Breves
La consultora Neodelfos realizó una nueva medición del humor social de los fueguinos, con datos reveladores respecto de la preocupación generalizada por la desocupación, que duplica las cifras de encuestas anteriores.
La consultora Neodelfos realizó una nueva medición del humor social de los fueguinos, con datos reveladores respecto de la preocupación generalizada por la desocupación, que duplica las cifras de encuestas anteriores.

Se duplicó la preocupación de los fueguinos por la desocupación

La medición de mayo arrojó como principal tema de preocupación en Tierra del Fuego la falta de trabajo y las cifras se duplicaron respecto de la encuesta anterior. Para el titular de Neodelfos, Leonardo Pérez Bustos, tiene mucha relación con la incertidumbre frente al rumbo de la economía del país y debe ser tomado en cuenta por los estamentos gubernamentales de todos los niveles. La imagen de Macri sigue en amplia caída: más del 63% piensa que la gestión es mala o muy mala, y en porcentaje similar desaprueban la vuelta al FMI. No hay una transferencia de votos todavía, por falta de un referente que plantee una alternativa, pero los datos dan señal de un cambio. El intendente Melella conserva la mayor cantidad de opiniones positivas, la gobernadora Bertone se mantiene estable y el intendente Vuoto marca un leve repunte. El 64% de los encuestados cree que estamos peor que en 2017, y el 47% adelanta que en 2019 todavía estaremos peor que en la actualidad.

Río Grande.- La consultora Neodelfos realizó una nueva medición del humor social de los fueguinos, con datos reveladores respecto de la preocupación generalizada por la desocupación, que duplica las cifras de encuestas anteriores.

Leonardo Pérez Bustos, titular de la consultora, dialogó con FM La Isla sobre los nuevos datos relevados. Ante todo aclaró que para abordar la temática “tenemos que distinguir la realidad, de lo que percibimos que se trata la realidad. Quienes hacemos consultoría y ponemos el pulso para medir la opinión pública, también hacemos la salvedad de que no es lo mismo percibir el nivel de imagen de una figura pública que la intención de voto. Son cosas distintas y no necesariamente van de la mano. También tenemos que circunscribir contextos económicos con este humor social que está imperando, porque es un condicionante. Todas las cosas que van sucediendo van generando un condicionante en la percepción de los ciudadanos, y Tierra del Fuego no escapa a esa realidad”.

Explicó que la consultora mide “de manera sistemática cuáles son los problemas más urgentes que los ciudadanos fueguinos perciben en promedio. En este preciso momento los fueguinos están sintiendo que la inseguridad, la inflación y la economía, se ubican en el top de los problemas más urgentes, pero a nivel país, junto con la corrupción, la educación. Si vamos a la percepción de los problemas más urgentes para resolver en la provincia, se ubica casi un 30% en la desocupación: tres de cada diez fueguinos están muy preocupados por la desocupación. La vivienda aparece con un 14.9%, la salud y el estado de los hospitales con un 16.3%, la educación con un 12.9%, la corrupción con un 13.3%. Es un indicador muy importante en este contexto en particular la preocupación en torno a la desocupación”, subrayó.

Observó que esta preocupación “se profundiza y tiene que ver con el contexto. Si hacemos una comparación con mediciones anteriores, la demanda respecto de la vivienda siempre se ubica entre el 10 y el 15%. La desocupación saltó de un contexto estacional del 15% y se duplicó a un 30%, y es algo para prestar especial atención”.

“Nosotros medimos la percepción y la valoración subjetiva de cada uno de nosotros respecto de la realidad, y la percepción de la mayoría de los que son consultados sobre los problemas más urgentes. Acá la mayoría de los fueguinos promedio están indicando que el problema más urgente que tiene Tierra del Fuego en esta foto, que es la encuesta del momento, es la desocupación. Se puede hacer una enorme cantidad de interpretaciones detrás del indicador, pero el indicador está dando una pauta significativa para prestarle atención”, dijo.

 

Salud, un reclamo constante

 

Se le preguntó si los problemas de Tierra del Fuego van en consonancia con las preocupaciones de los argentinos del resto del país o ve algunas variantes, y efectivamente observó algunas: “Por ejemplo, en el caso de la salud y el estado de los hospitales,en todas las mediciones se mantiene como una constante. Es permanente la demanda de los fueguinos y el reclamo por el estado de los hospitales, la falta de atención pronta en los servicios públicos de salud; y luego está el tema de la vivienda”, indicó.

“Cuando trasladamos esto a los problemas nacionales, va variando la percepción de los fueguinos, porque la inseguridad se ubica en el podio, también la inflación. En Tierra del Fuego hay muchos hechos de inseguridad, pero en la última medición se ubica en un 4%”, contrastó, por lo cual el fueguino reconoce que a nivel país la inseguridad es un gran problema pero no así dentro de la provincia.

“Lo que sí es desesperante es que estemos llegando a un 30% de preocupación en torno a la desocupación. Esto ya no es una alarma, es muy importante”, remarcó Pérez Bustos.

 

Cada vez peor

 

Otro dato llamativo es la percepción de los fueguinos sobre la situación económica. La mayoría cree que estamos peor que el año pasado y que en 2019 estaremos peor que en 2018.

“Nosotros le preguntamos a los encuestados en esta última medición respecto de la situación económica comparada con el año pasado. Las opciones fueron que estamos mejor, igual, peor, o no sabe no contesta. El 64% de los fueguinos respondió que estamos peor, el 27% dijo que estamos igual y el 8% que estamos mejor. Esto se refiere a la situación económica del país”, dijo.

“Luego le repreguntamos a todos los encuestados cómo consideran que será el año próximo la situación económica del país, y el 47% respondió que vamos a estar peor, el 18% dijo que vamos a estar igual y el 28% respondió que vamos a estar mejor. El 7% no sabe no contesta. Quiere decir que la evaluación presente comparativa con la del año pasado, es negativa; y la evaluación respecto de la expectativa futura tampoco tiene un saldo positivo gravitante”, expuso.

Fundamentalmente “lo que está faltando es certidumbre”, analizó, frente a estos resultados y, con un vencimiento de la promoción fueguina en apenas cinco años, observó que “todavía sigue quedando en una letra vacía de contenido sobre la diversificación de la matriz productiva que el gobierno planteó en 2016, porque no hay una planificación estratégica y eso aporta a la incertidumbre”.

 

Seguimiento continuo

 

Desde la consultora se realiza “una medición sistemática y siempre es la misma. En este momento la estamos haciendo cada dos meses y el mes próximo va a comenzar a ser mensual. En esa encuesta medimos los problemas más urgentes del país en función de la percepción de los fueguinos, cuál es el problema más urgente de la provincia, los problemas más urgentes de cada uno de los municipios. También medimos cuál es la evaluación de gestión de cada uno de los Ejecutivos, tanto nacional, provincial como municipales. En medio estamos midiendo las expectativas en torno a la economía, cómo ven el futuro de la provincia, el futuro del país, porque eso nos da un indicador importante en torno al cambio o la continuidad política, tanto a nivel provincial como a nivel nacional”, manifestó.

“Si preguntamos a una persona cómo considera que va a estar el futuro y ese futuro no lo ve promisorio, es decir que no hay expectativas positivas en torno al futuro, se está abriendo un panorama de posible cambio. Es un indicador de que se está necesitando un cambio”, explicó el consultor de la lectura posterior de estos datos.

“Hay una multiplicidad de factores y uno tiene que ir siguiendo la evolución de cada uno de ellos para comenzar a diagnosticar que en determinado momento la sociedad puede estar pidiendo un cambio o la continuidad de un modelo.En el medio, hacemos preguntas contextuales. En este caso cuando medimos salió la solicitud de ayuda al FMI, y en función de eso también le preguntamos a los encuestados si veía correcta esta medida que adoptó el gobierno, o le parecía incorrecta. El 64% de los fueguinos nos respondió que considera incorrecta la medida del gobierno, el 26% la ve correcta y el 10% no sabe no contesta”, informó.

En cuestión de imagen, “el 63% reflejó una opinión negativa de Macri y el 64% rechazó el acuerdo con el FMI”, pero no necesariamente esto puede reflejarse en los votos, fundamentalmente porque no hay un referente que se plantee como alternativa: “Todavía nosotros no estamos detectando, en términos de intención de voto propiamente dicho, que haya algún actor de la oposición que esté capitalizando este descontento en torno a las acciones de gobierno. Todavía no está presente ese fenómeno pero vemos una variante dentro del voto de Cambiemos, porque hay una especie de migración por este descontento en torno a la figura del presidente. Dentro del espacio Cambiemos están migrando hacia la figura de María Eugenia Vidal, pero no hacia otro espacio político, por el momento”, concluyó.

La próxima medición se podrá conocer en julio, con otro contexto por el tema tarifas y ya diluida la euforia del mundial.