Breves
La presidente de la obra social estatal, Mariana Hruby, dio detalles de los avances en la regularización de la situación  crítica de la OSEF, a partir de la asistencia del gobierno y de las medidas correctivas que se están encarando en forma interna.
La presidente de la obra social estatal, Mariana Hruby, dio detalles de los avances en la regularización de la situación crítica de la OSEF, a partir de la asistencia del gobierno y de las medidas correctivas que se están encarando en forma interna.

“Más del 60% de la deuda con prestadores se ha cancelado”

La presidente de la OSEF, Mariana Hruby, valoró la asistencia del gobierno con un aporte no reintegrable de 255 millones, más un adelanto superior a los 80 millones correspondiente a los aportes regulares. Indicó que la deuda heredada con los prestadores era de 500 millones y se ha cancelado más del 60%. El déficit de la entidad rondaba los 40 millones en mayo cuando asumió el cargo, y con el cierre de agosto se hará una nueva evaluación para verificar cuánto disminuyó, a partir de distintas medidas correctivas que se fueron tomando. Uno de los objetivos centrales es reabastecer la farmacia, y se está cancelando deuda con los laboratorios para “recuperar credibilidad”. También  hubo una cancelación significativa de la deuda por aportes de pensionados RUPE, que era de 280 millones en la gestión anterior.

Río Grande.- La presidente de la obra social estatal, Mariana Hruby, dio detalles por Radio Provincia de los avances en la regularización de la situación  crítica de la OSEF, a partir de la asistencia del gobierno y de las medidas correctivas que se están encarando en forma interna.

“Cuando asumí había casi 500 millones de deudas con proveedores y prestadores, de septiembre y octubre del año pasado. Esto lo hemos subsanado con la ayuda que nos dio el gobierno, y tenemos en circulación expedientes de mayo, junio y julio pendientes de pago por cuestiones administrativas, no por falta de fondos”, dijo.

“He hablado con todos los prestadores de Ushuaia, viendo cada reclamo y situación particular, y las fuimos solucionando. Son muchas las demandas que tenemos tanto de afiliados como de médicos”, aseguró.

Informó que fueron 300 millones los fondos transferidos en las últimas semanas por el gobierno a la obra social, destinados a pagar deudas, de los cuales 255 millones no son reintegrables. “Estamos en proceso de pago, pero más del 60% de la deuda se ha cancelado. Casi el 60% de los expedientes que estaban en la tesorería hoy se han cancelado y eso es muy importante. Seguimos negociando con prestadores, porque es todo un proceso, y también hay cuestiones administrativas, porque hay que modificar convenios, normas, y estamos trabajando en eso”, aseguró.

No pudo precisar cuánto resta por pagar, porque “hay expedientes muy grandes, como los del hospital Italiano y Británico de Buenos Aires. Los fondos los tenemos pero hace dos semanas estoy esperando los bolsines de Buenos Aires y han cancelado vuelos dos veces. Se demora por eso y no es una cuestión interna”, aclaró.

 

Aumento para prestadores

 

Consultada sobre la posibilidad de otorgar un aumento a los prestadores, lo descartó por este año. “Esto está más difícil porque nosotros manejamos un presupuesto y hoy no tengo presupuesto para dar un aumento de valores. Estamos en conversaciones sobre eso y es un poco más complicado. Los prestadores tienen que entender que venimos de una situación financiera grave, de la cual estamos saliendo, y todos tienen que poner algo”, pidió.

“Somos la obra social más grande de la provincia y tenemos más del 33% de la población, que es un número importante para cada prestador. No podemos poner todo sobre nuestros hombros o el de los afiliados”, planteó la funcionaria.

“Nuestro presupuesto está reconducido desde hace tres años y este año no podemos hablar de aumentos, porque funcionamos de acuerdo a un presupuesto. En años anteriores se fueron aplicando porcentajes escalonados, y este año ya estamos trabajando en el nuevo presupuesto”, dijo.

 

Aportes del gobierno al día

 

Respecto de los aportes y contribuciones, indicó que “hay algunos entes que están un poco atrasados y estoy generando compromisos de pago. Nos hemos defendido con los aportes del gobierno, que nos han sostenido estos últimos meses, porque son los mayores aportantes y el gobierno se ha  comprometido mucho con la obra social. El resto no es significativo en la gran masa de aportes, porque el mayor aportante es el gobierno provincial. Son 89 millones y ellos vienen aportando bien, están al día y forma parte de la ayuda que nos dieron, porque nos adelantaron los aportes de este mes más los 255 millones de la ayuda financiera, que no son reintegrables”, destacó, y agregó que el aumento que comenzó a pagar el gobierno a los trabajadores “también va a tener un impacto y lo vamos a ver el siguiente mes”.

 

¿Déficit en baja?

 

Consultada sobre el déficit de la obra social, recordó que “en mayo cuando recién ingresé, fue uno de los primeros informes que pedí y el déficit era de 40 millones mensuales. Hemos hecho una auditoría interna muy fuerte para ajustar esto y ver dónde estaba la fuga de capitales. Hay un déficit estacional y, con las medidas internas que estamos tomando, esperamos modificar y controlar más los convenios, como también la compra de medicamentos. Hemos pedido un control de expedientes internos, y a fin de mes vamos a parar de vuelta para ver qué monto de déficit manejamos ahora”, adelantó.

En cuanto al pedido del Tribunal de Cuentas para que se realicen licitaciones públicas, aseguró que lo pondrán en marcha. “En realidad el pedido fue para contratar medicamentos y lo vamos a implementar, porque para servicios médicos no se puede licitar y son bajo convenio. Se pueden hacer licitaciones por insumos, por cosas materiales. Nosotros tenemos una ley de contratación directa para la compra de medicamentos, y los laboratorios nos dan importantes descuentos por comprar en forma directa, pero teníamos cuentas suspendidas por falta de pago. Recuperar la credibilidad de los laboratorios va a ser un poco difícil pero estamos hablando con el Laboratorio del Fin del Mundo y hay varios proyectos dando vueltas”, dijo.

“Estamos en un proceso de restablecer las cuentas y hace unos días que estoy cancelando deudas con laboratorios. Nuestro objetivo es volver a abastecer la farmacia, controlar nosotros los medicamentos y lo vamos a hacer a través de la compra por licitaciones para estar abastecidos y que al afiliado no le falte la medicación de alto costo. Todavía es muy reciente. La semana que pasó recién estuvimos pagando a laboratorios”, observó.

“El desfinanciamiento viene desde agosto del año pasado y el gobierno nos ha dado esta ayuda hace poco más de una semana. Yo no me hago cargo de otras gestiones sino desde que estoy. El gobernador se comprometió a ayudarnos y de hecho lo hizo.  Ahora tenemos que empezar a manejar bien la obra social, por eso estamos con modificaciones internas, de circuitos administrativos, normas de auditoría, licitaciones. Es complejo todo el sistema interno pero lo tenemos que agilizar. Juega mucho el factor humano y hay muchos empleados que nos están ayudando”, afirmó.

 

Gerenciamiento descartado

 

Consultada sobre el cambio de modelo de la obra social, descartó de plano el gerenciamiento y las modificaciones pasan por hacerla “más ágil y eficiente. Estoy convencida de que se puede. El gobierno ya tiene el expediente online y es difícil cambiarle la cabeza a la gente de que todo tiene que ser online. Seguramente va a haber errores, pero es un proceso de cambio. El gerenciamiento no se está evaluando bajo ningún punto de vista. No salió de acá y ni siquiera tenemos ese lineamiento como funcionarios del gobierno”, manifestó.

“El cambio viene por agilizar. No podemos salirnos de las normativas que tenemos que cumplir, pero podemos agilizar y hacer muchas cosas, para aggiornar los sistemas. Las personas mayores ya están manejando mails, correos, whatsapp, y los vamos a ayudar, porque uno tiene que colaborar con el afiliado”, dijo.

 

Pago de deudas RUPE

 

Otro punto que se está regularizando es el pago a la obra social por las prestaciones RUPE, ante una deuda heredada de 280 millones. “Con respecto al año anterior nos vienen pagando expedientes y hace poco entró un pago de 12 millones, así que vienen cumpliendo. Las prestaciones no están al día porque nos deben bastante, pero la deuda era muy grande y vienen cancelándome expedientes, así que vienen bien. Antes no se hacía, la deuda total del año pasado era de 280 millones y la han ido cancelando. Venimos trabajando bien en ese sentido. Antes de la ayuda financiera también los pagos de los expedientes RUPE me salvaban bastante”, indicó.

Finalmente se refirió a las derivaciones y señaló que “no se ha negado ninguna derivación y ha salido todo lo que era urgencias, pero viendo toda la situación de la pandemia. Hemos tenido evacuaciones sanitarias, hemos mandado gente derivada en los vuelos que han salido y no se ha restringido al máximo. Significativamente han sido muchas menos, porque han bajado las derivaciones para controles y ahora estamos reforzando la parte de auditoría de la obra social y se verá cada caso en particular”, concluyó.