Breves

Ya rige en Tierra del Fuego el aumento de combustible y es del 6 %

La medida comenzó a aplicarse desde las 15 horas de este jueves, luego de que el Gobierno Nacional resolviera avalar un incremento en el precio de los combustibles y le exigiera a Shell retrotraer el aumento del 12% que realizó hace unos días, para bajarlo hasta el 6%. Con los nuevos incrementos, la nafta premium (Fangio XXI) en Tierra del Fuego pasó a tener un valor de $8.59, la Súper $ 7.25, la diesel  $ 6.80  y la Euro  $ 8.79.

YPF en su comunicado, recordó que "durante todo el año 2013", según los datos acumulados a diciembre informados por la Secretaría de Energía de la Nación, "el mercado de naftas tuvo un crecimiento del 8,8 por ciento, mientras que las ventas de naftas de YPF crecieron un 9,5 por ciento".

La petrolera YPF informó que estableció un nuevo esquema de precios para sus combustibles que contempla un ajuste del 6 por ciento promedio ponderado en todo el país.

“Dicho esquema -según el comunicado de la petrolera- contempla subas que varían en función del tipo de combustible y la región, con el objetivo de cumplir con el 6 por ciento promedio acordado, -entre Gobierno y las petroleras- para mantener los precios alineados con los del mercado y garantizar el abastecimiento de sus productos en todo el país”.

Este miércoles, el ministro de Economía, Axel Kicillof, se había  con los máximos directivos de las petroleras y logró que Shell diera marcha atrás con el aumento del 12 por ciento y autorizó un aumento máximo para las petroleras de 6 por ciento.

Kicillof dijo, al término de las reuniones -entre las que figura la que mantuvo con el presidente de Shell, Juan José Aranguren- “que hubo acuerdo entre los que producen petróleo y los que procesan combustible y el Gobierno acompaño estas discusiones y sólo estableció esta pauta de aumento de 6% en los precios al público”.

YPF en su comunicado, recordó que “durante todo el año 2013”, según los datos acumulados a diciembre informados por la Secretaría de Energía de la Nación, “el mercado de naftas tuvo un crecimiento del 8,8 por ciento, mientras que las ventas de naftas de YPF crecieron un 9,5 por ciento”.