Breves
JUAN VERA

Denuncia entrega

Veterano cuestiona la ley de límites

Juan Vera, combatiente de Malvinas, asegura que con la ley de límites la provincia perdió injerencia sobre las aguas que rodean a las islas y el territorio antártico. El veterano aseguró que “luego de la genialidad promovida por cinco diputados provinciales (…) nos encontramos con una nueva ley de límites que explotaron aquella unidad periférica que tenía la provincia y nos quedaron las rocas que sobresalen del agua”. También criticó los alcances de la “Ley Malvinas”.

 

Juan Vera, combatiente de Malvinas, se refirió a las consecuencias de haber fijado los límites de la provincia a través de la ley votada en su momento, advirtiendo que antes de esto el territorio que abarcaba la provincia involucraba no sólo a la isla Grande de Tierra del Fuego y las circundantes, con el territorio Antártico, sino también al mar que las rodea.

Dijo que entonces el territorio provincial “era el cono austral que va del meridiano 25 al meridiano 74, se extiende hasta el paralelo 60 luego el acuerdo papal, llega al canal del Beagle, toma el hito 25 hasta llegar al hito uno. Llega al medio del Estrecho de Magallanes hasta la extensión este y el meridiano 65 sobre el paralelo 49 y, de ahí, se va hasta el este al meridiano 25. Ese conjunto era el territorio nacional de la Tierra del Fuego, Antártida e islas del Atlántico Sur y el espacio marítimo y aéreo correspondiente, así estaba determinado”, afirmó el veterano en declaraciones al programa radial “Desde las Bases”.

Pero advirtió que “luego de la genialidad promovida por cinco diputados provinciales, encabezados por la señora (Nélida) Belous, nos encontramos con una nueva ley de límites que explotaron aquella unidad periférica que tenía la provincia y nos quedaron las rocas que sobresalen del agua. Como son las Malvinas, la Isla de Los Estados, Sándwich del Sur, eso es lo único que nos quedó y ya no tenemos jurisdicción sobre ese total, sobre esa unidad como provincia marítima que nos daba un gran potencial”, remarcó. Aseguró que “con esas dimensiones éramos el 50% de la República Argentina, pero esto no es más así. En el año 90, cuando nace la provincia, apenas sale la ley es observada por el presidente de la nación -en ese momento estaba Carlos Menem- porque decía que había que adecuarla a la legislación vigente. Esa legislación vigente no existía, nace después un año después con la ley 23968 y después demoraron 19 años en proyectar una nueva ley de límites para la provincia que se adecua esa ley y que nos deja en esta situación de indefensión”, ratificó.

El veterano malvinero dijo que la decisión se adoptó “sin tener en cuenta un principio básico que plantean los gringos -que son de juntar papeles- y mañana pueden reclamarnos esta actitud por lo que se llama: la doctrina de los actos propios”. Dijo que al momento de tratar el tema de los límites provinciales como fueron fijados “alguien le dedicó tiempo para poder expresar esta situación en ese momento; ante cada uno de los diputados, de los senadores, el Gobierno de la provincia, los intendentes, los concejales, a todos se les dirigió una nota personal planteándole que no siguieran adelante”, afirmó.

Además mencionó que fueron advertidos sobre “las derivaciones que podía tener en el futuro, pero siguieron adelante y de hecho no escucharon que se lanzara con bombos y platillos la nueva ley de provincialización o una negación a ley. Salió, se promulgó y se mantuvo en silencio, hasta que por ahí polémicamente se dice que tenemos una nueva ley de provincialización que nos deja imposibilitados de explotar eso que se llama la pampa austral”.

“Nos hemos quedado sin eso y sólo se podría revertir si hubiera una voluntad, pero de hecho no la hay. No se tiene voluntad para aplicar la Ley Gaucho Rivero, así que estamos en una situación complicada para ir a la Nación a reclamar por nuestros propios límites”, deslizó Vera.

Indicando luego que “se dice que el Gobierno nacional es el culpable de todo, pero en realidad si no hay un acompañamiento desde la provincia no le podemos echar la culpa al Gobierno nacional”. Advirtió que este acercamiento entre Gran Bretaña y el Gobierno argentino tiene que ver con “la búsqueda de recursos por parte de Gran Bretaña” y mencionó los recursos de pesca, petróleo y minería que hay en esta zona, asegurando que los ven como una oportunidad histórica cuando en realidad –dijo- tendrían que estar al servicio y en beneficio de la Argentina.

Refiriéndose luego a la “Ley Malvinas”, que se está impulsando en el Congreso de la Nación por iniciativa del Gobierno provincial, recordó que “la señora Bertone, cuando fue diputada, también fue de los que firmaron para que la provincia tuviera estos nuevos límites”. Dijo que “esta nueva ley es un engaña pichanga, es un spot publicitario para lograr fotos en la campaña política. Quieren decir nosotros somos los más malvineros que hay, porque saben que hay un sentimiento malvinero más que importante. Dicen que están trabajando por la integridad provincial que antes destruyeron, que están trabajando por la soberanía y saben que en la gente encuentran empatía, pero es mentira”, reiteró.

El veterano Juan Vera advirtió que la Ley Malvinas “lo único que hace es repetir lo que dice la Constitución Nacional y además encubre los acuerdos, tanto los de Madrid como el Foradori – Duncan. Esos acuerdos van a seguir vigentes, porque los acuerdos son anteriores a la ley, si es que en algún momento saliera. Entonces van a exigir que esos acuerdos se respeten y son acuerdos que entregan nuestra soberanía”, expresó.

Finalmente explicó que “el planteo que hacemos es que esto lo tome el Congreso, porque el acuerdo de Madrid se firmó hace 30 años. Sin embargo el Congreso nunca lo trato, como tampoco él Foradori – Duncan, aunque la Constitución dice que esos acuerdos deberían ser aprobados por el Congreso”.

“Reclamamos que esos acuerdos los analice el Congreso, que los apruebe o que lo rechace, pero que se hagan cargo y que el pueblo se entere de lo que se trata. Esto nunca se trató en el Congreso y lo que estamos reclamando, porque hay muchos que miran para otro lado como los pingüinos del escudo, es que el Congreso se haga cargo y que tomen los comunicados, estos acuerdos que se hicieron y que para el mundo son tratados, y que los aprueben o desaprueben para que el pueblo de la nación se entere que es lo que está pasando con la soberanía argentina”, concluyó.