Breves
El ministro de Economía de la provincia, Guillermo Fernández, informó por Radio Universidad 93.5 sobre su paso por la comisión de presupuesto realizada el martes.
El ministro de Economía de la provincia, Guillermo Fernández, informó por Radio Universidad 93.5 sobre su paso por la comisión de presupuesto realizada el martes.

Tierra del Fuego debe casi 36 mil millones de pesos

El ministro de Economía Guillermo Fernández expuso los principales lineamientos del proyecto de presupuesto 2021 ante los legisladores de la comisión de economía. Confía en que el próximo año haya una recuperación, en función de la apertura de actividades. Queda por resolver la renegociación con los tenedores de bonos, para lo cual trabaja con el gobierno nacional, con el fin de achicar el déficit provincial. No obstante, adelantó una reducción casi a la mitad del déficit estimado en 14 mil millones, ante los ingresos reflejados en el presupuesto nacional, que resultan mayores a lo que se esperaba. “En compromisos pendientes de pago de parte del tesoro estamos hablando de casi 36 mil millones de pesos”, dijo en relación a la deuda pública de Tierra de Fuego cuando asumió la gestión de Gustavo Melella.

Río Grande.- El ministro de Economía de la provincia, Guillermo Fernández, informó por Radio Universidad 93.5 sobre su paso por la comisión de presupuesto realizada el martes. “Fue una presentación cordial y empezamos agradeciendo a los legisladores por habernos recibido nuevamente en el recinto para tratar el proyecto de ley que impulsa el Ejecutivo. Es el primer proyecto de presupuesto de la gestión de Gustavo Melella y va a signar el cumpleaños número 30 de la provincia. Son tres décadas de institucionalidad, y este año ha sido un punto de inflexión muy importante para las instituciones públicas y el Estado en su conjunto. Esto implica pensar el 2021 de una manera totalmente distinta de lo que se pensaba cuando se asumió la gestión, porque tuvimos que modificar nuestros planes ante el impacto de la pandemia”, expresó.

“El 2021 lo avizoramos con optimismo, pensando que vamos a poder trazar algún camino de recuperación”, confió, y el primer objetivo es resolver la deuda externa, y la herencia recibida. “Hay 4.700 millones de pesos en obligaciones de pago y aproximadamente 530 millones eran recursos coparticipables a los municipios pendientes de transferencia. Quedaron 500 millones de deuda con proveedores y 3.500 millones de obligaciones del tesoro para proveedores, casi 400 millones con las empresas de gas o petróleo, contribuciones patronales pendientes de pago, entre otras cuestiones”, dijo del estado en que encontró las finanzas al asumir.

“La situación del punto de vista financiero es extremadamente difícil y además había una utilización del fondo unificado de más de 1.500 millones de pesos. Se puede decir que es como un descubierto que tiene la administración con el Banco Tierra del Fuego. En compromisos pendientes de pago de parte del tesoro estamos hablando de casi 36 mil millones de pesos”, dijo.

Con respecto a las acreencias, aclaró que “el Estado nacional no tiene ningún tipo de deuda con las provincias”.

 

Déficit a la mitad

 

Respecto de si va a haber modificaciones en función del tratamiento del presupuesto nacional, indicó que “claramente el presupuesto que presentamos tiene el lineamiento de las políticas que desea desarrollar el Ejecutivo provincial. Al compartir una misma mirada de lo público con el gobierno nacional, tenemos puntos de encuentro, como la defensa de la industria, la asistencia social y la reactivación económica. Cuando nosotros presentamos el presupuesto de la provincia, lo hicimos con 15 días de antelación a la nación. Nuestros recursos se encontraban subestimados por no contar con las estimaciones definitivas del gobierno nacional. A partir de la presentación del presupuesto podemos pensar en reducir el déficit que habíamos pronosticado en alrededor de 7.600 millones”, manifestó.

“El presupuesto provincial, por primera vez, está pensado por programas, de lo que mucho se ha hablado pero técnicamente es complejo de llevar adelante y necesita de una curva de aprendizaje normal, como todo en la vida. Nosotros estamos dando los primeros pasos y pueden ser mejorados con el paso del tiempo”, sostuvo.

Lo cierto es que el déficit de 14 mil millones se reduciría a la mitad “en la medida que nosotros logremos cumplir nuestras hipótesis, que se pueda lograr la renegociación de la deuda y mejorar los desequilibrios financieros que tenemos. El contexto económico continúa siendo extremadamente sensible y la situación socioeconómica es extremadamente frágil. Superada esta etapa de aislamiento, la recuperación tiene que notarse en los ingresos”, expresó.

“Los ingresos al 2020, respecto del mismo período de 2019, se han incrementado un 18%, muy por debajo de lo que es la inflación. En este sentido se nota la importancia de la caída económica”, planteó.

Puntualmente sobre la deuda contraída en dólares en la gestión Bertone, dijo que “son 165 millones de dólares los que tenemos que refinanciar actualmente, después de haber cancelado 35 millones de dólares. Estamos trabajando con el Ministerio de Economía de la Nación, y el contacto es fluido. Ya tenemos contactos con nuestros acreedores y el grupo más importante es extranjero. También hay acreedores nacionales, pero no tienen la masa crítica del título y son más bien inversores minoristas. Hasta la fecha hemos podido identificar el 85% de los tenedores de bonos”.

 

Gasto en personal

 

Por otra parte, se le preguntó sobre los fondos destinados al pago de salarios de estatales. “El Estado provincial está en aproximadamente 1.700 millones de pesos mensuales, incluido el Ejecutivo y los entes descentralizados. El plan de recuperación salarial 2020 ha implicado 4 mil millones de pesos hasta la fecha por el incremento de la masa salarial. Además hay que considerar todo lo que se destina en asistencia social, en el subsidio del GLP por ejemplo. La inversión en asistencia social ha sido de 1.800 millones de pesos. En la Legislatura expuse los principales programas que la provincia lleva adelante. Lo más relevante es el programa de convergencia de GLP, que implica 1.500 millones de pesos. También tenemos que tener en cuenta lo que se ha invertido en cuestiones básicas como la compra de alimentos. Hemos adquirido alimentos por 577 millones de pesos de marzo a septiembre, en el marco del programa de atención alimentaria provincial. Se han entregado casi 307 mil módulos, que han alcanzado a 26 mil beneficiarios. Hemos adquirido un millón y medio de kilos de fruta, un millón cien mil kilos de alimentos no perecederos, casi 400 mil kilos de carne, casi 700 mil kilos de pollo, casi 100 mil kilos de pan y casi 200 mil litros de leche”, detalló.

Agregó que “entre el plan PROGRESO y los planes provinciales estamos alrededor de los 900 millones de pesos, solamente considerando lo que respecta a Desarrollo Humano y Producción; luego tenemos lo que ha otorgado el Banco Tierra del Fuego”.

En cuanto a los municipios, precisó que “hemos transferido 6.500 millones de pesos: más de 3 mil millones a Río Grande, casi 3 mil millones a Ushuaia y un poco menos de 500 millones a Tolhuin. Hemos estado transfiriendo con regularidad, y obviamente hemos cancelado lo que estaba pendiente de pago de 2019”, concluyó.