Breves
Anoche hubo un triple choque en pleno centro.
Anoche hubo un triple choque en pleno centro.

Noche accidentada en Río Grande

Por los menos tres accidentes se registraron en pocas horas en Río Grande. El más espectacular involucró a tres vehículos en la intersección de San Martín y 11 de Julio, donde uno de los autos terminó impactado contra una columna.

Por lo menos tres choques se registraron en esta ciudad desde la tarde noche de este martes.

El primero ocurrió pasadas las 16:00 horas de este martes y tuvo lugar en el puente General Mosconi cuando una camioneta marca Toyota RAV-4, dominio MMP 915, circulaba por dicho puente en dirección hacia el centro.

Aparentemente, el conductor de la camioneta tuvo que realizar una maniobra, ya que se le habría interpuesto una motocicleta y debió frenar. Esta maniobra no fue divisada por la persona que guiaba un rodado marca Chevrolet Tracker de color gris. Este último término impactando de lleno en la parte trasera de la camioneta antes mencionada.

Un menor de dos años que circulaba en la RAV-4 fue trasladado al hospital de manera preventiva.

El transito permaneció cortado por varios minutos, intervino en el lugar personal de la Comisaría Cuarta y de Tránsito del Municipio de Río Grande.

Más tarde una nueva colisión se produjo en la intersección de la avenida San Martín y calle Perú.

En esta oportunidad los protagonistas fueron una camioneta Dodge Journey, dominio ORE 344, la misma procedió a detenerse en el semáforo que se encuentra en dicha intersección. Pero por razones que se desconocen un vehículo Ford Ka, patente LAB 676, que circulaba detrás de la camioneta no pudo frenar a tiempo y termino chocando al primer rodado.

En vehículo Ford Ka era conducido por Guillermo Andrés González, en la parte trasera se encontraba viajando un bebe, el que fue trasladado al hospital por presentar un golpe en su frente. En el otro vehiculo los ocupantes resultaron ilesos.

Finalmente anoche, tres vehículos protagonizaron una colisión en la esquina de San Martín y 11 de Julio, que al juzgar por el estado en que quedaron estos rodados, tuvo que ser muy fuerte. No trascendieron los datos de los ocupantes ni el estado de los mismos.

Dos de los tres vehículos eran un Ford Kuga color negro, patente NZK 134 y un

Volkswagen Vento también color negro, patente IRQ 056.