Breves
La legisladora de FORJA Mónica Acosta dialogó con Radio Provincia sobre la situación de la industria, tras conocerse la exclusión del plan Ahora 12 de los celulares, y defendió las políticas nacionales entendiendo que favorecen la producción local.
La legisladora de FORJA Mónica Acosta dialogó con Radio Provincia sobre la situación de la industria, tras conocerse la exclusión del plan Ahora 12 de los celulares, y defendió las políticas nacionales entendiendo que favorecen la producción local.

“Tenemos 1.800 puestos de trabajo más en relación al año pasado, pese a la pandemia”

La legisladora de FORJA aspira a una modificación del subrégimen donde los beneficios “no se concentren en unos pocos” y estimó que “habrá novedades” antes de fin de año. Destacó los beneficios para la industria fueguina de las políticas nacionales, que impulsan la producción local, y aseguró que, pese a la pandemia, actualmente hay 1.800 trabajadores más que el año pasado. Lamentó que por mezquindades políticas no se haya logrado citar en la comisión de seguimiento de la industria a diputados y senadores para coordinar las acciones que lleva adelante el gobierno provincial, y sostuvo que “siempre están los celos de quién convoca, para qué, cómo, y es una lucha lamentable de codazos de bañadera”. Recomendó en este contexto de crisis “no hacerse el exitista”, sino “ponerse a trabajar con perfil bajo, con los pies sobre la tierra y mucha humildad”, cuestionando a los que ya están pensando en las elecciones de medio término. También defendió el proyecto de presupuesto y lo diferenció de “los reconducidos de la gestión anterior, con gastos reservados. Nada de eso va a haber acá”, garantizó.

Río Grande.- La legisladora de FORJA Mónica Acosta dialogó con Radio Provincia sobre la situación de la industria, tras conocerse la exclusión del plan Ahora 12 de los celulares, y defendió las políticas nacionales entendiendo que favorecen la producción local.

“Nunca dejamos de tener equipos permanentemente trabajando desde el área de Industria de la provincia con Juan Ignacio García, con la ministra Sonia Castiglione. Han enviado a la Legislatura un informe bastante extenso, donde los equipos trabajan con el Secretario de la Producción y también con el ministro Kulfas. Había una posición muy marcada de delimitar al subrégimen en tiempos de duración y perfeccionar la famosa ampliación de la matriz productiva, para que no sea simplemente la conservación de un nicho de negocios de mucha concentración en pocas empresas, sino la posibilidad de ampliar distintos rubros, como lo hemos visto hace pocos meses con la fabricación de respiradores, que tiene cierta tecnología muy vinculada con las automotrices”, dijo.

Consideró que esta fabricación de respiradores “fue el primer caso testigo de esa transformación. No hay un detalle tan específico pero se nos ha explicado que la modificación va en consonancia con eso, que el Estado es proclive a incentivar con medidas nacionales la producción local. El famoso cepo al dólar viene a poner un corolario que genera mayor incentivo a la producción local, porque las importaciones están regidas por aranceles muy altos. Hay ciertas licencias no automáticas para determinada cantidad de productos y eso genera un estímulo”, afirmó.

A modo de prueba y en contraste con el fin de la gestión macrista, observó que “en materia industrial, para esta fecha del año tenemos 1.800 puestos de trabajo más en relación al año pasado, pese a la pandemia. Eso tiene que ver con ciertas condiciones para poder fabricar en este momento. Muchos de los retailers tomaron la decisión de ahorrar sus dólares comprando productos de electrónica, por ejemplo. Nosotros no perdemos la esperanza de que, dentro de este marco de ampliación de la matriz productiva la incumbencia no esté solamente en ramas estratégicas como la electro o biomedicina, sino también en la petroquímica”, planteó.

 

El debate de Terra Ignis

 

También tuvo en cuenta la necesidad de retomar el debate en la Legislatura sobre “la creación de nuestra Terra Ignis, para que la provincia, después de 40 años de subrégimen, tenga una oportunidad de pasar a tener una renta específica con la exploración y explotación del petróleo. Es una propuesta tripartita que busca generar valor agregado no solamente en petróleo sino también en gas, y en la distribución de la energía”.

“Eso trajo varias discusiones internas en la Cámara. Obviamente crear un instrumento de estas características genera a la provincia una vía de recaudación y de generación de puestos de trabajo, para no depender permanentemente de empresas privadas que rigen el tema de subsidios, de tarifas en el caso del gas. Nos coloca en mejores condiciones y en un grado de independencia superior, que antes nunca tuvimos”, valoró.

“Hacia eso va orientado gran parte de la extensión del subrégimen, no solamente a conseguir una prórroga sino establecer obligaciones fundamentales para las empresas y principalmente para la estabilidad del trabajo industrial en la provincia. Durante mucho tiempo hemos sido custodios de ciertos intereses, y se va a necesitar un desarrollo  local que vaya más allá de las fuentes de trabajo. La 19.640 es una ley muy compleja y muy poco ha sido lo que se le ha dejado a la provincia en términos de desarrollo o infraestructura. La ley habla hasta de las viviendas de los trabajadores radicados en la provincia. Es gran parte de las cuentas pendientes”, consideró.

“Estamos en un momento doloroso para todo el mundo pero podemos convertirlo en una oportunidad para nuestra provincia, sustituir importaciones de algunos productos es fundamental, ser generadores de algunos productos y ser parte de esa cadena de valor que se entrelace con otras industrias estratégicas del país, por ejemplo las automotrices. Hay que buscar esa interacción para sustituir importaciones que antes venían de Brasil o de otros países. Ese es el camino, porque si bien la industria no va a tener restricciones para sus compras en dólares, hay que propender a aumentar el valor agregado. Hay dos formas de hacerlo, una son los puestos de trabajo, su normativa, su calidad, y venimos dando esa discusión de convertir a Tierra del Fuego en un lugar sólido, estable, que no puede ser el modelo de Vaca Muerta y mucho menos de la precariedad laboral, porque si no, seguimos infringiendo un castigo hacia adentro mientras las grandes utilidades se van fuera de la provincia. Es equilibrar la amplitud para que siga habiendo interesados en venir a Tierra del Fuego, con seguridad jurídica y previsibilidad a la hora de hacer negocios, pero que por sobre todas las cosas haya gobernabilidad y calidad de vida para los habitantes de la provincia”, priorizó.

 

A los codazos

 

Consultada sobre la posibilidad de aunar esfuerzos de todos los que tienen cargos electivos para ir en una misma dirección en esta búsqueda de la prórroga del subrégimen, dio a conocer que fue imposible hacerlo desde la Legislatura. “Por supuesto el tema del tiempo es importante y hay que aunar esfuerzos, tanto individuales como colectivos. En su momento la Legislatura había propuesto tener un enlace con todas las autoridades electas nacionales, senadores, diputados, para saber cuáles eran sus acciones. Sabemos que el puntapié inicial lo había dado la provincia y era una forma de reorganizar estas iniciativas detrás de todas las acciones que viene llevando la provincia”, dijo.

“Este debate se debe dar en buenos términos, al unísono y con mucha calidad en la propuesta. Suena muy lindo el jingle, como en toda época de campaña electoral, pero hay que ir rubro por rubro, hacer una defensa irrestricta de cada uno de los productos, por lo que representan en términos de trazabilidad, mano de obra, y conocer algunos aspectos de cómo está funcionando hoy el mercado interno, qué productos buscar para la exportación. Si no, suena a más de lo mismo, a chamuyo, y si hay algo que no quiero es ser funcional a eso. Quiero que esto sea lo más serio posible. Muchos estamos esperanzados en que el sector privado se ponga de pie y que no haya compartimentos estancos entre nuestra industria, nuestro turismo y todas las actividades que pretendemos que existan, y no solamente pensar en la generación de empleo en el Estado. El privado existe y es uno de los principales dadores de fuentes de trabajo y de desarrollo local. Hay voces que no lo ven de la misma manera, con otras nos podemos sentir más representados y hay que amalgamar esa contradicciones para que la provincia sea la que pueda lograr lo que no venía pasando en gestiones que tuvieron garantizadas mayorías automáticas en la Cámara. Hay que conocer en qué etapa estamos y valorar la decisión del presidente Alberto Fernández y de Gustavo Melella, que vienen trabajando este aspecto desde hace tiempo”, planteó.

“Yo estoy segura de que vamos a tener novedades en estos meses. Quedan pocos para fin de año y todo lo que viene pasando es para consolidar, no para desprotegernos ni a quitarnos perspectivas de crecimiento, sino para poder desarrollarnos. Es bueno dar todos estos debates en simultáneo”, afirmó.

Sin embargo, internamente las filas no están alineadas tras el mismo objetivo: “Cuando la comisión de seguimiento estaba a cargo de economía hubo propuestas de legisladores para convocar a senadores y diputados vía Zoom; pero siempre están los celos de quién convoca, para qué, cómo, y es una lucha lamentable de codazos de bañadera. No se pudo concretar pero hubiera sido muy fructífero saber que todos estamos direccionando el esfuerzo para el mismo lado, siendo de distintas fuerzas políticas. No son épocas para privilegiar mezquindades políticas. La gente no la está pasando bien, pasa necesidades permanentes, la salud mental es preocupante porque hay necesidades insatisfechas. Dicen que no va a haber aumentos de tal o cual característica pero lo hacen igual y hay que estar ampliando el radio permanentemente sobre todo en la salud. Los trabajadores son nuestra primera línea en esta lucha y no escatiman esfuerzos para atender muchas patologías que no son solamente el virus. Es un momento excepcional e histórico en el mundo, en nuestro país y en nuestra provincia, porque hasta que no llegue la vacuna vamos a estar atravesados por esta situación”, advirtió.

“Necesitamos que no sea un discurso de la clase política el tema de los consensos sino que en la práctica se empiecen a demostrar con objetivos concretos”, reclamó.

 

Los “ataques miserables”

 

Dado que el gobernador el fin de semana habló de ataques míseros e irracionales, ante los desacuerdos con el municipio de Ushuaia en materia sanitaria, se le consultó sobre el pequeño avance del pasado domingo, cuando lograron reunirse las partes, efectores privados y públicos de Ushuaia. “Depende de quién tenga esa iniciativa política transforma esto en una contienda electoral o en un beneficio a la comunidad. Creo que todos nos damos cuenta de cómo arrancan los temas. El que es propositivo y busca una solución va a propender al diálogo y va a tener la iniciativa política de coronar una determinada instancia, pero siempre por la positiva. Lo que no me gusta es que, entre que son pocas las soluciones que le llegan a la gente, le tiene que llegar primero el escándalo, el bardo. Creo que hay muchas cosas para corregir en ambos Estados. Nadie puede estar exento porque nosotros escuchamos críticas de toda la clase política. Somos parte de un momento muy particular, y algunos hemos definido militar a la par de la gente, vivir austeramente, renunciar a una cantidad de privilegios, porque si nuestros compañeros no están bien y la están pasando mal distintos sectores, acá no hay que hacerse el exitista –remarcó-. Hay que ponerse a trabajar con perfil bajo, con los pies sobre la tierra y mucha humildad”, recomendó la legisladora.

“Hoy hay noticias falsas, ataques permanentes y la gente no quiere eso, sino que quiere ver proyectos que se pongan en práctica y que le modifiquen la calidad de vida. Ya bastante mal estamos como para que alguien siga usufructuando en términos mezquinos, viendo si ya lanzamos las elecciones de medio término y un montón de discusiones que solamente le interesan a un sector muy minoritario”, cuestionó.

“El resto de la población quiere ver cómo salimos de este problema. Si hay diferencias de opinión, hay que debatir con respeto, no salir de los parámetros de las cuestiones en las que estamos en disidencia, para no terminar siendo obsecuentes con lo que está mal. Hay que marcar las diferencias pero tener un profundo respeto hacia la gente”, insistió.

 

Defensa del presupuesto

 

Ante las críticas al proyecto presentado por el Ejecutivo de parte de algunos sectores, la legisladora hizo una defensa de la iniciativa, que contempla infraestructura esencial para Ushuaia, entre otras cosas, entendiendo que algunos lo interpretan como “una competencia”.

“Por la propia dinámica de la Cámara estamos dando garantías de que cada tema que se introduce va a ser debatido, que nada entra y se aprueba a libro cerrado con mayorías automáticas. Tenemos temas absolutamente fundamentales, muchos son del Ejecutivo y algunos salieron, se hicieron las correcciones, se profundizaron los métodos de control. Actualmente tenemos el presupuesto, que no es un tema menor, porque involucra a todas las áreas de la administración pública y se hace una proyección de cómo va a estar nuestro sistema de recaudación. Hay que ver cómo se aprueba el proyecto nacional, que incluye el 50% del valor de ese presupuesto en concepto de coparticipación. En la provincia, nada se va a aprobar hasta que comiencen los debates con cada una de las áreas. Para la primera reunión está convocado el Jefe de Gabinete, el Ministro de Economía, el titular de la AREF, y a partir de allí vendrán los titulares de cada cartera”, indicó.

“Uno lee ciertos trascendidos que están para generar política, pero la realidad es que el proyecto de presupuesto tiene un trabajo bastante consolidado en cada una de las áreas. Yo escucho inclusive a legisladores que vienen de la administración anterior y nos contaban cómo eran los proyectos de los presupuestos reconducidos de la gestión anterior, los gastos reservados, y nada de eso va a haber acá. Se va a discutir área por área, peso por peso, y este presupuesto tiene una profunda mirada en mejorar la calidad de vida a cada uno de los habitantes de nuestros barrios, en términos de infraestructura. Muchos sectores de Ushuaia no poseen ni gas ni servicios y a lo mejor molesta un poco eso”, barajó.

“Dentro de lo mal que se está, creen que es una competencia que tenga un orden de prioridad hacia dónde van a ir direccionados esos recursos. Hay una garantía de cinco fuerzas políticas que van a debatir el presupuesto y después tenemos temas muy importantes en cada una de la comisiones. También la sociedad lleva sus propios proyectos y los queremos canalizar. Hay cosas en las que coincidimos y en cada una de las sesiones diferenciamos nuestras posturas. Vamos camino esta semana a una labor parlamentaria y a una sesión especial para el viernes. El miércoles quedarán establecidos todos los asuntos del temario, y cada bloque ha expresado los proyectos que quiere poner en agenda”, concluyó.