Breves
El programa contempla la jerarquización de la Dirección de Zoonosis mediante la incorporación de recursos económicos, técnicos y humanos; además de su traspaso a la órbita de la Subsecretaría de Salud al considerarse que la de los perros sueltos se convirtió en una problemática de salud pública, tras más de 10 años sin que se aplicaran políticas sostenidas en el tiempo.
El programa contempla la jerarquización de la Dirección de Zoonosis mediante la incorporación de recursos económicos, técnicos y humanos; además de su traspaso a la órbita de la Subsecretaría de Salud al considerarse que la de los perros sueltos se convirtió en una problemática de salud pública, tras más de 10 años sin que se aplicaran políticas sostenidas en el tiempo.

Vuoto presentó cambios estructurales para el plan de manejo de la población canina

El intendente Walter Vuoto anunció en conferencia de prensa los principales lineamientos del Programa de Manejo de la Población Canina Urbana de Ushuaia 2017-2022, que cuenta con el aval del Colegio Médico Veterinario de Tierra del Fuego. Lo hizo acompañado por la nueva subsecretaria de Salud municipal, Yésica Garay; por la directora municipal de Zoonosis, Marcela Garber; por empleados del área y representación gremial; y por el concejal Hugo Romero. 

En ese marco, se presentaron los ejes del programa y el trabajo estadístico y de investigación que permitieron el desarrollo del mismo.

El objetivo de la iniciativa es reducir los inconvenientes generados por la tenencia irresponsable de mascotas, y favorecer la convivencia segura e higiénica de personas y animales.

El programa contempla la jerarquización de la Dirección de Zoonosis mediante la incorporación de recursos económicos, técnicos y humanos; además de su traspaso a la órbita de la Subsecretaría de Salud al considerarse que la de los perros sueltos se convirtió en una problemática de salud pública, tras más de 10 años sin que se aplicaran políticas sostenidas en el tiempo.

También se prevé la implementación de diversas acciones como, por ejemplo, campañas masivas de castración, control poblacional, campañas de promoción de la tenencia responsable de mascotas, de concientización y de prevención de salud; e investigación.

“Hemos desarrollado un plan de trabajo concreto, con información fidedigna y con acciones que vamos a ir implementando; va a llevar su tiempo pero va a dar resultados”, enfatizó el Intendente.

Vuoto manifestó que “en las gestiones hay puntos de inflexión, decidimos hacer cambios porque generamos autocrítica y evaluamos que las políticas desarrolladas hasta ahora no fueron suficientes” para hacer frente a la problemática de los perros sueltos, a la vez que apuntó que “tenemos un problema estructural que no es solo de la ciudad sino que afecta a toda la provincia, y ante esto tomamos decisiones de fondo”.

En esa línea, remarcó que el programa de manejo de la población canina 2017-2022 fue creado porque “a los problemas estructurales hay que atacarlos con políticas públicas estructurales sostenidas en el tiempo”.

Además, destacó el trabajo de los trabajadores de Zoonosis “que han puesto todo lo que han tenido y mucho más para sostener el área durante todo este tiempo”, y como ejemplo citó que “en lo que va del año se realizaron más de 1200 castraciones pese a que desde 2016 el Municipio ya no cuenta con los programas nacionales que financiaban los insumos para esas intervenciones, como el Pro-tenencia, que fueron dados de baja y encaramos las intervenciones con fondos propios”.

 

Anuncios

 

El intendente explicó que “la emergencia socio ambiental aprobada por el Concejo Deliberante, al que agradecemos por la herramienta, nos permite tomar decisiones con rapidez”, una de las cuales es que Zoonosis “va a depender del área de Salud del Municipio” ya que “cuenta con el recurso financiero para hacer frente a la problemática, aunque las soluciones mágicas no existen”.

Al respecto, expresó que “los recursos van a salir del Fondo de Salud, en el cual contamos con 4,5 millones de pesos, y apuntamos a dotar al área de los insumos y las herramientas que le permitan hacer frente a la problemática”.

“Cuando se definen prioridades tienen que ir acompañadas por recursos, y si no hubo sostenimiento en el tiempo fue por falta de ellos; esa fue una problemática histórica en Zoonosis y a partir de ahora contar con el Fondo de Salud les permitirá agilizar su accionar”, continuó.

En cuanto a la decisión de que Zoonosis pase a depender operativamente de Salud municipal Vuoto dijo que “tiene que ver con que la Municipalidad se hizo cargo de parte de la atención primaria de la salud, y además no tener un control certero de la población canina por la falta de políticas públicas sostenidas en el tiempo hizo que el de los perros sueltos sea un problema sanitario”.

Luego enumeró que “ya mandamos a comprar dos utilitarios y una 4×4 para el área que están en proceso de licitación, estamos preparando los nuevos caniles, vamos a reactivar la obra de la nueva Zoonosis que estuvo parada durante mucho tiempo, vamos a comprar los insumos que son necesarios para que el área pueda funcionar, y hemos firmado un convenio con el Colegio Médico Veterinario que va a poner a nuestra disposición distintas herramientas para colaborar, y por el cual se van a incorporar a Zoonosis dos nuevos veterinarios”.

Por otra parte, observó que “en la ciudad no hay 32 mil perros sueltos como se dijo por ahí, sino que ese es el estimativo de la totalidad de la población canina de la ciudad” a lo que sumó que “tampoco hay denuncias de turistas que hayan sido mordidos por perros”, y lamentó que “a veces la forma en que se comunican algunas cosas puede hacer daño a nuestro destino tan preciado”.

No obstante, consideró que “no nacieron 32 mil perros en un año, eso es resultado de la falta de continuidad de las políticas públicas y la falta de un plan estratégico como el que vamos a llevar adelante”.

Asimismo, evaluó que “hay que encarar el tema con mucha seriedad más cuando en el medio está una cuestión de salud pública” y advirtió que “hay algunos vivos que se aprovecharon de lo que sucedió con las personas atacadas e intentaron operar por las redes sociales en contra de los trabajadores de Zoonosis y en contra de la gestión”, por lo que planteó que “hay que ser prudentes y tener muchos datos cuando se habla, porque opinólogos hay muchos pero es necesaria una discusión seria”.

Vuoto aseveró que “hay que hacerse cargo de una problemática estructural que lleva más de diez años y que en algún momento se controló con otro tipo de métodos; la Municipalidad no aplica la eutanasia para controlar la población canina y no tenemos métodos de envenenamiento masivo como salieron a decir por ahí”. Y agregó: “El tema de la eutanasia o no eutanasia dividió a la sociedad, pero tenemos un plan estratégico que implica dar un montón de pasos y trabajar en la sensibilización y en la prevención”.

“La tenencia responsable implica que todos nos comprometamos y que haya un cambio cultural, tiene que haber un ida y vuelta entre el Municipio y los vecinos. La Municipalidad va a poner en marcha un plan, va a destinar recursos que son de todos y también el vecino tiene que hacer su parte”, entendió el Intendente.

Por último, Vuoto recalcó que “tenemos una mirada de prevención, tenemos funcionarios y empleados muy comprometidos, y entendemos que la salud es hoy una prioridad”.

 

“Es importante una mirada comunitaria y de salud pública sobre la problemática de perros en la ciudad”

 

Tras la presentación por parte del intendente Walter Vuoto del Programa de Manejo de la Población Canina Urbana 2017-2022 la subsecretaria de Salud de la Municipalidad de Ushuaia, Yésica Garay sostuvo que uno de los objetivos de la iniciativa es llegar a las 3.200 castraciones para fin de año, lo que se complementará con la implementación del plan del socio comunitario y el desarrollo de campañas de concientización y de tenencia responsable, además de  la incorporación de profesionales, móviles y el fortalecimiento de la Dirección de Zoonosis con mayor presupuesto y estructura.

“Habrá  dos instancias de castración permanente: una es la que se realiza en la Dirección de Zoonosis y sumándole el quirófano móvil que vamos a poner en condiciones para acercarlo a los barrios de la ciudad con mayor trabajo territorial”, explicó Garay, a lo que agregó que “por otra parte vamos a implementar una castración masiva por mes a realizarse en algún lugar amplio de la ciudad, con muchísimos veterinarios que van a colaborar con esta campaña en la que se colocarán 6 u 8 mesas de castración, con el cuidado previo y preparación del animal necesarios”.

Las campañas incluirán el chipeo de animales que aún no estén registrados y el suministro de antiparasitarios en caso de ser necesario.

“Mucha gente se ha ofrecido como voluntaria en los últimos días, por eso vamos a abordar el plan de acción socio-comunitario que tendrá distintas formas; algunos pueden llevar alimentos, otros tener perros en resguardo transitorio o simplemente llevarlos a pasear. Esta mirada comunitaria va a colaborar con el trabajo en el territorio, en los diferentes barrios”, aseguró.

Asimismo, sostuvo que se trabajará sobre la responsabilidad del vecino y sobre la tenencia responsable, la concientización sobre los adultos y también con los niños. “Desde temprana edad pueden tomar conciencia de lo que significa tener una mascota, del cuidado, la responsabilidad, las mismas enfermedades, esto también es muy importante”, aseguró.

Además, apuntó que “se hizo una compra de insumos que ya está en camino y vamos a iniciar los nuevos expedientes para completar el stock necesario a fin de afrontar las campañas de castración que tenemos programadas. A fines de agosto vamos a realizar la  primera campaña masiva”.

La funcionaria explicó que “vamos a trabajar con una lógica territorial en base a una planificación específica, a partir de la información con la que ya contamos y con la que estamos relevando”.

Finalmente, Garay remarcó que el equipo de Salud municipal “viene realizando un trabajo fuerte en los barrios y en los centros comunitarios, y se va a sumar a estas acciones complementando a Zoonosis” ya que “el despliegue territorial será con los dos equipos”.

 

El Intendente y la Subsecretaria de Salud Municipal se reunieron con el Director del Refugio ‘El Campito’

 

El intendente Walter Vuoto se reunió con el director de Relaciones Institucionales de El Campito Refugio, Sergio Morales, lugar ubicado en la localidad de Esteban Echeverría en la provincia de Buenos Aires, que se dedica al rescate y recuperación de perros callejeros. Del encuentro participó la Subsecretaria de Salud municipal, Yésica Garay y Morales estuvo acompañado de María Rosa Chinquini, con extensa trayectoria en temas vinculados a la población canina en la ciudad.

Sergio Morales señaló tras el encuentro que viajó  a Ushuaia “porque había dos ejes que nos preocupaban, uno es que nos parecía imposible que hubiera 32 mil perros sueltos y el otro hecho era saber cuál era la necesidad de declarar la emergencia socio sanitaria”. En ambos casos fue suministrada la información que  brindó claridad a los interesados.

En tanto afirmó que la mayor preocupación que tenían desde su entidad “era la supuesta política de matar perros y queríamos escuchar del propio Intendente cuáles son los planes que tienen para trabajar y nos expusieron todo lo planificado”.

Asimismo, sostuvo que “nosotros tenemos una visión como Refugio, que defiende la vida, no somos eutanásicos y esa era nuestra preocupación. Hablamos de poder construir un espacio donde las organizaciones puedan manifestarse y trabajar en conjunto, sobre todo en lugares como Zoonosis que tradicionalmente son espacios que trabajan a puertas cerradas”.

Agregó que “creo que trabajar de cara a la comunidad y a puertas abiertas generas transparencia en las acciones siempre, porque si se trabaja a puertas cerradas cuando ingresa un animal no se sabe si sigue estando por años o no, en cambio cuando la gente está presente los sacan a pasear y hay un montón de mecanismos para brindarle tranquilidad a todos y es lo que charlamos con el área de Salud de la Municipalidad”.

Cabe recordar que, entre las medidas que se llevarán adelante abordando la problemática desde el área de Salud, se prevé el programa socio comunitario que articula con voluntarios y vecinos comprometidos para la contención de los animales de compañía que buscan hogar.