Breves
El vicepresidente de la Cámara de Comercio local, José Luis Iglesias, dialogó con Radio Universidad sobre la crisis en la zona norte y las alternativas que se están buscando para encontrar una salida.
El vicepresidente de la Cámara de Comercio local, José Luis Iglesias, dialogó con Radio Universidad sobre la crisis en la zona norte y las alternativas que se están buscando para encontrar una salida.

“Ya sabemos que está todo mal y tenemos que ver cómo mejorarlo”

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, José Luis Iglesias, dio a conocer una serie de actividades y gestiones que lleva adelante la entidad para buscarle una salida a la crisis. Por un lado hubo avances con AFIP, para diferir pagos y frenar los embargos por deudas de aportes. Valoró las herramientas crediticias del Banco Tierra del Fuego que, junto con el Nación, siempre ofrecen tasas más bajas. Para el 13 de septiembre preparan una capacitación para potenciar el turismo en zona norte, buscar nuevos desarrollos y adecuarse a las reglas de la globalización y la tecnología, con promociones en redes sociales y plataformas. La caída en la facturación sigue, y los pronósticos de recesión obligarán a reformular actividades comerciales.

Río Grande.- El vicepresidente de la Cámara de Comercio local, José Luis Iglesias, dialogó con Radio Universidad sobre la crisis en la zona norte y las alternativas que se están buscando para encontrar una salida.

Si bien Tierra del Fuego en líneas generales está mejor posicionada que otras jurisdicciones de la Patagonia para enfrentar la recesión, advirtió que también “depende de cómo pegue a cada sector. En el caso de Río Grande, la situación del sector privado se plantea más crítica que la vecina Santa Cruz, porque ellos vienen de un empleo estatal masivo, sobre todo en la parte sur de la provincia, que hace que la realidad esté atada a los fondos que recibe la provincia para distribuir entre empleados públicos. En Río Grande es muy importante la parte privada, entonces cuando vemos que se reduce el empleo en las fábricas, nos pega más porque no estamos acostumbrados a esa rutina”, planteó.

“El desarrollo turístico es una asignatura pendiente en la zona norte y por eso el 13 de septiembre vamos a hacer un foro regional de comercio y turismo en Río Grande, para ver si podemos ponerle un poco más de dinamismo a la parte turística, como una forma de salida laboral. Es un servicio que se está potenciando y se valora mucho a nivel mundial, y con la globalización pensamos que podemos tener una mejor situación si tratamos de potenciar nuestros recursos”, confió.

Consideró que “con inteligencia y capacitación nosotros podemos tratar de vender nuestras propuestas. Podemos tener productos distintos y para eso traemos gente capacitada que pueda abrirnos un poco la cabeza y ver qué aspectos podemos mejorar”.

No obstante el horizonte no es alentador: “No vemos emprendimientos nuevos a corto plazo, sino una adecuación a la realidad de facturación de los que están, y cada cual trata de buscarle la vuelta de distinta forma”, dijo.

Destacó que “con los aportes patronales se ha conseguido un diferimiento y morigerar el efecto de los embargos. Diego Navarro está trabajando a nivel nacional con el Ministerio de Trabajo para ver si podemos lograr alguna mejora de la situación fiscal de los contribuyentes que están en mora o con deuda, para que no los perjudique más. Las personas cuando van al banco tienen que presentar un libre deuda fiscal, que no lo pueden tener porque justamente la plata que van a buscar del crédito es para regularizar la parte fiscal. Es como el huevo y la gallina, y por eso tratamos de lograr un impasse para reacomodar estas situaciones”, explicó.

“El problema principal en la estructura de un negocio donde se tomó personal, hay obligaciones, un contrato de locación y una cadena de proveedores, es la baja en la parte de facturación. Lo primero que se ve es liquidación de stock y después la reformulación del negocio. Desde febrero veníamos avizorando este tema y hablamos de problemas en la cadena de pagos, con cheques que no se iban a poder cumplir. Tenemos que reconocer que logramos mejoras porque, tanto la AREF como el Municipio, han morigerado los reclamos, han permitido planes de pago y estamos trabajando en ese sentido. Todas estas son herramientas y a veces hay negocios que igualmente no son sostenibles por su dimensión o por la situación crediticia”, expuso.

“A nivel nacional dicen que vamos a caer el 1.1% del PBI y todas las reformulaciones tienden a la baja. Técnicamente se viene una recesión que va a impactar en el resultado de un negocio y en la posibilidad de tener un crédito o no en el banco”, advirtió.

Respecto del plan del BTF para refinanciar deudas con la AFIP, dijo que “dio resultado, pero en casos puntuales, porque había muchos comerciantes que no tenían su carpeta abierta en el banco de la provincia. Muchas entidades financieras, como parte de su marketing, ofrecen en las buenas un mejor diseño, una plataforma de home banking y otras circunstancias, pero cuando vienen las épocas difíciles, la respuesta más valedera en cuanto a las tasas y las herramientas, las tiene el Banco Tierra del Fuego o el Banco Nación. Las tasas comparativamente son mejores y esto está a disposición de cualquiera que lo quiera ver, lo que pasa es que abrir una carpeta, presentar los legajos con todos los papeles que corresponden cuando un comercio arrastra un pasivo en otras entidades financieras, se hace más complejo”.

“La intención que han manifestado a la Cámara de Comercio las autoridades del BTF es ayudar en todo lo posible y verdaderamente hay una buena disposición que habla del interés en los comercios y las familias de Tierra del Fuego”, valoró el empresario.

Consultado sobre los sectores en los que se observa mayor baja de ventas, dijo que “vemos una merma muy importante en regalerías, y en realidad en todos los rubros ha habido una baja; las concesionarias de autos han tenido un impacto muy importante en estos últimos tres meses; en las tiendas se ve reflejado un 4,8% en el mes de julio y, comparado con el año anterior, el porcentaje de facturación es mucho. Mucha gente para poder afrontar sus deudas ha tenido que vender la mercadería al costo o abajo del costo, para poder cumplir con sus obligaciones”, subrayó.

Celebró las gestiones que viene realizando Diego Navarro, que “está a full trabajando en Buenos Aires. Este curso de capacitación que baja ahora lo organizó él porque en estas épocas de emergencia tenemos que tener una conducción apropiada y allanada a la realidad de la problemática de cada negocio que viene. La globalización nos ha caído con todo y tenemos que estar atentos tanto al marketing digital como a las redes sociales. Todas estas transformaciones implican tiempo y esfuerzo, y buscar las personas ideales para coordinar este tipo de eventos”, dijo.

“En este momento Marilina Henninger se está ocupando de programar el evento del 13 de septiembre y por otro lado empezamos a trabajar para el día de la madre, con un esquema similar al Río Grande Se Prende. Vamos a intentar hacer las mejores ofertas posibles, con una difusión en las redes y una propuesta comercial valedera, para potenciar a nuestra ciudad como receptora de un comercio que queremos competitivo”, indicó.

“Ya sabemos que está todo mal y tenemos que ver qué hacemos para mejorarlo. Hay mucho para hacer porque lo que comemos casi todo viene de afuera. Si nos dedicamos todos a trabajar podemos lograr un desarrollo en materia de alimentos y no podemos pensar que toda la solución debe venir del estado, de un municipio, porque no es así. La producción y la productividad nacen de las personas, no de un decreto”, concluyó.