Breves
El vicegobernador Juan Carlos Arcando confía en llegar a un acuerdo
El vicegobernador Juan Carlos Arcando confía en llegar a un acuerdo

Consenso fiscal: “El esfuerzo lo debemos hacer entre todos y no sólo el gobierno”

El vicegobernador Juan Carlos Arcando se mostró esperanzado en que los municipios accedan a firmar el acuerdo de consenso fiscal presentado el viernes. Consideró que todos deben hacer un esfuerzo, no sólo la provincia, y marcó plazos exiguos para las definiciones. Según el funcionario, antes del 15 de diciembre tiene que estar definido, para avanzar con la aprobación del presupuesto provincial.

El vicegobernador Juan Carlos Arcando fue consultado por FM La Isla sobre la convocatoria del viernes en Casa de Gobierno, de la que participó junto a la gobernadora y representantes de los tres municipios.

“Fue una reunión política y técnica, donde se pudo explicar al intendente de Ushuaia, a Federico Runín que vino en representación del intendente Melella y al intendente Queno, en qué se ha trabajado estos últimos tiempos con el gobierno nacional, en qué nos afecta y en qué nos favorece este acuerdo federal que rubricó la gobernadora”, dijo.

“Quedaron conformados los equipos técnicos para discutir el borrador del acuerdo que le llegó a cada uno y, apenas terminó la reunión, ya hubo un primer encuentro. Se siguió trabajando el fin de semana y el martes veremos si se llega a un acuerdo. Yo tengo la esperanza de que se pueda llegar a entender que el esfuerzo lo debemos hacer entre todos y no tan solo el gobierno de la provincia. Necesitamos que en esto los intendentes también hagan su aporte”, remarcó.

Destacó que “por lo menos los dos intendentes que estuvieron presentes se pusieron a disposición para trabajar en el acuerdo e intentar consensuar todos los puntos en los que se pueda avanzar. En el caso de los secretarios Runín y Bahamonde, obviamente lo tendrán que consultar con el intendente Melella”.

“La vocación de la gobernadora a través de este diálogo es poder llegar a un acuerdo que nos permita a todos estar en la misma sintonía, y no que el esfuerzo lo siga haciendo solamente la provincia”, insistió.

Consultado sobre los plazos para definir este acuerdo, recordó que en la Legislatura “estamos trabajando con el presupuesto provincial, haciendo las modificaciones pertinentes en función de lo que se ha firmado. El plazo de sesiones ordinarias de la Legislatura finaliza el 15 de diciembre. Si hay algo que deba tener acuerdo parlamentario, debe ser antes de esa fecha, por eso se puso el martes como fecha para avanzar. Obviamente la Legislatura no se va a oponer si esto es firmado por todos”, adelantó.

Respecto de la prórroga de la emergencia previsional, que cuenta con la oposición del radical Pablo Blanco, confió en que se pueda rever la postura porque “hoy nosotros podemos pagar las jubilaciones en tiempo y forma gracias al aporte solidario que hacen los propios beneficiarios. Si no existiera eso, nuestros jubilados tendrían nuevamente la incertidumbre de no saber cuándo cobran. En caso de que no se logre la continuidad del aporte solidario, lo evaluaremos y veremos el mecanismo a seguir. Uno piensa en distintas alternativas, pero no me quiero adelantar hasta ver si el resto de los legisladores pueden acompañar la prórroga y no perjudicar”, sostuvo.

“Más allá de que algunos puedan decir que el aporte solidario es una disminución del haber, para mí no es así. El aporte solidario ha hecho que nuestros jubilados puedan cobrar en tiempo y forma, a nivel nacional se han hecho reformas al régimen previsional, al cálculo del haber, y nuestro régimen no está en esos parámetros, sino que está mucho mejor. Nosotros seguiremos explicando tanto al bloque radical como al bloque del MPF por qué es necesario continuar con el aporte solidario. Nuestro bloque lo tiene más que claro y hasta el momento no hay ninguna fisura con respecto a las normas que se han sancionado, que hemos votado por unanimidad. Esto hay que resolverlo antes del 15 de diciembre”, subrayó.

Recordó que el presidente de la caja Rubén Bahntje “dio un pantallazo en comisión de todo lo que se ha venido haciendo, con las proyecciones que se tienen y también lo que podría perjudicar a los municipios en caso de no continuar con el aporte solidario”, dado que el monto a descontar en tres años rondaría los 535 millones.