Breves
IPV2

IPVyH

Trabajadores siguen reclamando recomposición salarial

Trabajadores del Instituto Provincial de la Vivienda y Hábitat renovaron sus reclamos por el tema salarial, ante la falta de acuerdo con las autoridades. También denunciaron deslealtad de los negociadores que representan al instituto de vivienda.

 

 

Gustavo Lapa, en diálogo con Radio Provincia, ratificó los reclamos que vienen sosteniendo los trabajadores del Instituto Provincial de Vivienda y Hábitat, y se mostró molesto porque las autoridades de la institución no diferencias entre el rol de los delegados gremiales y el de los representantes paritarios; a la hora de referirse a la negociación salarial.

Lapa comenzó señalando que hay “una seguidilla de cuestiones que vienen pasando” y se refirió específicamente al rechazo que pronunciaron los referentes, frente “al 15% que pretendía darnos el Ejecutivo, sin retroactivo y por el resto del año”. Además señaló que de la negociación “no dejaron participar a todos los paritarios, nombrando una ley madre que refleja que no saben ni dónde están parados, porque nosotros podemos poner hasta 10 paritarios”, aseguró.

Dijo que la situación es similar “a lo que pasó con la gestión pasada”, y señaló que la presidenta del IPV, Leticia Hernández, “confunde a los delegados con los paritarios”. Lapa mencionó que “hoy un abogado que ingresa al IPV cobra 36 mil pesos, le pasó a la presidenta que tuvo que contratar a un abogado y para que se quedara le tuvo que dar un cargo para que se quedara”.

Mencionó que las autoridades tuvieron reuniones “con la conducción de ATE, sin consensuar con los trabajadores y trataron de negociar para firmar un acta”; indicó, asegurando que en la negociación el representante del IPV le indicaba a los representantes de ATE que porcentaje solicitar para “hacer como que negociaban”, advirtió Lapa.

El representante de los trabajadores del IPVyH señaló que “es una vergüenza como se están manejando”, para terminar reclamando una propuesta superadora por parte de las autoridades, como única alternativa para superar el conflicto. Mientras tanto, confirmó que seguirán las reuniones informativas y bocinazos, como forma de protesta.