Breves
El concejal Juan Carlos Pino apuesta a que Mario Daniele pueda mediar para “mejorar la relación”
El concejal Juan Carlos Pino apuesta a que Mario Daniele pueda mediar para “mejorar la relación”

Tensa situación en Ushuaia por “ahogo financiero” del Ejecutivo al Concejo

El presidente del Concejo Deliberante de Ushuaia, Juan Carlos Pino, expuso una tensa relación con el Ejecutivo municipal por la deuda en la remisión de fondos. Aseguró que por varios meses no recibieron las transferencias y esto afecta los compromisos asumidos, entre ellos la finalización del edificio propio. Confía en que el nuevo jefe de gabinete, Mario Daniele, pueda mediar para “mejorar la relación” entre ambos poderes, y espera que el año próximo exista certeza respecto del envío de fondos que corresponden tanto al Concejo como a la Sindicatura. Habló de un “ahogo financiero” y confía en poder tener una charla con el intendente Walter Vuoto para acercar diferencias. Hoy se realiza la última sesión ordinaria y no será aprobado el presupuesto: ya está acordado un cuarto intermedio hasta el viernes pero, para Pino, no hay consenso para la aprobación y podría tener que haber un reconducido.

Río Grande.- Hoy sesiona el Concejo Deliberante de Ushuaia, en medio de una tensa relación entre el Ejecutivo y el legislativo municipal, por la deuda en la remisión de fondos de parte del municipio.

Por Radio Provincia, el presidente del cuerpo, Juan Carlos Pino, dijo que será “la última sesión ordinaria del año, luego tenemos el 15 de diciembre la sesión preparatoria para elegir autoridades del Concejo Deliberante. Para hoy se prevé la discusión del presupuesto, el concejal Garramuño viajó, le cambiaron el vuelo, y pidió un cuarto intermedio para poder estar en esa discusión, así que probablemente tratemos la mitad de los temas y pasemos a un cuarto intermedio hasta el viernes para tratar el resto”, adelantó.

No habría consenso hasta el momento para aprobar el presupuesto: “Está muy difícil lograr los consensos para que tengamos un presupuesto aprobado. Hasta ahora de la gestión pasada tuvimos cuatro presupuestos aprobados y aspiramos a tener el quinto en esta oportunidad. El problema está en la reducción de fondos en todas las áreas. Lo presentado hasta el 30 de septiembre no se condice con la actualidad. Es tan variante la economía que en dos o tres meses se modifican rápidamente las cosas. Muchas de las áreas no tienen el mismo presupuesto que han tenido en 2020 y hay muchas obras que se están haciendo con fondos de nación. Lo que tiene que ver con coparticipación y recaudación provincial prácticamente está destinado a sueldos. Con los fondos que se consiguieron de nación se están haciendo obras complementarias que no estarían si tuviéramos que afrontarlas con la coparticipación y la recaudación provincial”, aseguró.

“En el presupuesto hubo una reducción de 1.300 millones de pesos en la recaudación con respecto al año anterior, y esa reducción afectó a todas las áreas, como también afectó al gobierno. Es una reducción a nivel nacional. El municipio se vio afectado en 1.300 millones y esto hizo que hubiera todo este tipo de conflictos con el gobierno por las transferencias, lo mismo con el Concejo Deliberante, con la Sindicatura. Esa reducción es un 25% menos de la recaudación que estaba prevista”, precisó, si bien al Concejo le habrían enviado la mitad del dinero que les corresponde.

“Es consecuencia de la pandemia y no sólo nos pasa en la ciudad. Recién ahora pueden abrir los hoteles, los comercios, y esto que pasó en el mundo pasó en Ushuaia también, donde nos vimos más afectados que otras ciudades, porque es una ciudad turística. La recaudación por el turismo es considerable y este año no la tuvimos. Se presentó un presupuesto en septiembre que no se condice con la realidad de diciembre. Esto se vio en la discusión, en el planteamiento de los funcionarios y en la necesidad que tiene cada área. Este año se destinaron muchos fondos a la pandemia y la parte social. Nosotros lo aprobamos ni bien empezó esto, y las modificaciones presupuestarias fueron derivadas a la contención social y la parte de salud municipal. El Estado tuvo que acomodar sus números a esta realidad y estamos en una situación difícil. Esto va a perdurar hasta tanto se recomponga la economía de la ciudad”, estimó.

 

Reclamo de deudas

 

Consultado sobre la nota que envió al municipio por incumplimientos en el pago de fondos, Pino explicó que “el Concejo Deliberante se ve afectado. Así como el Estado municipal lo hizo con la provincia, nosotros tenemos compromisos asumidos, no solamente por alquileres, publicidad y gastos del Concejo en servicios. Tenemos una situación difícil y nos hemos atrasado dos o tres meses con los compromisos asumidos. Nos ha afectado enormemente y ese reclamo lo hemos hecho en la municipalidad”, confirmó.

“Esperamos que esto se solucione porque estamos en medio de la construcción del edificio del Concejo Deliberante, ya se está llegando al techado, y aspiramos a que se pueda inaugurar el año que viene. Hoy el Concejo alquila viviendas en distintos lugares y edificios que son de necesidad. Son compromisos que el Concejo ha asumido y tiene obligaciones de saldar”, dijo.

“Estamos tratando de que estos fondos lleguen al Concejo, que ha sido producto de esta reducción de entre el 25 y el 30%, por lo que se vio afectado el Estado municipal. La Sindicatura está en una situación prácticamente de ahogo financiero y necesitamos que esto se pueda saldar”, remarcó.

 

Hacia un reconducido

 

El concejal reiteró que “hoy no se cuenta con los consensos para aprobar el presupuesto. No contamos con los dos tercios y vamos camino a tener un presupuesto reconducido –avizoró-. Con un presupuesto aprobado se puede ejercer un control más estricto de las cuentas municipales, pero está muy verde este tema. En un presupuesto debe estar contenida la obra pública, la asistencia social, las distintas áreas, y uno ve que estamos muy frágiles en el tema dinero en el municipio. Hasta hoy no tenemos los consensos y veremos en el cuarto intermedio hasta el viernes si se pueden lograr. Realmente es muy difícil que podamos tener un presupuesto aprobado. Uno trata de convencer y de sumar, pero en esta ocasión el presupuesto está muy difícil”, insistió.

“Yo creo que el presupuesto 2021 va a ser reconducido, porque no logramos los consensos. Si no hay algunas modificaciones al proyecto enviado, no creo que se pueda aprobar”, sentenció.

 

Relación Concejo y Municipio

 

Lo cierto es que la relación entre Concejo y Municipio no es buena, pero Pino puso distancia de cuestiones políticas vinculadas con la interna: “Yo he tenido posibilidad de integrar la lista pero no la he integrado, como todos saben, pero independientemente de esto es un intendente que está llevando obras adelante, está llevando la ciudad adelante. Soy muy respetuoso de los temas internos y siempre los discuto puertas adentro. Nos debemos una charla, así que espero tener esa charla y que podamos hablar. Ya se han elegido las autoridades, me ha tocado estar en una situación de salud bastante complicada, pero seguramente tendremos alguna charla y haremos algún tipo de declaración”, indicó.

“Nosotros necesitamos tener una certeza de lo que le corresponde al Concejo en materia económica. Este año hemos tenido dificultades y esperemos que esto se pueda subsanar el año que viene, para no estar preocupados por la situación de compromisos que tiene el Concejo Deliberante. Queremos solucionar eso y tener certeza y aspiramos a recibir el mismo porcentaje del municipio. Si tuvo una reducción del 25%, que el Concejo tenga la reducción del 25%, porque hemos llegado a recibir el 50% de los fondos del Concejo Deliberante y lo mismo ha pasado con la Sindicatura. Hay que recomponer esa situación y tener estas discusiones no tiene sentido cuando hay tantos problemas en la ciudad, así que esperamos poder charlar estos temas que son de importancia para que el Concejo pueda funcionar, y no estar sometidos a un ahogo financiero cuando no tiene necesidad”, fustigó.

“Sin duda hemos tenido diferencias enormes en cuanto a la remisión de fondos y espero que esto se pueda subsanar, para tener certeza el año que viene. Si hay una reducción que sea porcentualmente la misma para el Municipio, el Concejo y la Sindicatura. La Sindicatura se ha visto con problemas para el pago de alquileres y de los contratistas. Esos problemas surgen por la falta de fondos y esperamos subsanar esto, y tener una relación diferente a la que fue este año en materia económica”, deseó.

Aclaró que “han tratado de recomponer este último mes, pero en mayo y junio no hemos recibido fondos. Estuvimos dos o tres meses sin recibir fondos y eso genera problemas por los compromisos asumidos que tiene el Concejo. Es un problema para la funcionalidad del Concejo y es un tema que vamos a discutir. Lo he estado charlando con el nuevo jefe de gabinete, con Mario Daniele. Mario es una persona con mucha trayectoria y creo que puede mejorar la relación política y puede ser el interlocutor entre la Municipalidad y el Concejo. Aspiramos a tener un año diferente, con una relación política diferente, que nos permita trabajar para la comunidad en conjunto con la Municipalidad. El único tema que se vio complicado este año fue la planta de asfalto, que ha llevado a la baja del funcionario de Economía en su momento, y creo que fue el único tema, porque la emergencia económica, sanitaria, las modificaciones presupuestarias, todo lo que se ha requerido desde el municipio ha tenido el acompañamiento del Concejo”, recordó.

“Esperemos que la relación cambie a partir de que Mario Daniele sea el interlocutor con el Concejo Deliberante. De lo contrario, el Concejo tiene herramientas –advirtió-. Es muy difícil que estemos discutiendo estas cosas, siendo del mismo color político y del mismo partido, y espero que esta charla sirva para todo esto y para tener una relación diferente el año que viene en materia económica, que no tenga que ver con esta situación, porque es preocupante”, sostuvo.

“Yo sigo siendo la misma persona y acompaño. Me ha pasado en otras oportunidades tener la mayoría de concejales opositores y sin embargo sacamos las 500 hectáreas para urbanizar, la compra de los colectivos, de maquinaria. Hemos tenido un trabajo interno siendo la mayoría de la oposición. En este caso, siendo mayoría del oficialismo, hay un trato diferente y necesitamos mejorar esa relación. Yo busco los consensos y acercar posiciones”, expresó.

Respecto de si espera seguir en la presidencia, dijo que “será decisión de los concejales pero no creo que haya problemas. Ya nos conocemos y mi mayor anhelo es que se termine la obra del Concejo, porque estamos a un paso y eso va a significar un ahorro. Algún funcionario que ya no está en el Municipio, el ex Secretario de Finanzas, interpretó que era un gasto hacer el edificio, pero es un ahorro a futuro, es un edificio para los vecinos y eso va a implicar un ahorro de entre 700 y 800 mil pesos por mes”, concluyó.