Breves
Tensión en asamblea de trabajadores del Sindicato de Químicos y Petroquímicos en Río Grande.
Tensión en asamblea de trabajadores del Sindicato de Químicos y Petroquímicos en Río Grande.

Tensión en asamblea de trabajadores con presencia policial

Hubo fuerte tensión en una asamblea de trabajadores del Sindicato de Químicos y Petroquímicos que fueron convocados para aprobar la memoria y el balance. Los afiliados pidieron una nueva asamblea extraordinaria para el sábado 22 de julio donde pedirán la expulsión de la actual conducción del gremio. Hubo presencia policial.

Javier Osvaldo Álvarez, uno de los trabajadores que quiere desplazar a la actual conducción del gremio que nuclea al personal de industrias químicas y petroquímicas de Tierra del Fuego, explicó que “nosotros teníamos convocada hoy una asamblea de memoria y balance, que para votarlos habíamos pasado a un cuarto intermedio para hacer la revisión de algunas cuentas y como eso no sucedió, los afiliados a mano alzada no se aprobaron la memoria ni el balance”.

Agregó que “en ese contexto y ya que los afiliados estaban convocados se dio otro tema muy importante que está sucediendo acá y es que no se dieron elecciones como corresponde y al no ocurrir esto nosotros tuvimos que tomar medidas para poder insistir y que se ejerza el derecho de los afiliados de poder votar”.

“En ese marco, pedimos una asamblea extraordinaria porque no se dio curso a ninguno de nuestros pedidos, para hacer la destitución completa de la actual comisión directiva porque no nos representa”, añadió Álvarez.

En el mismo sentido recordó que “la Asamblea es soberana y lo que nosotros intentamos hacer acá es ejercer nuestros derechos; tratar de insistir ya que de la comisión directiva hoy había una sola persona y a duras penas tuvimos que tratar de juntar a los representantes para poder firmar un compromiso para pedir una asamblea donde los afiliados puedan destituir como corresponde, dentro de los márgenes legales, a la actual conducción del gremio”.

Esta asamblea está prevista para el sábado 22 a las 14 horas en la sede del gremio ubicada en Edison y Piedra Buena.

“Hay un acta firmada y nosotros vamos a venir ese día a expresar todo nuestro repudio a esta comisión que no nos representa de ninguna forma y que viola nuestros derechos”.

Cabe recordar que hay un trámite en el Ministerio de Trabajo. “Nosotros lo presentamos y eso va a Buenos Aires donde van pasando por distintas mesas, se van agregando los folios. Nosotros pedimos un pronto despacho después de ver que un folio está 30 días estancado en un lugar; entonces esos tiempos son los que nosotros no podemos esperar y en estas circunstancias los afiliados salen a ejercer su derecho acá, como nos corresponde”.

“Nosotros pedimos con más del diez por ciento de los afiliados una asamblea extraordinaria para tratar el artículo 35 de nuestro estatuto que es la destitución. Ellos tendrían que haber llamado a dicha asamblea dentro de los cinco días y no lo hicieron nunca. Por eso es el enojo de la gente porque ellos no congregan, hemos perdido la paciencia, se han agotado todas las instancias de diálogo; hay una desorganización total y no es algo que se hizo de un día para el otro, sino que hemos hecho pedidos de todo tipo como corresponde y nunca tuvimos una respuesta”.