Breves
clean2

Clean Life

Trabajadores realizan asambleas en el aeropuerto de Ushuaia

Trabajadores de la firma Clean Life, que se desempeña en el Aeropuerto de Ushuaia, están llevando adelante “asambleas pacíficas” por una serie de reclamos. Afirman que no les reconocen el pago de horas extras, que los obligan a trabajar cuando deben estar con licencia médica y que los amenazan con despidos y suspensiones. 

 

 

Se trata de la empresa encargada de la limpieza del aeropuerto y de las aeronaves, además de la realización del check in de los vuelos de Aerolíneas Argentinas. Los trabajadores, quienes desde ayer realizan asambleas, señalaron que  se encuentran “en el Aeropuerto de Ushuaia todos los compañeros de la empresa Clean Life, acompañados por el CECU que se encuentra con nosotros ahora”.

 

Relatan que “durante mucho tiempo nos hacían firmar una renuncia, cada dos o tres meses; eso lo tenemos todo asentado. Esto empezó en octubre de 2015 y solo cuatro o cinco quedamos efectivos, el resto está contratado”. Además contaron de “una compañera que trabaja de limpieza en el Banco Tierra del Fuego, a la que la traen para cubrir las vacaciones. Trabaja siete horas, de lunes a sábado, y después cuatro horas en el banco. Las horas que hace acá las cobra en negro y no llega a percibir 20 mil pesos, trabajando once horas por día”, pusieron como ejemplo.

 

Además relataron que uno de los empleados “se acercó a pedir un aumento de sueldo a nuestro jefe, Andrés Tarija, mencionando la suba de precios y como está afectando nuestro salario. Como respuesta recibió una suspensión de dos meses, sin goce de haberes”, aseguró uno de los trabajadores.

 

Sobre las horas extras dicen que “si el vuelo llega demorado, nosotros nos tenemos que quedar sí o sí, pero no se nos reconoce ninguna de esas horas que trabajamos. Sin embargo  nos dicen que nos tenemos que quedar porque si no nos sacan de la empresa”, aseguraron. También están reclamando cobertura social, porque “en el recibo figura que nos descuentan para UPCN, pero fuimos a averiguar y no figuramos, o sea que obra social no tenemos”, remarcaron.

 

Incluso aseguraron que recientemente uno de los trabajadores “se golpeó en un brazo, pero cuando se lo menciona a los jefes le dijeron que si recurría a la ART se quedaba sin trabajo”. Por el momento no se concretaron despidos, pero algunos trabajadores recibieron amenazas de despidos y suspensiones a partir que realizaron los reclamos. La idea es seguir con las asambleas, hasta tener algún tipo de respuesta por parte de la empresa.