Breves
“Los dos carretones que mueven los equipos estaban parados y hoy están funcionando. La batea de transporte de material también estaba parada y hoy está funcionando”, dijo Sandri.
“Los dos carretones que mueven los equipos estaban parados y hoy están funcionando. La batea de transporte de material también estaba parada y hoy está funcionando”, dijo Sandri.

Vialidad Provincial comenzó con la reparación del puente de San Pablo

El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Eduardo “Quique” Sandri, informó sobre varias tareas que viene realizando el personal, a pesar de la cuarentena, y la reparación del puente de San Pablo que comienza esta semana. También se están acondicionando las rutas provinciales, para que el sector rural pueda movilizarse sin inconvenientes. Destacó la voluntad de los trabajadores que están afectados a estas tareas, sin tener obligación de hacerlo por la cuarentena.

Río Grande.- El presidente de la Dirección Provincial de Vialidad, Eduardo “Quique” Sandri, dio detalles por Radio Universidad 93.5 sobre los trabajos que se vienen realizando pese a la cuarentena. Esta semana comienza la reparación del puente de San Pablo a estancia La Fueguina, un reclamo histórico del sector rural. “Conocemos el estado del puente y hoy trasladamos a todo el personal y mañana vamos a iniciar las obras de reparación, porque está en situación muy crítica. Esto reviste carácter de urgencia, porque con el deshielo en la próxima temporada corre el riesgo de colapsar. Es la única época del año conveniente para hacer esa obra porque el río está muy bajo. Tenemos que sacar el puente y puede demorar unos días hasta volver a instalarlo, pero no por eso se corta la ruta porque se puede vadear el río con mediana tranquilidad. Evidentemente ha habido un exceso de carga porque el puente tiene algunas deformaciones, pero se va a sacar, se va a hacer un refuerzo de barandas tanto superiores como inferiores, que amplía la resistencia”, detalló.

“Por ahí pasan equipos con ganado y la realidad es que el puente tiene que quedar en condiciones para que pueda pasar un camión con carga. Se han llevado casillas comedores, casillas dormitorio a la zona donde se está trabajando para que el personal pueda comer y estar calentito, hay casas que nos facilitó un empleado de Vialidad para alojar a la gente y tenemos un campamento bien organizado. La gente ya se trasladó y va a permanecer el tiempo que haga falta”, indicó.

Consultado sobre el anuncio de la Ministra de Obras Públicas sobre el reinicio de algunas obras, informó que “ya presentamos el protocolo de Vialidad, porque más allá de que esta obra es en el campo y no se corre tanto riesgo, en las oficinas de Vialidad hay personal de guardia que está trabajando y el protocolo de seguridad ya se está aplicando desde hace días”.

“En este momento hay tres equipos trabajando en la ruta que va al paso Radman y en dos o tres días ese camino va a quedar terminado. Hay dos equipos más trabajando en la ruta A, y van a llegar hasta río San Pablo. La idea es que las rutas queden en las mejores condiciones posibles antes del invierno, porque después es más fácil sacar la nieve y no tenemos el problema de pozos con hielo. Estamos trabajando con equipos propios, inclusive los carretones de traslado que en otro tiempo se alquilaban”, señaló.

Son 150 los empleados de Vialidad y “hay gente con muchas ganas de trabajar, de hecho muchos están trabajando en plena cuarentena, lo cual les agradezco porque son voluntarios y nadie los obliga. Es gente que quiere ir a trabajar, más allá de que cobran los viáticos y lo que corresponda. Hoy no podemos obligar a nadie a trabajar, porque lo primero es la salud. Yo considero que para la gente que trabaja en el campo prácticamente no hay riesgo. Si hay un lugar donde nadie se va a contagiar de coronavirus es en una ruta en medio de la Patagonia”, manifestó.

Respecto de los accesos a emprendimientos turísticos, planteó que “tienen sus requerimientos pero hoy están muy alicaídos, así que le estamos dando prioridad a lo que le tenemos que dar, que son nuestras rutas. De todas maneras acondicionamos las entradas en algunos caminos que nos quedan de paso, porque es la gente que nos cuida las máquinas y nos da una mano cuando nos quedamos tirados”.

Por el momento los costos de estos trabajos los asume Vialidad Provincial porque “todavía no hemos podido tener relación con las nuevas autoridades de Vialidad Nacional luego del cambio de gobierno. Estos trabajos en la ruta A y la ruta B que va a Radman de hecho los paga Vialidad Nacional, pero no hemos podido firmar todavía esos convenios. Están a la firma pero no podemos dejar a la gente colgada con los arreglos por la falta de una firma. La producción agropecuaria tiene que entrar y salir en las mejores condiciones y el trámite saldrá en algún momento para poder cobrar ese dinero”, expresó.

 

Recuperando el área

 

Consultado sobre el equipamiento del personal, reconoció que hay falencias. “Hemos hecho ahora un equipamiento mínimo para la gente que va a estar en la obra del puente a San Pablo, pero la verdad es que a Vialidad la encontramos devastada, en todo sentido. Económicamente está devastada y estamos administrando con la nada misma, y en estructura pasa lo mismo. Los dos carretones que mueven los equipos estaban parados y hoy están funcionando. La batea de transporte de material también estaba parada y hoy está funcionando. De seis motoniveladoras, cuatro estaban paradas y funcionaban solamente dos. Hoy funcionan las seis. Teníamos varias camionetas paradas y ahora están todas en marcha. Hemos puesto a funcionar el parque automotor, si bien quedan detalles por pulir, pero hay voluntad de parte del personal que está trabajando”, destacó.

El próximo paso será el equipamiento para todo el personal, porque “la gente tiene que estar abrigada, tener los cascos, los guantes, todos los elementos de seguridad, y hay que lograr que el personal trabaje en las mejores condiciones posibles, sin pasar frío. Hemos hecho un esfuerzo a mínima escala para la gente que está trabajando ahora y, cuando pase todo esto, trataremos de resolver esto para todo el mundo”, se comprometió.

Se le preguntó si incorporó nuevo personal en esta gestión, y dijo que es mínimo: “Hemos incorporado un chofer, un director de automotores y logística, y luego hay tres personas de planta política nada más. Con ese personal nos estamos manejando y tampoco hace falta mucho más. Nos faltaría un tornero y algún mecánico de flota pesada, porque nuestras máquinas tienen 25 años y van apareciendo mañas. Había topadoras que estaban paradas desde hace 16 años, carretones y camiones parados hace 12 años uno y 6 años el otro; otros eran nuevos pero estaban rotos; además de las máquinas rotas que encontré. Me parece una barbaridad que se alquilaran equipos para el traslado cuando teníamos dos carretones fuera de servicio, que en un mes se pusieron a funcionar. Había que poner un poco de voluntad”, sostuvo.

Finalmente apuntó que la camioneta que chocó el presidente anterior, en estado de ebriedad, “fue retirada por el seguro. Estamos recuperando el valor humano de Vialidad, y realmente no entiendo el maltrato que se daba a la gente, por qué a unos los pisan o a otros los esconden. A mí no me interesa la pertenencia política ni quién los puso, sino si saben manejar la máquina y lo hacen bien; lo mismo si los administrativos cumplen su función o si se sientan arriba de los expedientes”, concluyó Sandri.