Breves
ambassador

Metalúrgicos de Ushuaia

Trabajadores volvieron a tomar Ambassador

Ante la falta de respuesta, los trabajadores de Ambassador Fueguina volvieron a tomar la planta fabril. Recordaron que son “57 familias las que estamos en un estado desesperante” y que llevan 9 meses sin cobrar. La empresa puso un negociador que dicen los estuvo engañando a ellos “a los legisladores y hasta el propio gobernador”. Reclaman “que alguien nos dé una respuesta, que alguien agilice todo el trámite que supuestamente se está haciendo por nosotros. Tanto para cobrar la deuda como para trabajar”.

 

“Tomamos esta determinación porque no hemos recibido respuesta. Apareció un actor nuevo en escena, que el señor Hugo Iglesias mandado por el representante y apoderado de la empresa Pablo Hadjes, y se comprometió a hacer las negociaciones correspondientes. Pero nos dimos cuenta que nos estuvo mintiendo, tanto a nosotros como a los legisladores y el propio gobernador”, señaló Sandra Ragusa, representante de trabajadoras y trabajadores de Ambassador Fueguina, al explicar el motivo que los llevó a ingresar nuevamente en la planta.

Mencionó que Iglesias es “un despachante de aduanas, que en su momento fue gerente de Aurora. Con eso basta para imaginarse las intenciones que trae, advirtió la trabajadora. Dijo que “por averiguaciones y reuniones” se dieron cuenta que les estuvo “mintiendo todo el tiempo y engañando a la gente del Gobierno y al gobernador”, respecto de la disposición para concretar un fasón para la firma BGH de Río Grande.

Ragusa dijo que pidieron “una medida cautelar, a través de nuestro abogado, que ha judicializado nuestra deuda, dirigida al juez laboral Penza para que todos los sectores empiecen a actuar para que esto se resuelva”. Recordó la representante de los trabajadores que llevan “nueve meses sin cobrar los haberes, nos deben obra social, hace casi cuarenta días que tenemos la carpa instalada acá afuera y en un primer momento –cuando hicimos la primera ocupación pacífica de la planta- por intermedio del gobernador nos pidieron que la abandonáramos para sentarse a negociar, pero eso no sucedió porque nunca se sentaron a negociar mientras nosotros actuamos de buena fe”, resaltó.

Recordó que son “57 familias las que estamos en un estado desesperante”, mencionando sobre el rol del Ministerio de Trabajo de la Provincia que “el ministro estuvo la primera vez, cuando hicimos la primera ocupación. Vino dos veces, pero después cuando se sentó a negociar con la UOM de Ushuaia se borró, nos soltó la mano como nos la soltó la UOM también. Eso no ha cambiado en absoluto, seguimos solamente con el acompañamiento de los compañeros de Renacer, legisladores, algunos ministros y también sabemos que estamos acompañados por el gobernador Gustavo Melella”, puntualizó.

Pero señaló que la necesidad es “que alguien nos dé una respuesta, que alguien agilice todo el trámite que supuestamente se está haciendo por nosotros. Tanto para cobrar la deuda como para trabajar”, concluyó Ragusa.