Breves
El presidente de la DPOSS, Guillermo Worman, dio detalles a Radio Universidad 93.5 de la obra de la planta de tratamiento de líquidos cloacales proyectada en margen sur, y adjudicada a la empresa Cóccaro Hermanos.
El presidente de la DPOSS, Guillermo Worman, dio detalles a Radio Universidad 93.5 de la obra de la planta de tratamiento de líquidos cloacales proyectada en margen sur, y adjudicada a la empresa Cóccaro Hermanos.

Planta sanitaria en Margen Sur comenzaría a fines de septiembre

El plazo de ejecución es de 24 meses y la dirección ya cuenta con los fondos. El anticipo financiero se abonará entre mayo y junio y la empresa adjudicataria deberá presentar el proyecto ejecutivo. La planta tendrá capacidad para tratar efluentes de la nueva urbanización prevista por el IPV y de toda la margen sur. También hay avances en Tolhuin, que para fin de año tendrá el 30% de la población conectada a la red de agua.

Río Grande.- El presidente de la DPOSS, Guillermo Worman, dio detalles a Radio Universidad 93.5 de la obra de la planta de tratamiento de líquidos cloacales proyectada en margen sur, y adjudicada a la empresa Cóccaro Hermanos.

El anuncio de la firma del contrato fue realizado el lunes y “para nosotros es una enorme satisfacción esta firma de contrato con la empresa que ganó la licitación pública para construir la nueva planta de tratamiento de líquidos cloacales, llamada planta sanitaria. La licitación fue ganada por Cóccaro Hnos., una empresa de Río Grande, y básicamente va a contratar mano de obra local, a los vecinos que viven en la zona”, dijo Worman.

“La oferta fue de 255 millones de pesos, de los cuales 230 millones son para construir la planta y el resto es para la operación durante dos años. Esta obra se va a desarrollar en 24 meses y va a estar operativa para la primera parte del año 2020. La misma empresa que construye, mientras dure la garantía de obra, va a tener la responsabilidad de poner en régimen esta planta. Está pensada para tratar los efluentes cloacales de una población de hasta 50 mil habitantes”, indicó.

Si bien estará emplazada en la margen sur, dijo que “tiene capacidad de absorber otros sectores de la ciudad, en la medida que los troncales deriven en esta planta”, como también la nueva urbanización que proyecta el IPV.

Recordó que “a través del IPV se hizo la compra de 60 hectáreas en la zona conocida como Cabo Peña o Cabo del Mar. El IPV compró con la idea de desarrollar casi tres mil soluciones habitacionales y, cuando hacemos viviendas, hacemos infraestructura para que cuenten con los servicios básicos de agua, cloacas, energía y gas. El ministerio del interior colaboró con los recursos para comprar estas 60 hectáreas y en esa sección va a estar emplazada esta planta, que da hacia el mar, con capacidad de absorber la demanda de la próxima urbanización que va a desarrollar el IPV y de todas las viviendas ubicadas en margen sur”, aseguró.

Apuntó que los fondos nacionales fueron transferidos “específicamente para comprar estas hectáreas y desarrollar la infraestructura para la construcción de viviendas. Las gestiones las llevó adelante la gobernadora y se va a desarrollar el plan más ambicioso de viviendas de la gestión”, remarcó.

En Ushuaia no se prevé adquirir tierras porque “el IPV tiene stock en el Pipo y no necesita adquirir más. En Río Grande no era así y por eso se realizaron gestiones a nivel nacional. Felizmente pudimos concretar la compra de tierras, la DPOSS no intervino en la compra y las tierras fueron tasadas por el Tribunal Nacional de Tasación”, dijo.

Respecto de la planta de margen sur, el paso siguiente será pagar a la empresa el anticipo financiero “del 20%, que probablemente lo tendrá acreditado entre 30 y 45 días, seguidamente la empresa presenta un proyecto ejecutivo para ser revisado y aprobado por la DPOSS, y luego se da el permiso de obra. Con el invierno por delante, seguramente la obra va a iniciar a mediados de septiembre o principios de octubre. A partir de ahí tiene 24 meses de ejecución”, expuso Worman.

“Nosotros tenemos los recursos depositados en una cuenta a nombre de la DPOSS para cumplir con los certificados que vaya presentando la empresa. Ya hablamos con el ingeniero Gustavo Cóccaro, hijo de Abel y uno de los directores de la empresa. Para fines de mayo o principios de junio estarían cobrando el anticipo financiero para empezar a hacer las tareas preliminares, la compra de parte de los insumos para llevar adelante la planta, y la presentación del proyecto ejecutivo de cómo se va a emplazar la planta, protegiendo los estándares ambientales que prevé la ley 55”, apuntó.

 

Saneamiento y salud

 

Por otra parte, se le consultó sobre los cambios en la capital fueguina a partir de las obras de saneamiento, que han tenido un impacto positivo en la salud de la población. “Hemos pedido dos informes, uno a la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la provincia, y este informe da cuenta de que entre el año 2016 y 2017 han disminuido en un 14% los casos de gastroenterocolitis en la ciudad de Ushuaia. Son básicamente pacientes atendidos en la Clínica San Jorge y el Hospital Regional. Después tenemos dos informes ambientales que dan cuenta de la presencia de mayor cantidad de aves en el espejo de la bahía Encerrada y progresivamente del ingreso de peces, algo que no sucedía porque la bahía Encerrada era un gran espejo de contaminación y esto se ha revertido. Después tenemos análisis químicos de la calidad del agua, que hacemos en tres laboratorios. Los últimos informes dan cuenta de la disminución en diez veces de los niveles de contaminación que teníamos en el año 2013, con los reportes que hemos tomado en los últimos días. Hay informes del Municipio de Ushuaia y todos dan cuenta de la reversión de la contaminación, básicamente porque ya no se vuelcan cloacas de manera indiscriminada en la bahía Encerrada, sino que son tratadas en la planta de Bahía Golondrina”, sostuvo.

 

Tolhuin con mejoras

 

También dio cuenta de las obras previstas en el corazón de la isla vinculadas con saneamiento. “La gobernadora en diciembre de 2016 puso en marcha una planta de tratamientos cloacales que había sido construida, funcionó un par de meses y después se abandonó. La planta se llama 1° de Junio, está construida muy cerca del centro de Tolhuin y hemos relocalizado una planta modular que estaba en Chacra XIII. La estamos refuncionalizando en este momento, está ubicada en el barrio Los Naranjos y va a estar operativa después del invierno. A su vez estamos ampliando la vieja planta que se había construido en la década del ’90, estamos ampliando la planta de agua y construyendo por primera vez las oficinas de la DPOSS en Tolhuin, porque alquilábamos una casa y no teníamos oficinas para atender al público. Esta construcción está en la entrada de Tolhuin”, precisó.

“Hemos terminado con la empresa PROALSA una obra muy importante que va a permitir ampliar el acceso al agua y cloacas a más del 30% de la población de Tolhuin. Esto permite que más de 540 familias que habitan la ciudad a fin de año puedan contar con red de agua y cloacas”, destacó.

Agregó que “están avanzadas las gestiones para el pavimento de la calle que vincula el lago Fagnano con Tolhuin y la idea es que después del invierno se pueda hacer esa obra, que va a mejorar la transitabilidad, con un cordón de doble circulación, por la ruta 3 yendo por arriba, y bajando por la ruta escénica hermosa que tiene la provincia, lindante con el lago Fagnano”.

En el predio del edificio Eolo se va a hacer una obra de refuncionalización. “Ya la provincia cuenta con presupuesto para cambiarle el destino a esta obra que quedó abandonada y hoy es un riesgo para la población que circula por ahí. Además se va a construir la sede de la Prefectura en la cabecera del lago Fagnano, por un convenio que ha firmado la gobernadora, y nos va a permitir hacer trabajos de monitoreo de las actividades y va a ayudar a la seguridad pública”, concluyó Worman.