Breves
Los trabajos que se vienen realizando para poner en condiciones tanto la ruta 3 como las provinciales.
Los trabajos que se vienen realizando para poner en condiciones tanto la ruta 3 como las provinciales.

Vialidad Provincial reacondiciona rutas para la temporada priorizando las de tránsito turístico y de la producción

El presidente de la dirección, Eduardo “Quique” Sandri, dio detalles de los trabajos que se llevan adelante y de la necesidad de equipamiento del área. Además, indicó que está revisando distintos expedientes de la gestión anterior vinculados con compras que “por lo menos son sospechosos”, dijo. Entre ellos mencionó elementos adquiridos para el alambrado del camino alternativo de margen sur, que sigue cerrado, y “fue una ruta de corte netamente político por un apuro de campaña”, afirmó. Prevé tomar contacto con distintas estancias para ver sus necesidades. El paso por la comisión de presupuesto de la Legislatura se postergó debido al personal jerárquico que está afectado por COVID.

Río Grande.- El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Edardo “Quique” Sandri, expuso por Radio Universidad 93.5 los trabajos que se vienen realizando para poner en condiciones tanto la ruta 3 como las provinciales, dando prioridad a las de mayor tránsito del turismo interno y a los caminos que utilizan los sectores productivos.

“Le estamos dando prioridad a los lugares de más tránsito o más requerimiento por la producción. No podemos hacer todo en forma simultánea pero estuvimos trabajando con tres máquinas en la ruta 3 norte. No es una zona muy turística pero tiene mucha producción por ser la zona petrolera. También pusimos dos máquinas a trabajar en San Pablo, que siempre es un camino que nos da muchos dolores de cabeza, porque tiene muy mal material, hay que hacer recambio de suelos y una serie de cosas postergadas por años que nunca se hicieron. Si está seco el suelo está perfecto, pero cuando llueve se nos complica. Ya para esta semana se termina la ruta 3 norte y bajarán los equipos a la ruta 9 y 18 que son rutas bien turísticas. Tenemos alrededor de 85 kilómetros entre las dos rutas”, estimó.

“Hay muchos temas pendientes todavía y esto no se puede arreglar en pocos meses, advirtió el funcionario y mencionó entre ellos el camino alternativo de ingreso y salida a la margen sur. “Es la ruta 7 que sale a José Menéndez en la estancia Cabo Peña. Desde que estoy en la gestión no hemos recibido nunca una carta documento, sé que hay algún litigio con la provincia pero no hay novedades. Hemos tenido charlas con los propietarios de la estancia y estamos en camino de solucionarlo. Si no se ha podido resolver es producto de esta pandemia, porque los abogados no pueden viajar, no hemos podido tener reuniones del gobierno con los abogados de la empresa, pero existe toda la buena voluntad de los propietarios para que esto se resuelva. Claramente lo que se había hecho ahí fue un alambrado lamentable, que no se condice con lo que debe ser el alambrado de una estancia. Todavía no llegué a ese expediente porque son muchos los que hay que mirar”, sostuvo.

 

Expedientes sospechosos

 

Sandri indicó que “hay compras y gastos de otras épocas que por lo menos son sospechosos. Por ejemplo, compras de equipamientos que se han hecho, y voy a pedir que gente especializada los mire, porque me parece que hay cosas irregulares. A mí me huele mal y los voy a mirar. Tengo una montaña de caños, de tejidos y cosas que se compraron para hacer ese alambrado que están en Vialidad arrumbados, echándose a perder, y claramente para eso no sirven”.

Cabe recordar que el alambrado, que luego se cayó, costó alrededor de 3 millones de pesos y “por otra parte se firmó irresponsablemente un convenio para hacer un alambrado olímpico que podría costar 100 millones de pesos. Es una barbaridad, porque no es necesario ni se puede afrontar semejante gasto por una ruta. Esto se realizó en la gestión anterior y fue una ruta de corte netamente político por un apuro de campaña”, manifestó.

En caso de una emergencia con el puente General Mosconi, que no se pueda cruzar, consideró que “habrá que apelar a la buena voluntad del señor Paz, y seguramente vamos a contar con esa buena voluntad ante una emergencia. Hasta tanto se resuelva como corresponde el alambrado, la tranquera está cerrada. Él es el dueño del campo y debe tener derecho de hacerlo”, dijo.

“He tenido algunas charlas con el propietario del campo y el abogado, que es de Buenos Aires, y existe la mejor voluntad, pero hay temas legales que a veces superan la buena voluntad. Para poder entrar tengo que pedirle permiso al titular, que seguramente lo va a dar. No lo he hecho porque esa ruta no está transitable, no la mantenemos ni hacemos nada. Me parece que hubo una expropiación mal hecha, pagos que no se han realizado, cuestiones de apuros de campaña y las consecuencias las paga la gente, porque son dineros públicos que se malgastan por irresponsabilidades políticas”, fustigó.

 

Maquinaria en reparación

 

Con respecto al parque de Vialidad, detalló que de todo lo que estaba en desuso, “me quedan dos máquinas fuera de servicio, así que tenemos el 70% en marcha. No están todas operativas para mandarlas a la ruta porque generan demasiados problemas. Ahora que tenemos maquinaria nueva, estamos con más tiempo para ir parando las otras y hacer un mantenimiento correcto para que puedan salir a trabajar, sin romperse cada dos kilómetros”.

“La verdad es que no tenemos conflictos, queremos hacer trabajar el área y que las cosas funcionen. Con algunos propietarios tengo previsto esta temporada ir a recorrer todas las estancias para tomar contacto, porque a algunos no los conozco, para ponernos a disposición. Si bien trabajamos para la gente que puede hacer turismo, que pasea el fin de semana, fundamentalmente tenemos que trabajar para los estancieros, para los forestales, los petroleros, que son los que generan la riqueza. Cuanto mejor estén los caminos para pasear, más los van a disfrutar, pero tengo pendiente juntarme con la Asociación Rural así que iremos a visitar estancia por estancia”, adelantó.

 

Presupuesto con debate postergado

 

La semana anterior debería haber concurrido a la Legislatura, en el marco del análisis del presupuesto 2021, pero “tengo al director de administración y a la gente de finanzas con COVID. Están en aislamiento por eso pedimos una prórroga que estimo será para 10 ó 15 días”, informó Sandri.

“El presupuesto asignado es de alrededor de 430 millones. Básicamente es gasto de personal, funcionamiento e insumos, de planta tenemos 156 empleados y no podemos pedir más porque sabemos la situación de la provincia. No podemos pedir demasiado, es un presupuesto muy acotado, pero tenemos la ventaja de los convenios con Vialidad Nacional. Estas máquinas que se compraron nuevas son compradas con esos fondos, no con presupuesto propio”, aclaró.

Destacó que “Vialidad Nacional está pagando en tiempo y forma como un relojito. No sé qué pasaba antes pero es lo que ocurre ahora. Cobramos prácticamente a los 30 días de certificar las obras, y de hecho las inversiones que hicimos son con esos fondos”.

Apuntó que “cada máquina costó 13.222.400 pesos, y compramos dos, con una inversión de más de 26 millones”.

Respecto de la camioneta que chocó el anterior presidente de Vialidad, dijo que “hay una intimación judicial, se retuvo la liquidación final de este señor, se cobró una parte del seguro por la destrucción total y quedó una diferencia, porque el seguro paga el valor de la póliza aunque la camioneta cueste más ahora. Por eso se retuvo la liquidación final y se cargó a cuenta de esto. El vehículo se perdió y fue a desarmadero. El seguro pagó la póliza y se llevó el vehículo. No nos tocó a nosotros porque eso se podría haber negociado de otra manera, haber cobrado la póliza y quedarnos con el vehículo, porque se podría haber reparado o usar los repuestos para otra camioneta, dado que tenemos cuatro iguales. Son cosas que heredamos”, señaló.

“Estamos en proceso de compra de camionetas nuevas porque realmente las necesitamos. Si con algo tenemos falencias hoy es con las camionetas, porque ni yo tengo camioneta. No nos faltan en cantidad pero sí en calidad, porque la dirección no puede tener camionetas de más de cinco años. Las camionetas las mandamos a la ruta y al rato tiene que ir el mecánico a auxiliar porque tienen problemas. Por eso queremos adquirir unidades nuevas, pero los tiempos administrativos en general no coinciden con las prioridades que uno tiene. La necesidad real para Vialidad hoy sería de seis camionetas, que deben ser 4×4 y además habría que equiparlas mejor de lo que vienen de fábrica. La que volcaron y se destruyó era de lujo. En general se llama a licitación, que prevé la compra de lo más conveniente, que no quiere decir que sea lo más barato, y hay un par de marcas solamente en el mercado”, advirtió.

“Tenemos la urgencia de comprar camionetas, camiones, y seguir equipándonos con máquinas. Más allá de que las estemos reparando, siguen siendo viejas. En las motoniveladoras no hay tanta diferencia tecnológica de veinte años a esta parte, pero hay que renovar el parque. El trabajo tiene que rendir y hay que mandar una máquina a la ruta sabiendo que va a andar ocho horas y no se va a parar mientras tenga combustible”, concluyó.