Breves
ambassador5

Metalúrgicos de Ushuaia

Trabajadores de Ambassador llevan un año sin cobrar

Los trabajadores de Ambassador Fueguina llevan un año sin percibir sus haberes. La legisladora Mónica Acosta (Forja), confirmó que el gobierno sigue haciendo gestiones encabezadas por el propio gobernador, Gustavo Melella. En ese sentido adelantó que “próximamente puede que haya algún tipo de anuncio por parte de la gobernación, que es quien ha tomado la posta de las gestiones”.

 

 

“A los compañeros no los vamos a soltar, porque la verdad es que desde el primer día es lo que se ha buscado con su lucha, más allá de evidenciar el abandono y la falta de recursos porque estuvo el abandono de un estado y el rescate de otro que vino después, pero eso no alcanza hasta no ver concretada la gestión en el marco de un concurso que aceleró y modificó las reglas de juego”, advirtió la legisladora de Forja, Mónica Acosta, refiriéndose a la situación de las trabajadoras y los trabajadores de Ambassador Fueguina.

En declaraciones a Radio Provincia, mencionó que “a lo mejor el grado de intervención por parte del Estado provincial pudo haber sido otro, en un contexto diferente. Pero no se deja de seguir gestionando, en cabeza del propio gobernador (Gustavo Melella), una alternativa que por un lado se disputa con los acreedores y por el otro hay interés por parte de algunas empresas de la provincia de querer de alguna manera gestionar un trabajo a fasón o hacer alguna presentación judicial para poder reactivar la empresa y no perderla como fábrica”, remarcó la parlamentaria.

Acosta dijo que se trata de un objetivo “muy importante, porque si bien tiene un proyecto escueto como es el de la fabricación de televisores; pero su principal valor agregado son sus trabajadores y todos los años de conocimiento y experiencia en lo técnico, en lo productivo, en saber cómo no dejar libradas al azar las deudas caídas, las amarguras que pasaron, la falta de recursos que sufrieron”, puntualizó la parlamentaria al valorar el potencial humano que tiene la empresa.

Finalmente expresó que “próximamente puede que haya algún tipo de anuncio por parte de la gobernación, que es quien ha tomado la posta de las gestiones”, indicó por último Mónica Acosta.

 

 

Un año sin cobrar

 

 

Hoy las trabajadoras y los trabajadores de Ambassador Fueguina llevan un año sin cobrar sus haberes, cuando comenzaba noviembre Sandra Ragusa, una de las operarias, relataba en Radio Provincia que en ese momento llevaban “11 meses que no cobramos los sueldos, el empresario todavía no dio la cara o por lo menos nosotros todavía no lo sabemos. Estamos analizando la posibilidad de formar una Cooperativa, tenemos que ponernos bien a tono con eso y si no aparece ninguna propuesta va a tener que suceder eso para que podamos estar abiertos a la propuesta de producción de cualquier empresa”, dijo sobre la posibilidad de producir a fasón para otras firmas.

Consultada específicamente sobre ese proyecto, Ragusa indicó entonces que “en realidad nosotros sabemos que Pablo Hadjes, que es el presidente de la empresa, es el único que puede firmar cualquier tipo de acuerdo. Pero él no se sienta a negociar, porque no quiere hacer ningún tipo de negociación con nosotros en el medio, los mensajes que nos llegan a nosotros es que dice: con esos negros yo no quiero trabajar”, expresó.

Manifestando luego que “parecería que los negros estamos reclamando algo injusto, cuando estamos reclamando nuestro derecho por 11 meses (hoy 12) de salarios adeudados”. Dijo saber que Melella “está trabajando, pero no sabemos en qué estado de la negociación están”. En ese mismo sentido expresó: “sabemos que Pablo Hadjes, que es el único que habla por parte de la empresa, no se ha comunicado con el gobernador. Sabemos que no le ha respondido el teléfono, con las únicas personas que se comunica Pablo Hadjes es con la UOM (Seccional Ushuaia) y acá no hay ningún representante de la empresa, hay un apoderado al que lo tienen como títere para firmar determinados papeles o como para hacer una denuncia falsa, como para la que nos hicieron hace un tiempo atrás”, indicó por entonces Ragusa. Hoy operarias y operarios de Ambassador siguen pendientes y con la mirada puesta en la gestión que lleva adelante el gobierno, con la esperanza de volver a sus puestos de trabajo y cobrar la abultada deuda que la patronal tiene con ellos.