Breves
Pereyra aclaró que “lamentamos que el señor Worman no cuente con la información precisa. Ellos dicen que el fideicomiso no cuenta con el certificado de recepción provisoria de obra, y esto es erróneo”.
Pereyra aclaró que “lamentamos que el señor Worman no cuente con la información precisa. Ellos dicen que el fideicomiso no cuenta con el certificado de recepción provisoria de obra, y esto es erróneo”.

“El reclamo se basa en una exigencia netamente económica al municipio”

El ingeniero Cristian Pereyra, a cargo de la Dirección de Obras Sanitarias del Municipio de Río Grande, salió al cruce de las “desacertadas” declaraciones del titular de la DPOSS, Guillermo Worman, en las que el funcionario provincial denunció que el municipio nunca informó formalmente sobre la finalización de la obra de la nueva planta potabilizadora de la ciudad. Además remarcó que “no existen antecedentes en obras ejecutadas a través del fideicomiso en que se haya realizado ningún reclamo con respecto a la titularidad de la obra”.

Río Grande.-  El ingeniero Cristian Pereyra, responsable de Obras Sanitarias del Municipio de esta ciudad, indicó que “lamentablemente nos sorprendió ayer una serie de declaraciones por parte de funcionarios del gobierno. En particular y para que la gente lo entienda, el reclamo se basa en un reclamo económico al municipio”, evaluó.

“Esto se desprende de un pedido de actualización del valor de la planta potabilizadora, de otro pedido al ministerio de economía para saber los pasos a seguir. Es lamentable que nuevamente la provincia pretenda avanzar sobre la economía del municipio, y es plata de cada uno de los vecinos” lamentó el funcionario.

En relación a la supuesta documentación que el ministro Worman indicó que no se entregó, Pereyra aclaró que “lamentamos que el señor Worman no cuente con la información precisa. Ellos dicen que el fideicomiso no cuenta con el certificado de recepción provisoria de obra, y esto es erróneo” reveló, a lo que agregó “desde este Municipio se envió esa documentación, y si lo requieren será enviado de nuevo”, subrayó.

“Por otro lado, también lamentamos que desde la provincia se esté solicitando una recepción definitiva, cosa que no corresponde. Porque se trata de una obra que tiene un plazo de garantía de dos años. Durante este periodo. Nosotros tenemos la obligación de hacer cumplir ese plazo de garantía, y hasta que no se venza no se puede expedir un certificado de recepción definitiva. Si desde gobierno desconocen esto, es lamentable, pero es un tema de ellos”, disparó.

Sobre las declaraciones referidas a que no hubo un acto formal de inauguración, Pereyra coincidió con la declaraciones del Secretario de Finanzas del Municipio, Oscar Bahamonde donde, al señalar que “pareciera que les preocupa más la foto en la planta cortando la cinta, que la solución definitiva del problema del agua, que eso es lo que a nosotros nos ocupa y es por lo que hemos trabajado. Para la gestión del intendente Melella lo más importante es solucionar a los vecinos sus problemas, no posar para las fotos en grandes actos de inauguración de obras”.

Pereyra agregó que “esta problemática del agua se pudo resolver gracias al gran esfuerzo de los vecinos de la ciudad, porque se tuvo que usar fondos propios del municipio para que la obra no se detenga. De hecho, de los 110 millones que costó la planta, 60 millones puso este municipio, para garantizar la continuidad de la obra y que hoy los vecinos puedan tener agua en sus casas”.

Finalmente, el funcionario municipal insistió en que “no puedo entender cuál es el reclamo que hacen a este municipio. Recordemos que el terreno fue donado al municipio. Recordemos que este municipio hizo con fondos propios el tendido eléctrico para que la planta pueda tener la energía que necesitaba para bombear agua a la ciudad, y además no existen antecedentes ni precedentes en obras ejecutadas a través del fideicomiso en que se haya realizado ningún reclamo con respecto a la titularidad de la obra” sentenció.