Breves
“Todo el parque generador de la DPE está vencido en su mantenimiento”, aseguró su propio presidente Alberto Mancini.
“Todo el parque generador de la DPE está vencido en su mantenimiento”, aseguró su propio presidente Alberto Mancini.

“Todo el parque generador de la DPE está vencido en su mantenimiento”

El presidente de la Dirección Provincial de Energía atribuyó el corte de ayer a la falta de mantenimiento de la turbina Rolls Royce, atrasado seis años, según dijo. La auditoría de la UBA quedó en suspenso y se intenta conocer adónde fueron los fondos destinados por el gobierno anterior para ponerla a punto, dado que solamente se reemplazó el generador de gases, pero “por uno que no correspondía, porque debe ser de Siemens y se compró una especie de alternativo, que era más barato y ahora los problemas que tenemos son producto de eso”, sostuvo. Todo el parque tiene deficiencias de mantenimiento y recuperarlo llevará su tiempo, por la falta de fondos en la dependencia, que registra una baja en la recaudación del 50%. Se sigue sumando deuda con CAMMESA y se trabaja junto con el gobierno y la Secretaría de Energía en una salida para conseguir la tarifa diferencia del gas de generación eléctrica.

Río Grande.- El presidente de la Dirección Provincial de Energía, Alberto Mancini, detalló por Radio Universidad 93.5 la compleja situación del área a su cargo, que quedó expuesta ayer con el corte de energía por una falla de la turbina Rolls Royce, que atribuyó a la falta de mantenimiento.

“Pasadas las 8 de la mañana tuvimos una falla, los sensores de la turbina Rolls Royce detectaron una falla en el transmisor de presión del aceite de lubricación. Al detectar ese tipo de falla, automáticamente se detiene por cuestiones de seguridad. Lo que se hizo en la planta fue poner los generadores secundarios que tenemos de back up, pero todo llevó un tiempo bastante prolongado, porque algunos de estos generadores anduvieron medio caprichosos para arrancar. Después de un par de horas pudimos restablecer por lo menos la energía domiciliaria, y seguimos trabajando en la Rolls Royce para reparar la falla”, indicó.

“Cuando se activó la turbina saltaron un par de conectores. Hay que hacerla cargar lentamente y luego funcionó normalmente con un par de equipos de back up. Nosotros tenemos un parque generador que se compone de la turbina principal. Es el grupo generador 7, que es la Rolls Royce y tiene la mayor potencia de la planta generadora. Después tenemos generadores auxiliares que van desde los 2 mega y medio hasta los 6 mega. Los generadores más nuevos son las turbinas 11, 13 y 14 que se compraron a Sullair. Eso lo tenemos como parque auxiliar y hace de soporte a la Rolls Royce, porque no está generando una carga plena por problemas de mantenimiento. El service se tendría que haber hecho a las 100 mil horas y estamos superando las 150 mil, es decir que estamos excedidos casi en 6 años del mantenimiento. Por eso no puede entregar su máxima potencia y hoy la generación de la turbina está en el orden de los 20/21 mega, y el resto de la demanda lo abastecemos con estas turbinas auxiliares”, explicó el funcionario.

Aclaró que “las auxiliares no reemplazan a la Rolls Royce sino que la sostienen, dado que la potencia máxima de la máquina principal está en el orden de los 28 mega -con el service correspondiente-. En Ushuaia el pico de máximo consumo es en invierno y ronda los 40/42 mega. Hoy no llega por la pandemia y hay muchos establecimientos que no funcionan. Hoy el consumo ronda los 27/28 mega, pero se está reactivando y alrededor de las 20 horas es el horario de máximo consumo”, precisó.

 

Fondos desaparecidos

 

Mientras se intenta resolver el problema de fondo, para lo que se requieren ahora unos cinco millones de dólares, el ingeniero Mancini señaló que también buscan dar con el destino que tuvo el dinero girado por el gobierno anterior a los efectos de realizar el mantenimiento pendiente de la turbina principal, que en su momento eran dos millones de dólares. El trabajo que debe hacerse es “el cambio de rotor, el cambio de sistema de control que es obsoleto, porque la máquina tiene 20 años y todos sabemos lo que avanza la electromecánica. También hay que hacer un cambio de generador de gases, armar un parque de repuesto de sensores y los elementos más importantes. Si vamos a poner todo en el paquete, tenemos que hablar de cinco millones de dólares”, estimó.

“En su momento hubo una transferencia del gobierno provincial a la DPE de 93 millones de pesos, que equivalían a dos millones de dólares, para poder comprar el rotor, el sistema de control y hacerle el mantenimiento, cambio de sensores, entre otras cuestiones, e inclusive tenía en cuenta el generador de gases. Pero no se cambió el rotor ni el sistema de control y se compró un generador de gases que no correspondía, porque debe ser de Siemens. Se compró una especie de alternativo, porque era más barato, y ahora los problemas que tenemos son producto de eso. No sabemos en qué se usó el dinero y lo estamos viendo, porque no se usó para lo que fue destinado originariamente”, manifestó.

“Hoy cambiar todo eso, que costaba dos millones en su momento, está en el orden de los cinco millones de dólares”, contrastó, con el perjuicio que implica para las arcas provinciales.

 

Situación del área

 

Consultado sobre la situación de la DPE, señaló que “los números no son buenos, no tenemos fondos para hacer obras, hay mucha deuda contraída y aparecen estos casos, que son una deuda no escrita. Todo el parque generador de la DPE está vencido en su mantenimiento, y hablo de todos los generadores, las turbinas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 11, 13, 14. Todas requieren mantenimiento, porque cuando asumí no se había hecho en el tiempo que correspondía según el fabricante y el contrato de compra”.

“El panorama no es grato para la generación de energía en Ushuaia y es lo que nos encontramos cuando asumimos. Ahora tenemos que corregirlo, trabajar mucho y hay que poner mucho dinero para que esto se pueda revertir”, advirtió.

Mancini es un ingeniero que no pertenecía a la dirección y fue convocado por gobernador Melella. “Vivo en Ushuaia desde hace muchos años y desde que asumí pude conocer en detalle cómo estaba el parque energético. Estamos buscando los caminos para resolverlo, para colmo nos encontramos con esta pandemia mundial que nos afecta muchísimo, con dos meses con un stand by muy grande y falta de ingresos. Estamos dedicados a full al tema de la pandemia, siguiendo las directivas del gobernador y del gobierno nacional”, dijo.

“Estamos teniendo dificultades para afrontar las obligaciones que tenemos, inclusive con CAMMESA, porque si no se recauda, se paga lo imprescindible, aunque todo es imprescindible. Hay una merma del 50% en la recaudación, y no se puede cortar la luz a la gente si no paga el servicio. Estuvimos toda una semana sin sistema, hoy –por ayer- arrancamos con el cobro y se nos cortó la luz, así que tampoco pudimos efectivizar cobros. Es un panorama muy complicado realmente. Tenemos alrededor de 28.500 usuarios en Ushuaia, incluyendo Tolhuin”, indicó.

 

Gas de generación

 

La deuda con CAMMESA sigue creciendo porque “desde fines del año pasado no venimos pagando. Hemos pagado una parte y es uno temas que estamos tratando de resolver junto con el gobierno provincial. La Secretaría de Energía está trabajando muchísimo en este tema, tanto el secretario como el subsecretario y el coordinador, junto conmigo, para poder darle un giro a esto. Es un pedido expreso del gobernador y la ministra Castillo. Estamos tratando de ver cómo acomodamos los números y el servicio para toda Tierra del Fuego”, expuso.

“En épocas normales la recaudación era de entre 60 y 70 millones de pesos y hoy no llegamos a los 40 millones. Esperamos que aumente la recaudación con las nuevas medidas, para poder afrontar los compromisos que tenemos”, deseó.

En cuanto al trabajo en la cuarentena, informó que se está “siguiendo un protocolo que hicimos en conjunto con la Cooperativa, la Secretaría de Energía y la DPE. Seguimos trabajando bajo extremo cuidado y tenemos un problema bastante acuciante en Ushuaia en los barrios altos, en La Bolsita. Hay algunos lugares donde la informalidad ha hecho que se corra un riesgo importante del punto de vista humano. Ya hemos solucionado una serie de barrios en Ushuaia y Tolhuin, porque es un pedido expreso del gobernador regularizar el servicio, bajo normas de seguridad”, subrayó.

 

Auditoría en pausa

 

El destino de los fondos para la turbina podría conocerse una vez finalizada la auditoría de la UBA, que en este momento está en pausa. “La hemos suspendido por la pandemia y se retomará cuando ellos mismos lo dispongan. Nosotros estamos a disposición para entregar toda la documentación necesaria y estamos trabajando a full con el Tribunal de Cuentas para clarificar todo este tipo de cuestiones, lo que encontramos, lo que no encontramos, y algunas anomalías que surgen del punto de vista contable. Seguramente la auditoría continuará cuando puedan viajar nuevamente a la isla los técnicos de la UBA”, estimó.

“Tenemos un plan de trabajo que vamos corrigiendo en la medida que nos lo permiten las necesidades. Tenemos un plan no sólo para Ushuaia y Tolhuin, sino para Almanza, San Sebastián, también para Río Grande y hay mucho para hacer. En estos dos meses estuvimos abocados a los servicios esenciales y mientras tanto vamos corrigiendo todo lo que podemos corregir y haciendo proyecciones a futuro, siempre teniendo en cuenta la cuestión monetaria. Uno pretende hacer cosas pero siempre se requiere dinero”, sostuvo.

Finalmente hizo un reconocimiento al personal del área, que “es espectacular y es el mejor capital que tengo en la DPE. Hoy trabajaron a destajo con mucho frío y nieve, para poner en marcha la Rolls Royce y me siento plenamente orgulloso del personal”, concluyó.