Breves
Identificacion

Río Grande

Malestar por identificación policial a los agentes municipales

El intendente Gustavo Melella lamentó las situaciones que se vienen sucediendo en los últimos meses y que involucran a la policía pidiendo datos e identificando a trabajadores municipales en la vía pública. “Es una lástima que la Policía esté controlando a personal de obras públicas primero y ahora a inspectores de tránsito, servidores públicos con quienes muchísimas veces comparten tareas”, advirtió.

 

 

El último episodio tuvo lugar en el Colegio Soberanía Nacional, donde inspectores de tránsito que acompañaban a alumnos en una actividad de educación vial fueron interrogados e identificados por dos agentes policiales.

 

“Es una lástima que la Policía esté controlando a personal de obras públicas primero y ahora a inspectores de tránsito, servidores públicos con quienes muchísimas veces comparten tareas cuando se realizan operativos o cuando ocurre alguna situación que requiere intervención”, dijo el jefe comunal.

 

“La policía está para otras cosas, no para esto” recalcó y agregó que “preocupa que en lugar de perseguir delincuentes como es su función hagan este tipo de cosas con gente que está haciendo su trabajo”.

 

Asimismo, Melella aseguró que “el Comisario de la zona se comunicó conmigo para pedirme disculpas y para aclarar que él no había dado esa orden” aunque reconoció que “ninguna autoridad política ni de la cúpula mayor de la policía nos ha dado ningún tipo de explicación acerca de quién ordena estos procedimientos ni por qué lo hace”.

 

Finalmente, el Intendente indicó que “estaré enviando una nota formal al Jefe de la Policía provincial para pedirle explicaciones de estos sucesos y pensaremos algunas medidas para que nuestros empleados no se sientan perseguidos o amenazados”.

 

“Un inspector de tránsito trabaja codo a codo con un policía. Esta situación es enfrentar a vecinos. Si el Gobierno de la Provincia tiene el lema Tierra de Unión tiene que buscar justamente unir y no dividir”, concluyó.