Breves
José Díaz, Director General de Inspección General del Municipio de Río Grande, confirmó que se le incautó el vehículo a una funcionaria municipal porque tenía 0,99 de alcohol en sangre.
José Díaz, Director General de Inspección General del Municipio de Río Grande, confirmó que se le incautó el vehículo a una funcionaria municipal porque tenía 0,99 de alcohol en sangre.

“Acá nadie tiene privilegios y le cabe las generales de la Ley”

El responsable de Inspección General del Municipio de Río Grande, José Díaz, confirmó que ‘Juany’ Tavieres Castro tenía 0,99 de alcohol en sangre y que efectivamente chocó a un patrullero cuando dio marcha atrás. “Lo importante es que esta persona no se dio a la fuga, se sometió al control, no se negó a la alcoholemia y además presentó la renuncia al cargo que tenía en el municipio”, dijo Díaz, quien también brindó detalles de los controles de fin de semana.

Río Grande.- José Díaz, Director General de Inspección General del Municipio de Río Grande, confirmó que se le incautó el vehículo a una funcionaria municipal porque tenía 0,99 de alcohol en sangre.

Se trata de ‘Juany’ Tavieres Castro, quien este sábado a la noche al salir de un local nocturno en calle Perú (Doop) “subió a su auto, lo puso en marcha y dio reversa, chocando, contra un móvil policial. Los efectivos policiales, al ver que el vehículo oficial estaba abollado, por lo que tuvieron que informar a sus superiores porque no se puede entregar el vehículo en ese estado, sin informar fehacientemente”, relató Díaz.

El funcionario municipal continuó diciendo que “es así que se apersonaron varios efectivos policiales que solicitaron la presencia de personal de Tránsito municipal para que se le practique a Castro la alcoholemia respectiva, a la cual se sometió sin ningún inconveniente. Los resultados arrojaron 0,99 de alcohol en sangre, por lo que se procedió a incautarle el vehículo porque acá nadie tiene privilegios y le cabe las generales de la Ley y la Dirección de Tránsito aplica las ordenanzas vigentes a todas las personas, sin distinción, sea un vecino particular o sea funcionario”.

De igual manera, José Díaz  destacó que “lo importante es que esta persona no se dio a la fuga, se sometió al control, no se negó a la alcoholemia y además presentó la renuncia al cargo que tenía en el municipio”.

 

Controles de Tránsito

 

Consultado sobre los resultados de los controles en la vía pública en los últimos días, el Director General de Inspección General detalló que “hubo 9 vehículos secuestrados por detectarse alcohol positivo en sangre; 4 falta de seguro; 4 por negarse al control de alcoholemia, 2 por falta de licencia. En total se incautaron 19 rodados de distinto porte”, dijo finalmente José Díaz.