Breves
CECU

La Anónima Ushuaia

Trabajadores rechazan acuerdo que firmó el CECU

Trabajadores de supermercados La Anónima de Ushuaia difundieron un escrito, donde rechazan el acuerdo firmado por dirigentes del CECU y representantes de la empresa. En ese acuerdo se resignan conquistas obtenidas en el año 2012 a cambio de no despedir empleados. En el texto se advierte que en la actualidad “los empleados estamos recargados de trabajo por la falta de personal, porque hace varios años no se toman nuevos ingresos”. Además dicen sobre “quienes hoy dicen representarnos” que “desde hace mucho tiempo vemos como estos personajes venden a los empleados”.

 

La nota comienza señalando “Con respecto al acuerdo realizado entre el CECU y La Anónima, queremos hacer saber a todos que en ningún momento el señor Luis Salguero, secretario General (un títere), ni quien realmente dirige, que es el Secretario de Gobierno de la Municipalidad, el señor Pablo García, ni nadie del CECU, se acercó a ninguna sucursal para hablar este tipo de acuerdo, nos enteramos por los medios de comunicación”.

Después expresan que “hoy los empleados estamos recargados de trabajo por la falta de personal, porque hace varios años no se toman nuevos ingresos”. Luego advierten sobre “quienes hoy dicen representarnos”, que “desde hace mucho tiempo vemos como estos personajes venden a los empleados. Así como cuando se hicieron los despidos en el año 2019,  mintiendo que no había despidos y que eran solo arreglos”.

“Por eso los empleados de La Anónima queremos hacerles saber que el CECU miente a los empleados y no tiene el valor de hablar con los empleados. Pedimos que se vuelva a negociar y que esto sea consentido por todos los empleados”, remarcan los trabajadores en el texto que difundieron.

Por último indican: “basta de vender a los empleados, por eso les hacemos saber a todos que estamos más unidos que nunca”.

Vale mencionar que, contrariamente, el secretario General del CEC de Río Grande, Eusebio Barrios, sobre este tema comentó: “Nosotros no llegamos a ningún acuerdo porque la gente no quiere, y es la que decide. Hasta ahora he hablado con los compañeros, con los delegados, y no queremos que congelen sueldos ni que haya despidos. Camino por los supermercados, porque no se puede hacer asambleas, y la mayoría me dice que no quiere congelamiento ni despidos”, remarcó el gremialista.