Breves
“Creo que es importante la renegociación, hay mejoras en la recaudación por el aumento de regalías, y hay un proyecto de inversión que va a ocupar 1.260 personas en forma directa. Es importante el acuerdo al que se llegó en esta renegociación”, aseguró el legislador Pablo Blanco.
“Creo que es importante la renegociación, hay mejoras en la recaudación por el aumento de regalías, y hay un proyecto de inversión que va a ocupar 1.260 personas en forma directa. Es importante el acuerdo al que se llegó en esta renegociación”, aseguró el legislador Pablo Blanco.

Blanco advirtió que la deuda contraída “tiene un límite”

El legislador radical adelantó la necesidad de un ajuste, dado que todo endeudamiento “tiene un techo” y es la herramienta con que se está financiando el déficit provincial. Advirtió que, de no tomar medidas, no se podrán afrontar los gastos corrientes y tampoco la amortización de deuda. De los 900 millones aprobados ayer, 600 corresponden a anticipos tomados este año que no pudieron pagarse. También se analizan alternativas para financiar el déficit previsional. El legislador espera una pronta definición del consenso fiscal con los municipios, para adecuar el presupuesto provincial, y consideró un error la aprobación del presupuesto municipal de Río Grande, porque el pacto fiscal firmado con nación “tendrá implicancias” en los recursos.

El legislador del bloque UCR-Cambiemos dio detalles por FM La Isla de los asuntos aprobados en la sesión especial de ayer. En primer lugar, se refirió al convenio de renegociación de la concesión de áreas petroleras al consorcio Total-Wintershall-Panamerican Sur, que se amplió por diez años. “Hay un ingreso de 11.349.00 millones de dólares por el bono de renovación; hay ingresos de tres millones y medio de responsabilidad social empresaria y otros dos millones de dólares por otro lado; y hay un convenio con Panamerican por tres millones y medio más”, indicó.

“Creo que es importante la renegociación, hay mejoras en la recaudación por el aumento de regalías, y hay un proyecto de inversión que va a ocupar 1.260 personas en forma directa. Es importante el acuerdo al que se llegó en esta renegociación”, aseguró.

Respecto del endeudamiento aprobado, explicó que “se refinanciaron dos anticipos que había recibido la provincia de 300 millones cada uno, y se autorizó un tercer anticipo de 300 millones. Es el monto que la provincia en el transcurso de 2017 amortizó en deuda, tanto de capital como de intereses. Estos tres anticipos se están documentando a un plazo de 24 meses”.

Se le consultó sobre las declaraciones de la gobernadora Bertone previas a esta sesión, donde advertía que, de no aprobarse el endeudamiento habría un pago desdoblado de sueldos y aguinaldo en cuotas. “Lo que pasa es que si la provincia no refinanciaba estos anticipos que había recibido, debía cancelarlos al 31 de diciembre de este ejercicio. Un pago de 600 millones de pesos nos dejaba completamente descolocados para cumplir no solamente con las obligaciones normales sino también con los aguinaldos. Era bastante complicado. Con esto va a haber tranquilidad para el empleado público, pero también es un llamado de atención, porque todo tiene un límite”, alertó.

“Así como la Nación planteó en su momento que es imprescindible bajar el déficit fiscal, que hoy se solventa con endeudamiento, ese endeudamiento tiene un techo y a nivel provincial es exactamente lo mismo. Nosotros no podemos continuar con este nivel de déficit, porque hasta ahora se pudo ir financiando con este tipo de medidas, pero todo tiene un techo. Si no, no se va a poder cumplir ni con las obligaciones normales ni con la amortización de esta financiación”, aseveró.

Para el radical se impone un ajuste porque “hace falta alguna readecuación de presupuesto. Así no podemos continuar y vamos a tener que empezar a hacer algún tipo de recorte de gastos. Hay que tomar algunas medidas que son imprescindibles, porque no podemos continuar funcionando con este déficit. Hoy, como está presentado el presupuesto, son 2.200 millones y es mucha plata”, remarcó.

No quiso adelantar dónde se recortaría el gasto, y optó por esperar a ver “cómo termina el tema con los tres municipios”, que debaten el acuerdo por el consenso fiscal.

 

La última sesión

 

El legislador prevé aprobar el presupuesto antes de que finalice el período de sesiones ordinarias, plazo que caduca el 15 de diciembre. Para esta última sesión “hay un amplio temario”, dijo, prácticamente descartando el llamado a extraordinarias. “Estamos haciendo todo lo posible para terminar en el plazo de sesiones ordinarias. De no aprobarse el presupuesto, quedan automáticamente prorrogadas, pero creo que vamos a avanzar en todos los temas en lo que queda de esta semana y la próxima. Estamos pendientes de las reuniones que está llevando adelante el gobierno provincial con los municipios, y de esto depende también la manera en que vayamos a avanzar, con el nuevo esquema”, expresó.

“De acuerdo a cómo se avance, debemos actuar en consecuencia. Tenemos para tratar el acuerdo fiscal firmado con la nación y la repercusión que esto tenga en los municipios; el tema de la caducidad de la emergencia previsional, el presupuesto, la readecuación del presupuesto por el acuerdo fiscal que se firmó con nación, y la implicancia que tiene sobre los municipios”, enumeró.

 

El “error” de Río Grande

 

Blanco expuso su “sorpresa” luego de que el Concejo Deliberante de Río Grande aprobara por unanimidad el presupuesto municipal, dado que “hay implicancias por el acuerdo fiscal que afectan la recaudación, pero cada cual se hará cargo de lo que corresponde. A mi criterio habría que haber esperado el resultado de las negociaciones, porque el acuerdo fiscal con la nación tiene implicancias en los recursos de los municipios, se quiera entender o no. Hay una merma de recursos nacionales que está compensada, pero también hay una merma de recursos provinciales producto de la adecuación de la tasa de ingresos brutos. Pero bueno, cada cual se debe hacer cargo. Nosotros necesitamos que esto se defina, porque a partir de ahí tenemos que actuar en consecuencia con el presupuesto provincial”, insistió.

 

Emergencia previsional

 

Consultado sobre la prórroga de la emergencia previsional que impulsa el oficialismo, dijo que “está todo en discusión. Nosotros sabemos cuál es la realidad después de la exposición sobre el presupuesto y lo que necesitamos ahora es financiar el déficit. Hay cosas que uno quisiera que fueran distintas, pero desde nuestro bloque no vamos a sostener el aporte solidario tal como está previsto. Hay posibilidad de que aporten activos y pasivos que tienen salarios superiores al de la gobernadora, como también los que obtuvieron la jubilación con aportes inferiores a los diez años. Estamos analizando distintas ópticas para buscar herramientas que permitan financiar el déficit que tiene nuestro sistema previsional. Esto no se puede revertir de un día para otro. Hasta ahora se logró cumplir en tiempo y forma con el pago de jubilaciones, pero no se puede cambiar una realidad que es dificultosa. En todos lados los sistemas previsionales están teniendo dificultades, entre otras cosas por la mayor expectativa de vida que tiene la gente”, señaló.

Consultado por Radio Nacional Ushuaia sobre el pedido de los municipios de que el bono de compensación que emitirá la nación sea coparticipable, según su parecer “el bono debe tener un único destino, que es la caja de jubilaciones, pero bueno, es la opinión del bloque UCR-Cambiemos. Si uno va al origen, los bonos deberían ser coparticipables -porque son devolución de coparticipación mal descontada- pero tranquilamente pueden ir todos al IPAUSS”, concluyó.

Fuente: Diario Provincia 23.