Breves
CTA Audivic2

Solidaridad

Trabajadores de Audivic recibieron a delegación de la CTA Autónoma

Una delegación de integrantes de la CTA Autónoma de Río Grande se hizo presentes en la planta de Audivic, para solidarizarse con los trabajadores que la ocupan desde hace más de un mes reclamando por los salarios adeudados y la reactivación. Señalaron que concurrieron para “traer la solidaridad, el compromiso y -como lo hemos planteado a los compañeros- convencidos de que si no hay unidad y no se defienden los puestos de trabajo, de acá de la Isla nos vamos de a uno”.

 

 

“En lo personal tenía le deuda de venir, si bien los compañeros del SUTEF y la CTA Autónoma de Río Grande estuvieron viniendo yo quería venir junto con los compañeros. La verdad es que la de Audivic, junto con otras luchas, va a ser emblemática; será un antes y un después”, señaló el secretario General del SUTEF y la CTA Autónoma a nivel provincial, Horacio Catena; al término de la visita que una delegación de la CTA Autónoma de Río Grande realizó a la planta que está tomada desde hace más de un mes, reclamando por los salarios adeudados y la reactivación productiva.

 

Catena, quien también fue parte de la delegación, dijo que concurrieron para “traer la solidaridad, el compromiso y -como lo hemos planteado a los compañeros- convencidos de que si no hay unidad y no se defienden los puestos de trabajo, de acá de la Isla nos vamos de a uno”, advirtió el titular de la CTA Autónoma.

 

En ese mismo sentido manifestó que “hay una gran necesidad de todos de unirnos y defender los puestos de trabajo. Para eso tenemos que tener propuestas concretas y caminar en una dirección. La protesta tiene un límite que es marcar la situación, ahora hay que buscar soluciones”, manifestó.

 

Recordando que en la provincia “han limpiado más de la mitad del  parque industrial” y que “entre horas cátedra y cargos, debe haber más de mil cargos menos en el sistema educativo. Porque si bien el docente puede seguir trabajando, lo hace con menos carga o en otro lado. Pero la reducción hasta el último Congreso de Delegados (del SUTEF) nos daba más de 600 y pico de horas, y alrededor de 60 cargos perdidos en general. Entonces estamos hablando de más de 1000 compañeros que perdieron su trabajo” en el sector docente.

 

Entonces afirmó que  la pérdida de trabajo “no es una problemática del sector privado, también lo es del sector público. Porque cuando se profundice el irse de la Isla se empiezan a cerrar cursos, eso ya lo vivimos. Como vivimos la explosión de abrir cursos y escuelas cuando las migraciones son rápidas y frecuentes, también en estas situaciones se sufre lo contrario”, aseveró.

 

Catena dijo que se necesita “dar respuesta rápida a los problemas que tenemos y eso se logra con unidad y con un programa concreto”. Planteando como objetivos “fortalecer la Central, desarrollarla, y no ser mezquinos. Acá no hay CTA ni CGT que valga si no hay una unidad verdadera y un programa que nos una. Como ha planteado nuestra Central es imperioso un paro de 36 horas activo, que golpee la médula de la política del macrismo y en la provincia de (la gobernadora Rosana) Bertone. No podemos esperar más, hay represiones como en Ensenada, pérdida de puestos de trabajo como en Fabricaciones Militares, pérdidas de puestos de trabajo en Tierra del Fuego todos los días. ¿Qué más vamos a esperar para parar el país? ¿Que nos quedemos sin nada, que el dólar llegue a 50 pesos como están proyectando y que nuestro salario haya perdido el 200 por ciento del poder adquisitivo?”, se preguntó.

 

Indicando por último que “hay una responsabilidad muy grande de los dirigentes de las Centrales de ponerle fecha y unificar el plan de lucha”.

 

Por su parte Marcos Linares, secretario Adjunto de la UOM Seccional Río Grande, saludó la presencia de la delegación de la CTA Autónoma local en la planta de Audivic; ratificando que “la unidad de todos los sectores es lo que siempre impulsamos las obreras y los obreros metalúrgicos, por eso agradecemos la presencia de los compañeros acá”.

 

Reivindicó la dura pelea que se viene dando para el cobro de los salarios adeudados y la reactivación de la planta fabril, advirtiendo las consecuencias de las actuales políticas para “el conjunto del movimiento obrero y el pueblo”. En ese sentido volvió a destacar lo “necesario de fortalecer la movilización y la pelea, porque lo que se viene para adelante son tiempos más difíciles y debemos estar preparados”.