Breves
SECRETARIA

Río Grande

Trabajadores de la Secretaría de Comercio reclaman por problemas en el edificio

Los trabajadores de la Secretaría de Comercio de la Provincia expusieron largamente los múltiples inconvenientes que tienen en el edificio donde desempeñan sus tareas. Se encuentran hacinados, dicen que el edificio no está habilitado para esa actividad, tienen problemas de seguridad e higiene; entre otros. Aseguran que en diciembre del año pasado les dijeron que “iba a ser por el plazo de un mes que teníamos que aguantar, porque después nos íbamos a un edificio en la calle Estrada que estaba siendo refaccionado. Pero estamos a finales de julio y no pasa nada”.

 

Trabajadores de la Secretaría de Comercio de la Provincia se refirieron a los múltiples problemas edilicios que vienen atravesando, diferenciando su situación de la que tienen en las oficinas de la Secretaría de Seguridad, que llamativamente funciona en el mismo edificio. Una de las trabajadoras manifestó que dependen de la Dirección de Comercio y puntualizó, junto con otros compañeros, los inconvenientes que padecen en el edificio ubicado en la esquina de la Avenida San Martín y Piedrabuena de esta ciudad.

Mencionó que son “pésimas las condiciones edilicias que soportamos diariamente, como trabajadores de la Secretaría. Tenemos otros inconvenientes, pero este pasó a ser mayor en el desempeño de nuestra tarea”, remarcó una de las empleadas. Otro trabajador dijo que “la oficina funciona en un monoambiente de seis metros de ancho por catorce de largo; allí hay dos Direcciones la de Defensa del Consumidor y la de Comercio”, precisó.

Los trabajadores señalaron que se trata de “dos áreas que se dedican mayormente a la atención al público, en un caso atendiendo el Registro Permanente de Actividades Comerciales y la Dirección de Defensa al Consumidor también atiende al público recibiendo reclamos y denuncias de los vecinos, entre las 10 de la mañana y las 15 horas”. Vale mencionar que «el Secretarío de Comercio se llama Adrián Lungwitz y el Subsecretario Eduardo Isern. Mientras el Subsecretario de Defensa del consumidor es Luis Cisterna.

Señalaron que compartir el reducido espacio “dificulta muchísimo la labor diaria, ya que se cruzan los comerciantes que vienen a realizar sus trámites y los denunciantes que eventualmente pueden encontrarse con el mismo comerciante que vienen a denunciar. Aparte por la cantidad de personas que vienen, se dificulta muchísimo una correcta atención al público”.

“No hay sillas para que las personas esperen a ser atendidas, sin perder de vista que por lo que nos dijeron es un establecimiento que no está habilitado para la actividad que se realiza”, advirtieron los trabajadores. Señalaron que no tienen “salida de emergencia, la escalera que es el único acceso a la oficina no tiene baranda ni antideslizante”, mencionaron.

En el mismo sentido indicaron que no tienen “ascensor para el acceso de las personas con discapacidad. Entonces si viene alguien en esa situación tenemos que bajar, a una oficina que nos prestan los compañeros del Ministerio de Economía, para poder atender ahí a esas personas trasladando todos los elementos necesarios desde nuestra oficina”.

Por otra parte señalaron que tienen “un solo baño y un inodoro para las 15 personas que trabajamos, que está pegado a una pequeña cocinita. Lo que hace que convivir sea demasiado incómodo, la verdad es que es imposible transcurrir siete horas en esa situación”, se quejaron los trabajadores de la Secretaría de Comercio.

Tampoco la calefacción es la adecuada, ya que tienen “tres equipos de aire frio-calor, de los cuales solo funciona uno. Lo tenemos que prender como máximo dos horas, porque si no comienza a caer agua del techo, y también tenemos un caloventor que trajimos nosotros mismos”, remarcaron.

Los trabajadores dijeron que también son deficientes las conexiones eléctricas, dado que “está todo conectado con zapatillas, hay varias computadoras, y tenemos expedientes y cajas de cartón acumuladas por todos lados”, comentaron.

Según dijeron, en diciembre del año pasado les plantearon que las dos direcciones compartirían las oficinas y “supuestamente iba a ser por el plazo de un mes que teníamos que aguantar, porque después nos íbamos a un edificio en la calle Estrada que estaba siendo refaccionado. Pero estamos a finales de julio y no pasa nada, porque aparentemente el lugar está listo pero nos dicen que surgieron inconvenientes con Legal y Técnica porque el edificio tiene problemas con la titularidad del mismo”.

Indicaron que la Dirección de Comercio ya venía funcionando en ese lugar con inconvenientes, pero “al trasladar a Defensa del Consumidor los problemas se multiplicaron”. Incluso mencionaron que en algún momento tuvo ratas “encontrábamos los excrementos al entrar y en otro momento incluso se inundó, salvándose las computadoras de casualidad”.

Finalmente marcaron la diferencia con las oficinas de la Secretaría de Seguridad “que inauguraron hace poco tiempo en el mismo edificio  y parece el lobby de un hotel, no les falta nada. Cuando vino la gobernadora a inaugurarlas la esperábamos para explicarle nuestra situación pero no paso. Incluso la única salida de seguridad que hay la tienen en esa oficina, pero para llegar nosotros hasta ahí es complicado e incluso si hubiera un incendio en ese lugar no tenemos por dónde salir”, concluyeron.