Breves
hijos2

Río Grande

Comedor comunitario con cada vez más demanda

Integrantes de un Comedor Comunitario, sostenido por una iglesia cristiana, solicitan ayuda ante la “creciente demanda” en el servicio de entrega de viandas. Funciona en el Barrio 22 de Julio de Río Grande y dicen que la iniciativa surgió por “la necesidad que estamos viendo en todo el país y no solamente en el norte, aquí también en Tierra del Fuego la demanda es muchísima”.

 

 

Isabel y Claudio, miembros de la Fundación HAC y de la Iglesia “Hijos del Altísimo”, sostienen un comedor comunitario del cual cuentan que “se está trabajando hace un año y medio y estamos recolectando alimentos no perecederos, lo hacemos fuera de los supermercados, y hoy eso nos permite repartir viandas”.

 

Dicen que la iniciativa surgió por “la necesidad que estamos viendo en todo el país y no solamente en el norte, aquí también en Tierra del Fuego la demanda es muchísima. Padres de familia, mujeres solas que están llevando adelante sus hogares y se han quedado sin trabajo. Comenzamos con unas pocas viandas y hoy ya nos está superando porque no tenemos para darles”, aseguraron.

 

Son alrededor de sesenta viandas que se entregan los fines de semana “y hace unos minutos se fue una mamá que tiene cinco niños y no le pudimos dar porque cocinamos lo justo, pero ya la anotamos y el próximo fin de semana tendrán sus viandas”, aseguraron.

 

También llevan adelante un merendero “que se realiza después de la escuelita bíblica que tenemos. Son veinte niños que vienen y se pueden quedar a merendar”, señalaron. Mencionando que realizaron gestiones ante el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, para gestionar la tarjeta social como forma de obtener algún aporte para el comedor, pero “hace meses que fuimos y todavía no tenemos novedad”, señaló Isabel.

 

Hoy se abastecen de gas “a base de la colaboración de los hermanos, que nos prestan para poder cargar una garrafita de 10 kilos”, dijeron. Piden para quien pueda ayudarlos alimentos no perecederos “porque necesitamos la colaboración de todo Río Grande, porque la demanda es mucha”. De igual forma están necesitando ampliar la cocina y “un freezer, una heladera o colocar un zeppelin; porque nos estábamos abasteciendo con salamandras y quemando tarimas”.

 

El comedor funciona en el Barrio 22 de Julio, en la calle El Esquilador 54, y quienes puedan aportar algún elemento se pueden comunicar al 2964 – 558642. También necesitan ayuda porque el próximo fin de semana quieren festejar el Día del Niño, actividad para la cual están pidiendo juguetes y golosinas.