Breves
Las organizaciones ambientalistas cantaron “Victoria” tras el anuncio.
Las organizaciones ambientalistas cantaron “Victoria” tras el anuncio.

Organizaciones ambientalistas celebraron decisión del gobierno

Nora Loeckemeyer, integrante de la ONG ambientalista Mane’kenk, celebró la decisión del gobierno de retirar el proyecto de extracción de áridos en la reserva costera. Habían colectado casi seis mil firmas a través del sitio Change.org; y ayer publicaron la novedad con el título de “Victoria”. Ahora esperan que se pueda trabajar en conjunto, “con la participación de los distintos actores”, para encontrar una salida que contemple “la dimensión económica y ambiental”.

“Hay mucha satisfacción por escuchar este anuncio público”, dijo ayer Nora Loeckemeyer por FM Del Sur, a poco de conocerse la decisión del Ejecutivo de retirar el proyecto de extracción de áridos de la reserva costa atlántica.

Consideró que las organizaciones y los especialistas que se reunieron en la mesa técnica jugaron un rol fundamental: “La semana pasada participamos de una reunión de la mesa técnica asesora de la reserva costa atlántica. El tema fue tratado allí y se concluyó en la necesidad de mantener la integridad de la reserva, es decir no darle curso al proyecto de ley; y la conveniencia de buscar alternativas para la extracción de áridos fuera de la reserva y fuera de la costa”, remarcó.

Explicó que “se analizaron los informes elaborados por expertos, en los cuales se recomienda buscar lugares fuera de la costa para la extracción, por los problemas de erosión que esto ocasiona”, ratificando que ninguno de esos informes había sido consultado antes de elevar el proyecto.

“Los vecinos de Río Grande conocen muy bien el problema y genera un gasto muy grande al erario público, sostenido por todos los vecinos, ya que los problemas de erosión obligan a la construcción y reconstrucción permanente de defensas. El planteo fue buscar alternativas, contemplando todas las dimensiones del tema, económicas y ambientales”, dijo.

Aclaró que “las asociaciones no tenemos ninguna posición extrema en la provincia y todos estamos a favor de poder ubicar una solución equilibrada y equitativa para todos. No lo era la que estaba planteada”, dijo de la propuesta del Ejecutivo ingresada a la Legislatura, y ahora espera “que esta vez se pueda trabajar, con la participación de los distintos actores”.

“La Universidad de Tierra del Fuego también ofreció su colaboración para la selección de los lugares y los mecanismos que correspondan para que esto sea posible. Nosotros llevamos nuestra preocupación a la mesa técnica por la manera en que surgió el proyecto, que de pronto estaba en la Legislatura y escuchamos que estaba por aprobarse rápidamente. La provincia tiene muchas instancias de participación y tratamiento de estos temas, como el Consejo Provincial de Medio Ambiente, la mesa técnica, y hay que darle el lugar que corresponde al debate de estos temas tan importantes para todos”, reclamó.

“En la provincia tenemos las capacidades para llevarlo adelante y es lo que corresponde. Por eso estamos satisfechos de que finalmente se haya encaminado el tema de esta manera. Se seguirá trabajando dentro de la mesa técnica de la reserva, si bien ya no es un tema específico de la mesa porque no tiene lugar dentro de la reserva”, dado que “el Poder Ejecutivo ha manifestado que la intención es seguirlo trabajarlo para lograr una definición equilibrada para todos”, indicó.

“Para las asociaciones lo mejor no es estar trabajando para frenar o alertar sobre determinadas situaciones que complican nuestro medio ambiente, sino en lo propositivo, en llevar adelante proyectos”, sostuvo Loeckemeyer, y recordó que Mane’kenk tiene distintos proyectos en materia de áreas protegidas. Junto con otras asociaciones se está trabajando en la creación del área protegida Península Mitre. Tuvimos un trabajo importante en la primera mitad del año y ahora lo estamos retomando, porque consideramos necesario tomar una definición sobre la protección de esta área tan importante para la conservación de nuestro patrimonio cultural y natural. Hay que tomar decisiones en el corto plazo, porque es una zona que tiene problemas ambientales importantes. Por otro lado, está abandonada, hay pérdida de nuestro patrimonio cultural a raíz de esto, y entendemos que hay posibilidad de que el área aporte a la economía de la provincia a través de actividades que se han identificado como posibles, como es el turismo de naturaleza”, manifestó.

Finalmente agradeció “a todos los que desde su lugar han acompañado la petición. Fueron más de seis mil firmas. Hubo un trabajo muy importante de personas en Río Grande, como Luis Benegas que es un naturalista que viene trabajando muchísimo en temas de conservación de naturaleza; y a todas las entidades, las agrupaciones, y a los comunicadores que le hacen llegar a la gente estos problemas para su conocimiento, y contribuyen a que puedan resolverse favorablemente”.

La campaña de recolección de firmas queda sin efecto y se informará sobre el resultado del trabajo realizado. Desde su página web, la asociación había puesto a disposición la planilla para descargar y presentar a los legisladores, que logró colectar casi seis mil firmas en poco tiempo a través de Change.org. En ella se expresa la postura frente al asunto N° 329 /2017- Proyecto de Ley modificando el artículo 1 de la Ley Provincial 415-, “mediante el cual la Gobernadora de Tierra del Fuego propone modificar los límites de la Reserva Costa Atlántica, reduciéndola drásticamente en su extensión y provocando una fragmentación del corredor biológico que la misma conforma”.

En el texto se indica que “la Reserva Costa Atlántica de Tierra del Fuego fue establecida en primera instancia en el año 1992, mediante el Decreto Provincial N° 2202 / 92, con el principal objetivo de conservar las aves playeras migratorias y sus hábitats. La misma abarca el sector de costa comprendido entre Cabo Nombre al norte de la Bahía San Sebastián y la desembocadura del Río Ewan, con una extensión aproximada de 220 km”.

Agrega que “ese mismo año fue incorporado como Sitio Hemisférico a la Red Hemisférica de Reserva para Aves Playeras, programa destinado a la protección de las aves migratorias y sus hábitats” y que “en el año 1998 de dictó la Ley Provincial N° 415 por la cual se crea la Reserva Costa Atlántica de Tierra del Fuego, bajo la categoría de manejo de ‘Reserva Costera Natural’. Dicha categoría se encuentra comprendida dentro de lo que la Ley Provincial N° 272 establece como áreas de aptitud productiva controladas técnicamente por el Estado”.

“Por su importancia a nivel internacional en la conservación de las aves playeras migratorias y sus hábitats, la Reserva fue incorporada en septiembre de 1995 a la Lista de Humedales de Importancia Internacional establecida por la Convención RAMSAR, a la cual adhirió el Estado Argentino mediante Ley N° 23919”, por lo cual “todos los órganos del Estado deben respetar las obligaciones asumidas por el Estado Argentino por medio de la firma y ratificación de convenios internacionales. Esto implica que, al momento de legislar, no sólo deben tenerse en cuenta los preceptos incluidos en la Constitución Nacional y Provincial, sino también realizar una comparación entre el derecho local y el supranacional, a fin de velar por el efecto útil de los instrumentos internacionales”.

“La Provincia de Tierra del Fuego y el Estado Nacional asumieron compromisos a raíz de la incorporación de la Reserva Costa Atlántica de Tierra del Fuego a la Convención Ramsar. Por ende, cualquier modificación que se pretenda sobre el área vulnera los principios establecidos en la Convención Ramsar, a la cual el Estado Argentino adhirió en todos sus términos (Ley N° 23019, Decreto N°664/1991, Ley N°25335 y Resolución 776/2014). De acuerdo a dicha Convención, la reducción en la superficie del sitio sólo podrá tener lugar por motivos de urgencia nacional y dicha modificación debe ser informada, fundamentada y compensada a través de la protección de otras superficies de importancia para las aves acuáticas (Artículo 2 inc. 6, Art. 3 inc. 2 y Art.4 inc.2 del texto de la Convención Ramsar 02.02.1971)”.

Por lo expuesto, se solicitaba “a los señores Legisladores que no se modifiquen los límites de la Reserva Costa Atlántica de Tierra, establecidos por Ley Provincial N° 415. Se destaca en relación al fundamento expuesto, que en la presente nota sólo se cita, por la urgencia de la comunicación, el que posee carácter supranacional, encontrándose en elaboración un documento donde se detallan los numerosos fundamentos que sustentan el rechazo al Proyecto de Ley contenido en el asunto 329/ 2017”.

Ayer fue actualizada la publicación con el título “¡Victoria!”, y la noticia del retiro del proyecto, confirmada por el secretario Mauro Pérez Toscani.