Breves
El propietario de la distribuidora mayorista Maxiconsumo Victor Fera, además fábrica de alimentos de reconocidas marcas como Marolio y Molto, confirmó a Radio Universidad 93.5 la decisión de abrir una sucursal en Ushuaia y otra en Río Grande en el corto plazo.
El propietario de la distribuidora mayorista Maxiconsumo Victor Fera, además fábrica de alimentos de reconocidas marcas como Marolio y Molto, confirmó a Radio Universidad 93.5 la decisión de abrir una sucursal en Ushuaia y otra en Río Grande en el corto plazo.

Nuevo supermercado quiere instalarse en Tierra del Fuego a precios más económicos

El propietario de la cadena mayorista Maxiconsumo confirmó la decisión de abrir dos sucursales en Tierra del Fuego, una en Ushuaia y otra en Río Grande. Además de la venta mayorista, son fabricantes de alimentos de primera necesidad, de las marcas Marolio y Molto, por lo que pueden ofrecer precios notablemente inferiores. “Nosotros trabajamos para que nos vaya bien a nosotros y al país”, sostuvo Fera, y cargó contra el monopolio de los supermercados, que no dejan entrar sus marcas para impedir la competencia. Anticipó precios a valor continente en la provincia y un desarrollo de comercios minoristas como consecuencia directa, que generará movimiento económico. Respecto del lobby de alguna cadena para impedir su radicación, le restó importancia, confiado en que tanto la gobernadora como los intendentes “están interesados en que bajen los precios”. Además indicó que demandará una inversión de 250 millones de pesos en ambas ciudades.

El propietario de la distribuidora mayorista Maxiconsumo, además fábrica de alimentos de reconocidas marcas como Marolio y Molto, confirmó a Radio Universidad 93.5 la decisión de abrir una sucursal en Ushuaia y otra en Río Grande en el corto plazo.

La empresa mayorista existe desde el ’93 como Maxiconsumo, pero Víctor Fera trabaja en el rubro “hace casi 50 años”, dijo, y precisó que cuentan con sucursales “en Salta, Tucumán, Córdoba, Mendoza, San Luis, Misiones, Chaco, provincia de Buenos Aires, Capital Federal, Santa Fe. Como nuestros productos no están en el sur, queremos estar aquí. Son productos de altísima calidad a un precio muy por debajo de otras marcas, porque nosotros trabajamos para que nos vaya bien a nosotros y al país”, sentenció.

Aseguró que desde hace tiempo miran a la Patagonia, donde el costo de los alimentos es altísimo en comparación con otras jurisdicciones, y particularmente en Tierra del Fuego.

“Hace un tiempo la gobernadora se comunicó con nosotros por intermedio del (ex) Secretario de Comercio -Javier Calisaya-. Tuvimos una reunión con la gobernadora y el secretario y tomamos una decisión definitiva. Ahora estamos en tratativas para buscar local e instalaciones para radicarnos en la zona”, indicó.

La empresa tiene 32 sucursales, y se está por inaugurar la número 33 en estos días. Incluye “actividad industrial, distribución a mayoristas, supermercados, es una empresa conformada no sólo comercialmente sino que industrialmente”, subrayó Fera, dado que abastecen a grandes cadenas como Jumbo y Walmart, además del comercio minorista, y en otras no pueden entrar porque se busca “evitar la competencia”.

“Somos mayoristas e industriales, porque hacemos fideos, arroz, producimos tomates, duraznos, arvejas, una cantidad de productos importantes de primera necesidad. Normalmente atendemos comercios, que es lo más fuerte, y a un cierto tipo de cliente que es consumidor final y compran una determinada cantidad de mercadería que les justifica venir a comprar. No son compras de 200 pesos, sino mucho mayores y en general no son clientes nuestros, sino que son los clientes de las grandes cadenas de supermercados que deciden comprar al por mayor, porque si gastan 3000 pesos en nuestro local, en el supermercado les cuesta 5000 pesos”, dijo de la nueva modalidad que se ha tomado en otros puntos del país, donde el vecino común se organiza para comprar en una distribuidora y abaratar costos.

Respecto de la composición de la empresa, dijo que “es una sociedad familiar. Somos administradores para nuestros nietos y para que el país produzca y le vaya bien. Acá no hay un tema propietario”.

 

Mano de obra empleada

 

Consultado sobre la mano de obra ocupada en total, dijo que “con industria incluida, en el país tenemos unos dos mil empleados fijos y unos dos mil quinientos trabajadores temporarios” y no descartó en el mediano plazo la fabricación de alimentos en Tierra del Fuego.

“Todavía no lo estamos pensando, pero todo lo que podamos hacer en desarrollo que sea bueno para el país y nuestra empresa, lo vamos a hacer. No es un tema que vamos a descartar. Por ahora no, pero no puedo decirlo a mediano plazo. Si podemos desarrollarnos más, no tenemos duda en hacerlo. Lo que nos interesa es que se desarrolle el país. No queremos más hambre, más miseria, no queremos que el 30 por ciento de la gente no tenga para comer y los políticos miren para otro lado”, enfatizó.

 

El fantasma del lobby

 

Consultado sobre las versiones de un lobby en contra de Maxiconsumo por parte de una cadena de supermercados, que pondría trabas a su radicación, le restó importancia y ratificó la decisión de instalarse “tanto en Ushuaia como en Río Grande. Hasta ahora no tenemos inconvenientes, estamos buscando tierra, tenemos un buen apoyo de las Municipalidades, porque hemos mantenido reuniones con los intendentes, y estamos buscando la ubicación, para hacer algo como corresponde. En Río Grande hay mucha tierra y no hay problemas; en Ushuaia hay poca y se maneja de otra manera, pero estamos trabajando para resolverlo”, dijo.

Apuntan a terrenos “de una hectárea o una hectárea y media”, donde edificarán las instalaciones para comenzar a trabajar de inmediato. “Una vez que tengamos la tierra, la demora es el plazo de obra. Si conseguimos algo hecho, por ahí llegaríamos a fines de 2017”, deslizó, teniendo en cuenta el contacto que se había comenzado a realizar con la Cooperativa Renacer, para usar parte de las instalaciones.

Ante la insistencia sobre el rumor de lobby en contra por parte de un supermercado al que ya le ha dado batalla en otras declaraciones públicas, expresó que “no se imagina que haya una cadena de supermercados en la zona que pueda hacer lobby, porque no estaríamos hablando de gente honesta. No tengo ni idea de quién puede ser esta cadena. No puedo afirmar nada de esto y, si ocurriera, hay que avisarle a Carrió”, ironizó por su vinculación con el gobierno.

Puntualmente sobre el caso de La Anónima, que pudo adquirir y establecer su sucursal en Tolhuin a un bajo costo que le facilitó el Municipio, y con la ayuda de uno de los créditos del Bicentenario, insistió en que “de chusmerío no puedo decir nada. Pero, por lo que dicen, están con todos los gobiernos, porque esa era la época kirchnerista y ahora son amigos de estos”. Si hizo eso del crédito, está bien. Lo que no dijo es qué precios iba a cobrar, porque con la plata de la provincia, de la gente y de los impuestos ajenos, también se hacen grandes promociones. Es la plata de todos y yo no llamo esto un empresariado, sino especuladores comerciales”, disparó.

En caso de haber un lobby para eliminar un competidor que puede bajar los precios de los alimentos, reclamó acelerar las gestiones a la clase política: “Si esto es así, sería bueno que le pidan a la gobernadora y los intendentes qué podemos hacer para que entremos más rápido y bajen los precios. A nosotros nos están atendiendo de maravillas y no podemos decir nada, pero si podemos hacerlo más rápido, mejor. Estoy seguro de que ellos estarán convencidos de que hay que bajar los precios”, barajó.

“Nosotros vamos a hacer lo posible para que bajen los precios en el sur del país. Si hay lobby o no hay lobby, no importa. Los lobbies se terminan, porque la gente sabe quién es cada uno”, sentenció.

 

Inversión y desarrollo

 

En cuanto a la inversión proyectada para construir las sucursales, dijo que prevén unos 250 millones de pesos y la mano de obra a ocupar “ronda los cien empleados”, pero aclaró que no es tan importante la mano de obra directa sino “el desarrollo que va a producir por los minoristas que van a empezar a crecer. Hasta ahora no había mayoristas y esto lo vimos en otros lugares. A lo mejor pueden surgir otros mil locales de negocios minoristas de venta al público y esto trae un desarrollo de camiones, de fletes, de mano de obra y va a ser muy importante para la provincia”, destacó.

Observó que “las grandes cadenas de supermercados toman cien empleados y eliminan doscientos”, por la competencia con los minoristas. “Son una gran cantidad de fábricas de pobres. Por eso es que se combate al mayorista y a la pequeña y mediana industria, para que los monopolios concentrados puedan fabricar pobres. Ese es su destino. Pero no tengan ninguna duda de que van a tener los precios del continente acá. Si van a Misiones, tienen el mismo precio que en Buenos Aires, lo mismo en Tucumán, en Salta. Tenemos una sola lista de precios a nivel nacional, cuando los supermercados se ahorran el IVA y un montón de cosas, y eso se lo guardan”, fustigó.

Lo cierto es que Víctor Fera prevé estar en la provincia “a fines de agosto” y corre el tiempo de descuento para un desembarco que puede cambiar la realidad de la canasta alimentaria fueguina.