Breves
Sáez aseguró que “nosotros por suerte podemos ahorrar en verano, pero ahora me sobra la mitad de la gente, de cualquier manera, nunca hemos hecho nada raro, no hemos echado a nadie, y bancamos todo lo que tengamos que bancar”, sentenció.
Sáez aseguró que “nosotros por suerte podemos ahorrar en verano, pero ahora me sobra la mitad de la gente, de cualquier manera, nunca hemos hecho nada raro, no hemos echado a nadie, y bancamos todo lo que tengamos que bancar”, sentenció.

“Traer harina en barco nos permite mantener precios razonables y abaratar en 80 mil pesos el flete”

Así lo afirmó el dueño de la panadería “La Unión” Emilio Sáez para referirse a la crítica situación económica que está viviendo la provincia, la caída en las ventas, y la necesidad de agudizar el ingenio para abaratar costos y mantener buenos precios. Sostuvo que hoy “venir a Tolhuin resulta caro” y que “ahora en temporada baja nos sobra la mitad de la gente, pero igual nosotros bancamos lo que haya que bancar”. Puntualizó que “mantener hoy una empresa o una PYME como nuestra panadería, pagando todo lo que hay que pagar, realmente se hace muy cuesta arriba”.

Río Grande.- El dueño de la histórica panadería ‘La Unión’ de la ciudad de Tolhuin Emilio Sáez se refirió a la situación económica que vive el país, y como esta afecta a los comercios.

Al respecto sostuvo que “la realidad es que en todos los lugares estamos iguales, nosotros tenemos la suerte de trabajar con el turismo, con lo poco que nos queda, porque Tolhuin es un buen lugar para el verano, pero no para el invierno”, sentenció.

Por tal motivo manifestó que “ahora estamos en temporada baja, pero esto es de todos los años, no exclusivamente este año”.

En cuanto a los costos del traslado de la materia prima, Sáez manifestó que “se nos complica un poco el tema de los costos, a lo que se suma la escasez de mercadería por el tema de la inflación, por lo cual hemos decidido traer la harina en barco en donde se reduce bastante el flete, y eso nos permite mantener el pan a un precio razonable, teniendo en cuenta que sale aproximadamente 80 mil pesos menos traer la harina en barco”.

En este sentido aseguró que “nosotros por suerte podemos ahorrar en verano, pero ahora me sobra la mitad de la gente, de cualquier manera, nunca hemos hecho nada raro, no hemos echado a nadie, y bancamos todo lo que tengamos que bancar”, sentenció.

Por lo cual indicó que “así hemos crecido, justamente por esta forma de respetar a los empleados que forman parte fundamental de la panadería, dado que para nosotros esto es un orgullo, porque a pesar de que facturamos la mitad, también podemos mantenerlos”.

En cuanto a las ventas de esta temporada, sostuvo que “estamos recién entrando en el invierno, para nosotros mayo ya es un mes muy bajo y junio también, en junio repunta por el tema del Cerro Castor, y siempre le digo a Begué (dueño del Cerro Castor) que gracias a ellos nosotros podemos mantener a toda la gente”.

En cambio los meses de “julio y agosto se hacen meses viables, y septiembre es un mes de transición, y después en octubre arranca la temporada, pero de igual manera las ventas han bajado”.

Por otro lado refirió que “venir a Tolhuin ya no es lo mismo que antes, cuando la nafta era prácticamente un regalo, ahora cuesta, entre una cosa y otra como mínimo son entre $1000 y $1500, pero solamente entre nafta y un café, por eso digo que venir hasta acá a tomar un café no vale la pena”.

Por último, se refirió a lo que viene manifestando que “este es un país muy incierto y la inflación es lo que te mata, dado que tenés que estar actualizando constantemente los precios, y si no lo haces perdés plata”, dijo, al tiempo que agregó que “mantener hoy una empresa o una PYME como está, pagando todo lo que hay que pagar, realmente se hace muy cuesta arriba, debido a que nunca hemos tenido un país viable donde uno diga desde ahora en adelante esta es mi realidad, pero siempre vamos a estar atentos a todo lo que pase para no volcar”, concluyó Emilio Sáez.