Breves
El ex gobernador José Estabillo fue consultado sobre los rumores de su candidatura a diputado nacional, que no fue descartada por el sector de Mónica Urquiza, tras conversaciones informales que se habrían dado en el MPF.
El ex gobernador José Estabillo fue consultado sobre los rumores de su candidatura a diputado nacional, que no fue descartada por el sector de Mónica Urquiza, tras conversaciones informales que se habrían dado en el MPF.

Después de muchos años Estabillo vuelve a la escena política para decir no

El ex gobernador José Estabillo dio marcha atrás con los rumores de su candidatura a diputado nacional, tras la decisión de la convención del MPF de avanzar con una alianza. Expuso que en “charlas informales” se planteó liderar una lista si aportaba a la unión del partido, pero ante la votación de la convención, dijo que no tiene ganas “de ir a pelear con ningún adversario del MPF. Yo podría haber sido un factor de unidad de todo el partido, en reconocimiento a la trayectoria”, sostuvo.

El ex gobernador José Estabillo fue consultado por FM La Isla sobre los rumores de su candidatura a diputado nacional, que no fue descartada por el sector de Mónica Urquiza, tras conversaciones informales que se habrían dado en el MPF.

Tras la votación de la convención el pasado viernes, a favor de una alianza y particularmente con el radical Federico Sciurano, prácticamente descartó esa posibilidad. “Yo creo que no hay que tenerle miedo a las alianzas ni asustarse por eso, en la medida que el MPF no pierda aquellos valores que le quiere imponer a una alianza. Una alianza por el cargo mismo no sirve, una alianza que tiene un contenido, donde se establecen objetivos para Tierra del Fuego, no me parece malo, me parece bien”, aprobó.

Ante la defensa de la identidad partidaria, observó que “el MPF solo a nivel nacional no tiene una identidad, porque es un partido provincial que siempre ha estado tratando de tener la mejor relación con el gobierno nacional. De hecho, está demostrado que algunos senadores nuestros siempre acompañaron proyectos nacionales, a cambio de algunos gestos de la nación hacia la provincia”.

Ahora queda ver “cómo se instrumenta este acuerdo y qué fija el partido como condición. Si surge un candidato del MPF en un estamento nacional como la diputación o la senaduría, primero no hay que perder la condición de partido provincial; segundo, debe acompañar las leyes de contenido federal; y tercero, hay que oponerse a las leyes que pueden estar lesionando los intereses de la provincia. Es muy simple”, aportó como receta.

Consultado sobre la importancia de que encabece la alianza un dirigente del MPF o un extrapartidario, no le dio mayor importancia. “Evidentemente la primera figura siempre es la que está representando esa alianza y ese contenido, pero no sé qué modificación podría producir que vaya uno u otro. Yo apoyo el concepto de que una alianza no tiene que ser un elemento perturbador para la vida del MPF, en la medida que la alianza sea sana. Habrá que ver en el tiempo si la alianza se dio por su contenido o fue para repartirse algún cargo”, planteó.

 

Las PASO

 

Respecto de la posibilidad de resolver las diferencias en las primarias, consideró que “las PASO son sanas, porque aparecen muchos candidatos y obviamente el más votado va a representar cada partido político. Si un sector del MPF va a acompañar a un candidato de otra fuerza política, habrá que ver cuántos votos va a arrastrar esa alianza de afiliados al MPF, si es que el MPF no lleva un candidato propio, porque por ahí la gente decide apoyar al candidato propio en lugar de una alianza con un extrapartidario”, advirtió, deslizando un panorama complicado para Sciurano.

 

Charlas informales

 

Los que no acompañaron la alianza, del sector de los legisladores Pablo Villegas y Mónica Urquiza, adelantaron que irán con un candidato del MPF y no se descartó su nombre. Estabillo reconoció que tuvo “conversaciones, charlas informales en algún viaje que hice a la provincia hace un mes y medio, pero conversé informalmente y no di ninguna garantía de que yo pudiera ser candidato. Simplemente quería saber cuál era la posición que iba a tomar el partido a partir de la decisión que tomara la autoridad máxima, que es la convención provincial. No es un tema que tengo cerrado, estamos conversando y yo planteaba en estas charlas informales la posibilidad de la unidad del Movimiento. Si esa unidad no se da, no es interesante el camino para mí, porque quería partir de ese concepto de unidad partidaria con un candidato del partido, que podía ser yo u otro dirigente”, reveló como condición.

“Hablaba de la unidad como mecanismo para consolidar al partido en estas elecciones intermedias, pero son charlas informales, café de por medio y no hay más que eso”, manifestó.

Para Estabillo la vida política quedó detrás: “En mi caso personal, hace más de 15 años que dejé la gobernación, volví en 2007 con una interna fallida que tuve con el ingeniero Garramuño, y después no tuve actividad política en Tierra del Fuego. Soy conocido en la provincia por la gente que vive hace muchos años, pero la provincia ha crecido mucho, hay gente nueva y no conoce la historia de Tierra del Fuego, cuando me tocó asumir el primer gobierno constitucional. Evidentemente hay un electorado nuevo, numeroso, y en ese escenario hay mucha gente que desconoce la trayectoria, lo bueno que se pudo haber hecho en la gestión y, seguramente si me presento como candidato, se va a empezar a destacar lo malo. Es parte del juego de la política y veremos qué pasa en los próximos tiempos”, expresó.

Respecto de su visión de la actualidad fueguina, dijo que “Tierra del Fuego tuvo un crecimiento muy importante, también de la población del estado, y se hace difícil conducir la provincia porque no quedan muchos recursos disponibles para hacer obras de infraestructura, de desarrollo. Hay que seguir defendiendo el modelo del régimen industrial y paralelamente trabajar en un proyecto de sustitución de la economía. La zona norte de la provincia tiene recursos y habría que diseñar cómo desarrollarlos, a partir de valor agregado al gas, petróleo, turba, madera, el puerto de Río Grande. Hay mucho para seguir discutiendo y analizando. En general las economías provinciales están alicaídas, con gasto público importante y con el tiempo hay cosas que se van a tener que ir corrigiendo. Evidentemente el gobierno de Mauricio Macri viene con un proyecto totalmente opuesto al kirchnerista”, sostuvo.

 

Relación Macri-Bertone

 

Tras ser gobernador ocho años, avaló la relación del gobierno de Bertone con Macri, en base a la propia experiencia:“Yo observo que Rosana Bertone se está manejando muy bien, hay una muy buena relación con el gobierno nacional, y un apoyo institucional de la Nación a la provincia, que ha decidido financiar obras de infraestructura importantes. Me parece que hay una muy buena relación, obviamente a cambio de ir acompañando algunas medidas que el gobierno nacional pide para poder lograr la gobernabilidad del país”, indicó.

“Estamos atravesando una coyuntura complicada, hay que seguir combatiendo la inflación, lograr que haya más consumo, que la industria nacional sea más competitiva y poder exportar. En concreto me parece que la gestión de Rosana Bertone es complicada, pero la va llevando. Ella tiene una actitud de mantener una buena relación con el gobierno nacional y me parece muy bien, porque trata de obtener la mayor cantidad de beneficios para Tierra del Fuego. Yo estuve muchas veces con Rosana en Buenos Aires, y veo que gestiona mucho, que está atrás de los problemas. Este camino difícil lo está transitando con mucha valentía”, destacó.

 

Unión o nada

 

Finalmente se le consultó si hay nuevas charlas programadas para terminar de cerrar o no su postulación. “Posiblemente las tengamos. Voy a tratar de viajar y vamos a conversar, pero cuando me plantearon venir a liderar una candidatura del MPF, dije que solamente estoy dispuesto a ir con la unión del partido. No tengo ganas de ir a pelear con ningún adversario del MPF, porque ya lo pasé. Ahora el espacio debe ser de otra gente que viene atrás nuestro y tiene aspiraciones. Yo podría haber sido un factor de unidad de todo el partido, en reconocimiento a la trayectoria, por haber sido fundador de la alianza entre la Unión Popular Fueguina y la Agrupación Vecinal de Río Grande, cuando nace el MPF”, repasó.

Concedió que la decisión de ir en alianza aleja esa posibilidad: “Por supuesto, es una decisión que tomó la convención y no voy a condenar ni reprochar lo que ha decidido. Son las autoridades que tiene hoy el partido y así se han dado las cosas. Espero que tengamos el mejor ambiente político y el mejor camino para encontrar fortalecido al partido”, concluyó.