Breves
Es importante resaltar la actual colaboración de Rubén Pira, Raúl Ranzani, Heliushuaia, Adolfo Imbert y el CADIC, quienes dieron aviso del nuevo hallazgo y se pusieron a disposición de esta dependencia para  lo que sea necesario.
Es importante resaltar la actual colaboración de Rubén Pira, Raúl Ranzani, Heliushuaia, Adolfo Imbert y el CADIC, quienes dieron aviso del nuevo hallazgo y se pusieron a disposición de esta dependencia para lo que sea necesario.

Un equipo de arqueólogos ya trabaja en Playa Donata

La Dirección Provincial de Museos dependiente de la Secretaría de Cultura se encuentra trabajando en el sitio Playa Donata, Península Mitre, debido a la nueva aparición de material perteneciente a un naufragio, cuyos restos de vajilla y cargamento fueron hallados en abril del año 2016, siendo esta la tercera campaña de rescate en el lugar. Conjuntamente con la Policía provincial se están haciendo controles de salida de vehículos en el puesto camino a cabo San Pablo, único acceso terrestre a la península, en el marco de las leyes provincial 370 y nacional 25743, Decreto provincial 858/98.

Ushuaia.- Es importante resaltar la actual colaboración de Rubén Pira, Raúl Ranzani, Heliushuaia, Adolfo Imbert y el CADIC, quienes dieron aviso del nuevo hallazgo y se pusieron a disposición de esta dependencia para  lo que sea necesario.

Los arqueólogos Francisco Zangrando, Angeles Tivoli y Martin Vazquez ya se encuentran trabajando en el Sitio Playa Donata (PDO3) junto al Geólogo Alejandro Montes. quien estudia las dinámicas de mareas en la zona.

En la jornada de ayer, se extrajo el primer canasto de vajilla, la cual pudo trasladarse inmediatamente a la ciudad.

El acceso para el traslado del material extraído hasta el momento fue dificultoso por las condiciones de vuelo, con bancos de niebla sobre la península, pero muy necesario por cuestiones de conservación, ya que los materiales saturados en agua salada necesitan una estabilización controlada e intervención de laboratorio para asegurar su integridad a futuro. Se tomaron mediciones y análisis del sitio para realizar los procedimientos adecuados una vez en el laboratorio. Dada su fragilidad, el correcto embalaje se hace imprescindible y debe ser inmediato. Todos estos procedimientos y estrategias de preservación son coordinados por la Conservadora Mariam Pousa.

Las piezas se encuentran enterradas en la zona intermareal, en una situación de exposición dañina a la erosión, por lo que profesionales continúan trabajando y extrayendo para rescatar todo el material posible en turnos de bajamar a contra reloj.

Ya se encuentran en el laboratorio del Museo del Fin del Mundo grandes piezas de loza, de tipología diferente a la extraída en las campañas anteriores y las piezas de madera que las contenían. El estudio sistemático de estos nuevos artefactos rescatados sin duda llevará la investigación a un nuevo nivel sobre el misterio del naufragio en Playa Donata.