Breves
El secretario de Hidrocarburos Omar Nogar dio el visto bueno ayer al aumento de la tarifa pretendido por la Cooperativa Eléctrica de Río Grande que, según el ingeniero Walter García, no puede ser menor al 50 por ciento.
El secretario de Hidrocarburos Omar Nogar dio el visto bueno ayer al aumento de la tarifa pretendido por la Cooperativa Eléctrica de Río Grande que, según el ingeniero Walter García, no puede ser menor al 50 por ciento.

Se viene el tarifazo de luz en Río Grande

El secretario de Hidrocarburos Omar Nogar abrió la posibilidad de avanzar con el aumento de tarifas que está reclamando la Cooperativa Eléctrica de Río Grande, y consideró que “no es descabellado” el planteo del 50 por ciento. Sostuvo que las tarifas están atrasadas, en especial en la zona norte, que en 2016 hizo un ajuste menor a la Dirección Provincial de Energía. Ahora resta que defina el llamado a audiencia pública para poner en marcha el proceso, y se aleja la posibilidad de una tarifa social.

Río Grande.- El secretario de Hidrocarburos Omar Nogar dio el visto bueno ayer por Radio Fueguina al aumento de la tarifa pretendido por la Cooperativa Eléctrica de Río Grande que, según el ingeniero Walter García, no puede ser menor al 50 por ciento.

El funcionario provincial dijo que está analizando el pedido formulado, para poner en marcha el proceso de audiencia pública y avanzar con el aumento.

Nogar expresó que las tarifas en la zona norte “están atrasadas” y explicó que le compete al gobierno dar la autorización correspondiente. Desde el área Legal y Técnica se analizarán los costos y, de acceder a la necesidad del ajuste, el Ejecutivo deberá convocar a una audiencia pública, que no es vinculante.

El secretario consideró que “es entendible que se pida una actualización”, porque desde junio de 2016 no hay aumento, y agregó que “no es descabellada” una suba del 50 por ciento, como planteó el jefe de la usina Walter García.

Desde la Multisectorial se viene reclamando una tarifa social, y las posibilidades se alejan frente a esta necesidad de incremento, en función de la suba del gas de generación, que está atada al dólar.

Según planteó Moisés Solorza, se necesita abaratar las tarifas, orientándolas a la producción, tanto para la industria como para el comercio y hasta para el propio estado, pero el proceso “es absolutamente inverso”, dijo.

Recordó que hasta no hace mucho tiempo el Estado nacional cobraba el 21% del IVA en la facturación del gas que suministra CAMMESA y, si bien se dio marcha atrás, la diferencia “no se notó en absoluto en las facturaciones”.

Consideró necesario “un cambio radical estratégico a la mirada actual en materia energética, con una política orientada al desarrollo interno como prioridad”. El camino partiría de una Ley de Hidrocarburos en la provincia, para terminar con “la lógica del corto plazo que nos propusieron hasta hoy, simplemente para el cobro de regalías de materias primas, petróleo, gas y GLP exportados a países limítrofes por empresas extranjeras, como se está realizando hoy”.

También instó a renegociar los contratos petroleros con las operadoras existentes “y determinar una estrategia en conjunto que salvaguarde patrióticamente los intereses de los habitantes fueguinos para mantener como principal objetivo el asentamiento poblacional, el desarrollo económico, social, cultural e industrial, con nuestros propios recursos naturales, donde las empresas sean nuestros socios estratégicos, garantizando el abastecimiento interno con costos de producción para los fueguinos, con mano de obra fueguina, para el crecimiento y el engrandecimiento de la patria, exportando al mundo productos, subproductos, refinados y derivados del gas y del petróleo a través de nuestros puertos en Rio Grande y Ushuaia”.

Un tercer postulado es el desarrollo de un Polo Energético en la zona norte, “con condiciones especiales para el desarrollo de todos los procesos industriales necesarios para que nuestros habitantes piensen en un arraigo duradero por generaciones, sin pensar en la migración permanente”.

“Los habitantes de Tierra del Fuego, estamos asistiendo a una estafa tarifaria, un saqueo de los bolsillos de usuarios y consumidores hacia las empresas generadoras transportistas y distribuidoras de los servicios públicos, y los representantes políticos de turno, continúan saciando los incansables intereses extranjeros en lugar de defendernos”, cuestionó Solorza.

Planteó el interrogante de cuánto cuesta producir en Tierra del Fuego el Millón de BTU en boca de pozo, y aseguró que “la respuesta a esta simple pregunta puede cambiar nuestra realidad para siempre”.

“Necesitamos dirigentes a la altura de las circunstancias en materia energética, y una clase política comprometida con nosotros, los de a pie. Con firmeza y convicción, con la firme decisión de defender nuestros recursos naturales de nuestras islas Malvinas, la Antártida y el Atlántico Sur, generando arraigo para defender la soberanía territorial y marítima, pesquera y de las aguas circundantes de intereses internacionales, porque vienen por ellos. Los fueguinos necesitamos comprender que necesitamos una mirada a largo plazo, políticas revolucionarias en materia energética, asumiendo que lo conocido hasta hoy, nos trajo hasta acá”, concluyó.