Breves
IPV

IPVyH

Trabajadores reclamaron mejor oferta salarial

Un grupo de trabajadores del Instituto Provincial de Vivienda y Hábitat realizaron este viernes una asamblea en el estacionamiento frente a las oficinas del ente en Ushuaia. Los trabajadores del IPVyH de Río Grande también se sumaron al reclamo y publicaron una carta abierta dirigida al Ejecutivo provincial y al propio Instituto, donde reclaman por el tema salarial.

 

 

La carta difundida luego de la protesta del viernes, señala que “Los abajo firmantes, trabajadoras y trabajadores del Instituto Provincial de Vivienda y Hábitat, queremos expresar nuestra disconformidad ante el porcentaje de aumento ofrecido a nuestros paritarios en el día de la fecha”.

Luego, refiriéndose a la gestión de Rosana Bertone, indican que “Hace 4 años no tenemos un aumento de nuestros haberes acorde a la inflación producida en nuestro país, siendo el 15% ofrecido insuficiente para tener un salario que dignifique nuestro trabajo y que evite, por otro lado, que sigan migrando los trabajadores/as de este Instituto a cualquier otra institución que les ofrezca no solo mas salario, sino proyección institucional”.

Más adelante expresan que “Nuestra negociación salarial se viene dilatando producto de la pandemia desde el mes de marzo, entendemos que esta es una situación muy compleja, lo es para cada uno de nosotros y nosotras, pero no somos tampoco responsables de que todo esto esté pasando, nos encontramos en el mes de agosto y pareciera que solo tienen la intensión de dilatar esta negociación de forma tal que lleguemos a fin de año sin aumento salarial”.

Señalan que “A pesar de la pandemia y la cuarentena, nuestro Instituto siguió funcionando para dar respuesta a sus pedidos como autoridades y también para dar respuesta a nuestros vecinos y vecinas, las áreas no han dejado de responder a sus necesidades y las del Instituto, ni en Río Grande, ni en Ushuaia”.

“Así mismo, expresamos fuertemente nuestra disconformidad y repudio por no haber dejado participar a todos nuestros paritarios en la reunión del día de la fecha, estos se encontraban conectados y listos para ingresar a la reunión. No encontramos el sentido a esto sinceramente, siendo que hasta el propio Presidente de la Nación se encuentra haciendo negociaciones por la deuda externa por medios electrónicos y plataformas de este tipo, ¿cuál fue la razón?, pareciera una tomada de pelo hacia nosotros. Lo sentimos como una falta de libertad de expresión, de respeto y coartación de nuestros derechos como trabajadores/as”, remarca el escrito.

En otro tramo dicen los trabajadores del IPVyH “Queremos recordarles, que los famosos 3012 que fueran incorporados al básico, no corresponden a un aumento salarial 2020, sino a una deuda que la patronal tenia para con nosotros desde hace 4 años, reconocida por ustedes de esa forma e independientemente de los gobiernos. Este monto no es parte del aumento salarial que entra en discusión en este 2020”.

“Sinceramente nos sentimos decepcionados por la reunión de hoy, donde no solo no pudieron participar nuestros representantes, sino que el porcentaje de aumento que nos ofrecen es insignificante y ajeno a la realidad económica que nos atraviesa. Han expresado que lo que los trabajadores/as pedimos es “irrisorio”, sin embargo es similar al aumento que el ejecutivo provincial está percibiendo desde el comienzo de gestión”, puntualizan.

En el tramo final agregan que “Esperamos puedan realizar un ofrecimiento que mínimamente se acerque a lo que nosotros pedimos, solo queremos que se dignifique nuestro trabajo y que todos los trabajadores y trabajadoras del Instituto puedan llegar a fin de mes, aun mas en una situación tan compleja como la que estamos viviendo”.

Para terminar expresando que “Los trabajadores/as de esta Institución, estamos profundamente comprometidos con sacar a nuestra Institución adelante, para eso es necesario que tengamos salarios dignos, proyectos institucionales, obras para los vecinos y vecinas. No queremos que nuestros compañeros se sigan yendo a trabajar a otras instituciones porque no les alcanza para vivir o no es compensado su trabajo económicamente”.