Breves
Estela2

Honoris Causa

Estela de Carlotto fue homenajeada en la UNTDF

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, recibió el título de “Honoris Causa” que le otorgó la Universidad Nacional de Tierra del Fuego. Es el primero que se entrega de su tipo. Después de la entrega, Carlotto hizo un repaso por sus más de 40 años de lucha en el marco de las Abuelas de Plaza de Mayo.

 

 

El acto estuvo encabezado por las autoridades de la UNTDF y contó con la presencia de funcionarios municipales de Río Grande y Ushuaia, concejales de las tres ciudades, dirigentes gremiales y público en general. El aula donde se realizó el homenaje desbordó y Estela de Carloto fue reconocida con cerrados aplausos en varias oportunidades, a lo largo de todo el evento.

 

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo hablo a los presentes luego de una representante de la conducción nacional de la CONADU y del rector de la Universidad, Juan José Castelucci. Carlotto comenzó expresando su emoción y agradeciendo el reconocimiento, pero advirtió que “no es solo para mí, sino para todas mis compañeras las Abuelas de Plaza de Mayo”.

 

Dijo que llevan adelante “una tarea que tiene más de 40 años” que no se hubiera concretado “si no nos hubiéramos juntado, porque estábamos buscando a dos generaciones, los hijos y los nietos”. Luego se refirió a su experiencia con la desaparición de su hija Laura, como se vivió en la familia, la recuperación de sus restos y los inicios de Abuelas.

 

“Por eso seguimos bregando por esas tres palabras que son memoria, verdad y justicia”, dijo Estela de Carloto.  Asegurando  que la tarea que realizan “va a terminar solo el día que se sepa dónde está cada uno de los 30 mil desaparecidos”, afirmó.

 

Estela reivindico el rol de padres y abuelos, durante la dictadura, indicando que las mujeres eran quienes aparecían públicamente por una cuestión estratégica, pero señalando que también los hombres jugaron un papel importante. También repaso el intento de asesinato que sufrió en el año 2002 y destacó que “nunca” dejaron de luchar, por la aparición de los nietos y por el esclarecimiento de lo sucedido con sus hijos.

 

Durante su alocución hubo distintos pasajes de mucha emoción y el reconocimiento de los presentes se hizo notar en reiteradas ocasiones. Finalmente destacó el rol de los nietos en la propia organización y se refirió a su propio nieto, mencionando que pide “vivir mucho, para seguir abrazándolo” y concluyó señalando que lo sucedido durante la dictadura no debe “volver a ocurrir, nunca más”.