Breves
audivic - copia

Más de 2 años sin trabajar

Trabajadores de Audivic contaron su experiencia en este tiempo

La secretaria de la Cooperativa de Trabajo Tierra del Fuego (Ex Audivic), se refirió a lo duro que fue transitar estos más de dos años sin trabajo. Recurrieron a planes sociales, bolsones de comida, changas y hasta se pusieron a recuperar el material que estaba en la fábrica Plásticos de la Isla Grande después del incendio que la destruyó por completo, para hacerse de algunos pesos. Hoy se preparan para volver a producir y esperan que sea el inicio de un tiempo diferente.   

 

 

 

“La verdad es que estamos con muchísimo trabajo, como para poner la planta en condiciones para empezar a producir un kit de aire acondicionado para la empresa BGH, algo que se aprobó en el Área Aduanera Especial el pasado 6 de agosto. Así que hace ya bastante tiempo que estamos trabajando con la empresa, para poder llevar a cabo esto”, mencionó Stella Maidana, secretaria de la Cooperativa de Trabajo Tierra del Fuego Ex Audivic Río Grande Ltda.

En declaraciones al programa radial “Desde las Bases”, que se emite por FM Nuestras Voces y  Radio Provincia, la trabajadora dijo que se encuentran “en condiciones de arrancar por un par de meses, con la posibilidad de que si todo sale bien podamos tener otra producción de aire acondicionado”. Mencionó que fue “muchísimo el esfuerzo que han hecho los compañeros, para poder mantener en orden las instalaciones. Porque había que pagar los servicios todos los meses, siempre estuvimos recibiendo la ayuda de alguien, pero la verdad es que este invierno fue bastante duro”, remarcó Maidana.

Contó que tuvieron que solicitar acompañamiento para reparar la red para combatir posibles incendios, porque “se congelaron los caños, se rompieron y las cosas no son baratas”. Dijo que hubo “gente que trabajó sin ningún tipo de interés, sin cobrarnos un centavo. Las instalaciones las mantienen los compañeros, limpiando, ordenando, controlando que esté todo en condiciones y cuidándolas”.

Aseguró que muchas veces lo hicieron “poniendo dinero de nuestro propio bolsillo, cómo podemos, pero de algún lado rascamos para pagar el gas y podemos decir que en estos más de dos años hemos hecho maravillas”, señaló la secretaria de la cooperativa. Mencionó que durante este tiempo “cada uno sobrevivió cómo podía, haciendo pequeñas cosas. Fue un esfuerzo muy grande de los compañeros que estaban más necesitados, como para poder sostenerse”, expresó Stella Maidana.

Comentó que incluso estuvieron reciclando el material de la empresa Plásticos de la Isla Grande, luego del incendio que la destruyó casi por completo. “Estuvimos recuperando ese plástico, era un trabajo bastante duro, pero con eso logramos un poco de dinero para cada uno y algo para poder pagar los servicios”, indicó la representante de la Cooperativa Tierra del Fuego (Ex Audivic).

También mencionó que se sostuvieron mediante algunos “planes, con el RedSol, algún plan que nos está entregando la Secretaría de Fábricas Recuperadas a nivel nacional, y siempre golpeando puertas para conseguir algún subsidio para el alquiler de algún compañero, más los bolsones de alimentos y ese tipo de cosas”.

Dijo que inicialmente el acuerdo les dará trabajo para los meses de “octubre y noviembre, pero si todo va bien y si todo se cumple cómo debe ser podemos acceder por un par de meses más a otra cantidad más o menos similar de equipos, para diciembre y enero. Pero todo depende de cómo se desarrolle este primer fasón”, advirtió.

Al ser consultada sobre la presencia espontánea de una gran cantidad de personas en la planta fabril, con la intención de presentar curriculum vitae para tratar de acceder a uno de los puestos que se van a generar para cumplir con la producción, dijo que “la verdad es que nosotros no hicimos ninguna publicación señalando que estábamos recibiendo curriculum y nos desbordó la cantidad de gente”.

Contó que terminaron recibiendo más de 1000 CV porque les parecía “una falta de respeto para toda esa gente que se presentó, que estuvieran allí esperando y no recibírselos”. Pero aclaró que ya no siguen recibiendo y remarcó que “los puestos de trabajo no son tantos, como para poder satisfacer a toda esa necesidad de empleo”.

Mencionó que ya se encuentran “constituidos como cooperativa, tenemos la matrícula del INAES, también estamos con los papeles al día en lo que es AFIP, AREF, IJG, toda nuestra documentación como cooperativa está en regla. Con respecto a la planta dónde estamos, la verdad es que ahí fue dónde tuvimos el mayor inconveniente porque la sociedad anónima de Audivic está en un concurso de acreedores”, repasó.

Por eso dijo que tuvieron que solicitar al dueño de la empresa, Marcelo Sonsino, una autorización para poder producir en el lugar. Recordó que es “el responsable de las penurias que estamos pasando”, pero indicó que “a veces hay que deponer el orgullo y pensar en la necesidad de tener cierto beneficio y poder llevar un sueldo a la casa de uno, al menos por algún tiempo”. Finalmente, con la participación de la familia de Sonsino como intermediaria, porque él se encontraría con algún inconveniente de salud, se logró “un comodato” sin costo para los trabajadores.

Maidana dijo que esperan que el acompañamiento que se anuncia para los sectores cooperativos “finalmente se concrete”. Señaló que “a nivel nacional hay un proyecto para tratar todo el tema de las fábricas recuperadas, tanto las que han sido abandonadas por sus dueños como las que han quebrado. Es un proyecto que se encuentra en comisiones en la Cámara de Diputados, y también tenemos que reconocer que la Secretaría a nivel nacional se está ocupando. En este tiempo es la primera vez que alguien de Nación nos contactó para decirnos: acá estamos y podemos ayudarlos con algo para que puedan salir adelante”.

“Hay algunos planes nacionales como para poder comprar insumos, para poder comprar maquinaria, así que en ese sentido tenemos confianza de que podemos ser acompañados a nivel nacional. A nivel provincial también siempre se nos acompañó, en esto del fasón se nos ha asistido muchísimo. También por supuesto nos acompañó la Unión Obrera Metalúrgica con la aprobación de este fasón, cosa que agradecemos enormemente, y de una manera u otra el Municipio también nos acompaña”, repasó finalmente la secretaria de la cooperativa.