Breves
La legisladora provincial por el Frente de Todos, Myriam Martínez, destacó que “este enorme y necesario esfuerzo de toda la población (por la cuarentena), generará grandes dificultades económicas en todos los niveles, resultando un deber del Estado tomar medidas de asistencia, ayudando a los distintos sectores de la población a sortear esta catástrofe sin precedentes a nivel mundial”
La legisladora provincial por el Frente de Todos, Myriam Martínez, destacó que “este enorme y necesario esfuerzo de toda la población (por la cuarentena), generará grandes dificultades económicas en todos los niveles, resultando un deber del Estado tomar medidas de asistencia, ayudando a los distintos sectores de la población a sortear esta catástrofe sin precedentes a nivel mundial”

“Todos los trabajadores fueguinos merecen cobrar su salario”

“Nos encontramos transitando una pandemia que nos está poniendo a prueba como sociedad, sin duda, la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional y Provincial nos ayudará a disminuir la cantidad de contagios y aplanar su curva, morigerando con ello el colapso en los sistemas sanitarios que prevén los expertos”, entendió la legisladora del Frente de Todos, Myriam Martínez.

Ushuaia.- La legisladora provincial por el Frente de Todos, Myriam Martínez, destacó que “este enorme y necesario esfuerzo de toda la población (por la cuarentena), generará grandes dificultades económicas en todos los niveles, resultando un deber del Estado tomar medidas de asistencia, ayudando a los distintos sectores de la población a sortear esta catástrofe sin precedentes a nivel mundial”.

En este sentido “el Estado nacional ya ha dictado medidas de ayuda a distintos sectores de la sociedad como por ejemplo el ingreso familiar de emergencia de $10.000 destinado a trabajadores independientes de las categorías más bajas del monotributo, el que luego fue extendido a las empleadas domésticas, la duplicación de su haber para quienes perciban la Asignación Universal por Hijo, un bono de $3000 para jubilados, pensionados y quienes perciben planes sociales, el congelamiento de alquileres y suspensión de desalojos por 180 días, etc.”

Agregó la parlamentaria que “es en este contexto que el Estado provincial adoptó medidas de asistencia tanto sociales como económicas, estas últimas dirigidas a empresas y comercios de nuestra provincia, quienes se han visto forzadas a cesar en sus actividades comerciales, pero deben continuar solventando gastos como salarios, servicios o alquileres”.

“Una gran preocupación de este sector, es el pago de salarios y, si bien el Ejecutivo les brinda una herramienta a través de nuestro Banco provincial, la considero insuficiente”.

“Las medidas adoptadas por el Ejecutivo provincial, no son suficientes, porque un gran número de trabajadores no van a poder percibir su salario, ante esta situación de extrema necesidad que no sabemos cuándo terminara, no se puede generar mayor incertidumbre de no contar con su ingreso”.

“Esta inédita realidad que lejos de provocar desasosiego, nos insta a la resolución inmediata de las contingencias severas y sin un claro tiempo de finalización, me dispone a contribuir en todo aquello  que resulte efectivo a los intereses de la sociedad en su conjunto, velando por el bienestar de los sectores productivos y comerciales de la economía local  y en particular de los trabajadores; apelando a iniciativas de carácter  extraordinario y temporal que nuestra carta magna nos permita a  la luz de su lectura armónica”.

“Le propongo al Sr. Gobernador de la provincia, que genere la normativa necesaria que permita desafectar alrededor del 10% de los bonos destinados a obras que no se encuentren iniciadas, redirigiendo dichos recursos a través del Banco de Tierra del Fuego, a préstamos para el pago de salarios de los trabajadores de las empresas y comercios con menos de 50 empleados que no hayan despedido trabajadores y que se encuentren al día con el pago de sus obligaciones al 29 de febrero de 2020”.

“Como sabemos, la provincia tiene depositado millones de dólares destinados a distintas obras, muchas de las cuales aún no se han iniciado, resultando necesario, y de manera excepcional, desafectar parte de esos fondos para destinarlos a la asistencia financiera del sector privado, mediante préstamos para el pago de salarios a una tasa de interés preferencial menor al 24% con tres meses de gracia a contar desde la finalización de la cuarentena y 18 meses para su devolución”.

Finalmente dijo que “estoy convencida, que la excepcionalidad de la situación justifica esta medida, máxime si tenemos en cuenta que lo que se generara será un préstamo por algún tiempo, ayudando al sector privado a abonar exclusivamente los salarios de los trabajadores bajo su dependencia”.