, hemos hecho todo lo posible, hemos tocado todas las puertas, hemos hablado con todo el mundo, siempre hemos hecho pública nuestra situación”, repasó.

Manifestó que las trabajadoras y los trabajadores de la planta paralizada han “sido pacientes, respetuosos, nos han dividido, nos han mentido, nos han echado porque estuvimos 20 días echados sin poder cobrar el ATP. No hemos tenido acceso a ninguna otra ayuda que no sea la del gobierno, entonces ¿Qué tenemos que esperar nosotros? ¿Qué tenemos que hacer para que nos escuchen, para que nos ayuden a solucionar el problema?”, se preguntó.

Aseguró que se encuentran “en el medio de una guerra de poderes económicos que no entendemos, por ahí logramos darnos un poco cuenta, pero nosotros no tenemos la culpa de eso. Lo que sí hemos hecho, es no permitir que rematen la empresa por dos pesos y que se tape todo lo que se quería tapar, lo que la UOM quería tapar con este hombre Pablo Hadjes, para que quedara todo en la nada y poder rematarla. Eso no lo hemos permitido, porque nosotros queremos que la empresa se abra. Ya que se habla tanto de la importancia de la industria, queremos que esta empresa siga trabajando”, indicó Sandra Ragusa.

 

 

 

El lunes con Alberto Fernández

 

 

Por otra parte, la trabajadora confirmó la decisión de intentar participar de las actividades que desarrollará el presidente Alberto Fernández el próximo lunes en Río Grande, para tratar de tomar contacto con él y plantearle la problemática que atraviesan. En ese sentido, en declaraciones al programa radial “Desde las Bases”, confirmó Ragusa que “el lunes tenemos pensando estar en el acto dónde esté él en Río Grande y veremos si tenemos la posibilidad de tener acceso para que él pueda escucharnos y enterarse de nuestra problemática”.

Señaló que “ya que tanto se habla del subrégimen y que quieren que la industria funcione, que se reactive. Porque nosotros no entendemos cómo no se ha llegado a una solución si quieren plantas y fábricas en funcionamiento”, expresó.

Luego se refirió a la figura del intendente Walter Vuoto, señalando que “nosotros sin entender de política, sin entender de intereses económicos, vemos que la Municipalidad (de Ushuaia) nunca nos vino a preguntar si necesitábamos algo, como para trabajar conjuntamente con el Gobierno para poder llegar a una solución, pero nunca nos lo preguntaron”, insistió.

Por otro lado señaló que “hemos visto que Vuoto se ha sacado una foto con el presidente, diciendo que va a trabajar para la industria. Ojalá sea así, porque nosotros llevamos 12 meses reclamando y nunca se acercaron para preguntarnos si necesitábamos algo, muy por el contrario algunos colaboradores de él nos dijeron: si ustedes pidieron ayuda al gobierno, sigan con el gobierno. Eso es lo que nosotros no entendemos, porque nos dejan en el medio”, concluyó Sandra Ragusa.