Breves
Rechazaron como querellante a uno de los denunciantes de abuso sexual. El Dr. Francisco Ibarra, abogado defensor del intendente Gustavo Melella, informó ayer por FM Del Pueblo sobre las novedades en la causa, y dio a conocer que fue rechazado como querellante el denunciante Mario Lovera, por haber proporcionado “un domicilio falso”.
Rechazaron como querellante a uno de los denunciantes de abuso sexual. El Dr. Francisco Ibarra, abogado defensor del intendente Gustavo Melella, informó ayer por FM Del Pueblo sobre las novedades en la causa, y dio a conocer que fue rechazado como querellante el denunciante Mario Lovera, por haber proporcionado “un domicilio falso”.

Uno de los denunciantes fue excluido de la querella por dar un “domicilio falso”

El denunciante Mario Lovera fue excluido como querellante por decisión del juez de la causa, al haber proporcionado un “domicilio falso”. El abogado defensor del intendente Melella explicó que es fundamental la constancia de un domicilio real, para ser citado a declarar. Además afirmó que dar un domicilio falso implica “una obstrucción a la justicia”, y habrá acciones en consecuencia. La medida se sumó a la decisión del juez Sahade de rechazar el requerimiento de instrucción de Walter Benítez, otra presunta víctima que no ratificó en la testimonial lo que había expuesto por escrito y será demandado por falsa denuncia.

Río Grande.- El Dr. Francisco Ibarra, abogado defensor del intendente Gustavo Melella, informó ayer por FM Del Pueblo sobre las novedades en la causa, y dio a conocer que fue rechazado como querellante el denunciante Mario Lovera, por haber proporcionado “un domicilio falso”.

Esto se sumó “al rechazo del requerimiento con relación al denunciante Walter Benítez, una segunda causa que tramitaba en el mismo juzgado. En su momento se había requerido la instrucción de la causa por el delito de abuso, y con las pruebas que se produjeron en el expediente, sumado a la declaración testimonial de este señor, se logró acreditar que los hechos denunciados no fueron sostenidos”, dijo el letrado.

“El fiscal mayor (Guillermo Quadrini), cuando tomó conocimiento de la resolución del juez, prestó consentimiento al rechazo, entendiendo que los hechos no fueron comprobados. Esto se conoció la semana pasada y este lunes fue revocada la constitución como querellante de Mario Lovera. Uno de los requisitos para constituirse en querellante es fijar un domicilio real, porque esto tiene consecuencias jurídicas posteriores. Cuando esta persona fijó domicilio, se trató de un domicilio falso, inexistente. Con el devenir de las actuaciones, es necesaria la presencia de este denunciante, en calidad de testigo, y se pudo acreditar que el domicilio denunciado era falso. En consecuencia se revoca la designación como querellante”, detalló.

Recordó que desde noviembre viene intentando que los tres denunciantes de la causa que queda en pie presten declaración, y aseguró que “denunciar un domicilio falso implica una verdadera obstrucción a la justicia. Esto ha sido indicado en la resolución que fue emitida”.

“Yo vengo solicitando confrontar a los testigos sobre la base de las pruebas periciales que obran en los celulares que aportaron, entre ellos Mario Lovera, pero no se pudo cumplir hasta la fecha. La querella se opuso a todas las pruebas que se habían pedido, como la declaración de los testigos, la apertura del teléfono de Hugo Moya, y todas estas circunstancias han sido rechazadas por la Cámara de Apelaciones”, dijo Ibarra.

A partir de estas definiciones de la justicia, el abogado dio a conocer que procedió a “demandar a Walter Benítez por falsa denuncia, porque se ha desestimado su presentación. Estoy pidiendo que la fiscalía inicie una instrucción por el delito de falso testimonio contra el testigo Hugo Moya, y también estoy solicitando que se remitan las actuaciones a la fiscalía para que se investigue si el secretario de Seguridad Javier Eposto cometió el delito de peculado y cohecho. Todo esto será analizado por la fiscalía y, si considera que corresponde, instruirá las actuaciones”.

“Una vez que los tres denunciantes presten declaración testimonial, se evaluará también una acción similar si han falseado su declaración. Ya fue comprobado en las pericias a los celulares que los audios se implantaron, por eso quiero confrontar al señor Lovera, que hoy está desaparecido, con el resultado de las pericias, y saber quién implantó en su teléfono las grabaciones que se hicieron públicas. Se ha ordenado que la división de Delitos Complejos busque a esta persona para que pueda comparecer en el juzgado”, concluyó.

 

El Dr. Francisco Giménez aclaró que el domicilio de Lovera es “su estudio jurídico”

 

El abogado de la querella, que representa a los denunciantes Lovera, Suasnabar y Rivas, se refirió al rechazo de Mario Lovera como querellante. Aclaró que no representó a Walter Benítez, cuya denuncia fue rechazada.

“Esta resolución es otro delirio del Dr. Sahade”, dijo del juez de la causa, porque “no puede apartar a un querellante por no tener un domicilio real. El señor Lovera está muy afectado por este tema y es renuente a decir dónde está viviendo. Cualquier notificación la pueden hacer a mi estudio jurídico. Si dice dónde vive ahora, le va a pasar lo mismo que le pasó a los otros dos, que fueron apretados en su domicilio. El juez insiste en saber dónde vive, logró saberlo, y ahora está en la provincia de Formosa. Pretende que la víctima avise de su domicilio y está equivocado porque puede transitar libremente. No es un imputado que tiene que someterse a la jurisdicción del juzgado”, explicó.

“Nosotros estamos recorriendo la Cámara de Apelaciones diciendo que es una barbaridad lo que está haciendo el juez Sahade. El domicilio es mi estudio y cualquier citación la pueden enviar a mi estudio, y él se va a presentar ante cada requerimiento. Incluso el juez me denunció a mí al Colegio de Abogados para que labren un expediente disciplinario porque el domicilio que denuncié era erróneo”, dijo Giménez.

Consideró que “hay una persecución del juez tanto de las víctimas como del abogado”, dado que el Dr. Sahade estará tomando todas sus expresiones públicas y en las redes sociales “para incorporarlo al expediente. Desde el inicio de la causa sospecho que el juez ha perdido su parcialidad y debe apartarse. Vamos a avanzar en una recusación del juez Sahade e iremos al Consejo de la Magistratura para que defina qué van a hacer con el pedido de jury que tiene”, concluyó.