Breves
El secretario general de SETIA e integrante de la CGT Mariano Tejeda dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre su participación la semana pasada de la convocatoria de CGT en el estadio de Ferrocarril Oeste, en función del paro anunciado para hoy.
El secretario general de SETIA e integrante de la CGT Mariano Tejeda dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre su participación la semana pasada de la convocatoria de CGT en el estadio de Ferrocarril Oeste, en función del paro anunciado para hoy.

Tejeda adelantó un “altísimo acatamiento” en la provincia

Prácticamente todo el arco sindical decidió adherir al paro decretado por la CGT. En la provincia se sumarán los sindicatos de CTA, incluido ATE, además de Camioneros, metalúrgicos, taxistas, trabajadores del transporte, bancarios y petroleros. El dirigente de SETIA Mariano Tejeda prevé un alto acatamiento, y destacó la unidad sindical contra las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri. En la reunión del jueves pasado en instalaciones del club Ferrocarril Oeste, se emitió un comunicado en rechazo al proyecto de presupuesto elevado por el Ejecutivo y, respecto de la posibilidad de extender el pago de Ganancias en algunos ítems dentro de la provincia, advirtió que desde Cambiemos “van a hacer todo lo posible para terminar con Tierra del Fuego y la Patagonia”. En la industria textil, la crisis se profundiza porque no hay ventas y casi todas las empresas han optado por suspensiones, dijo.

Río Grande.-El secretario general de SETIA e integrante de la CGT Mariano Tejeda dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre su participación la semana pasada de la convocatoria de CGT en el estadio de Ferrocarril Oeste, en función del paro anunciado para hoy martes. “Participamos del acto y tuve la oportunidad de exponer la situación que viven los trabajadores de Río Grande y una apreciación de lo que se vive a nivel nacional con este modelo político devastador de las fuentes de trabajo, que está generando una crisis de la que va a ser difícil salir si no se cambia el rumbo”, dijo.

“El martes vamos a estar abocados al paro nacional que dispuso la CGT. En Tierra del Fuego entendemos que el acatamiento va a ser altísimo. Es muy probable que sea paro sin movilización, pero va a ser efectivo con alto acatamiento. Vamos adherir los gremios del sector textil, los Camioneros, la UOM, ASIMRA, el gremio de ANSES, APOC, la Bancaria, Petroleros, Taxis, UTA, los docentes, la CTA que nuclea la mayoría de los gremios del estado. Ellos han dispuesto un paro de 36 horas a partir del lunes al mediodía y se pliegan el paro de 24 horas del día 25. ATE también confirmó la adhesión al paro”, indicó.

 

Textiles en caída

 

Sobre la situación de los textiles en particular, dijo que “tenemos un sector tecnificado, pero eso no significa que haya una necesidad sacar trabajadores del sistema. El sector textil desde 2015 que empezó a gobernar Macri ha sufrido una fuerte recesión, una fuerte baja en el consumo. Se ha destruido el consumo interno y se ha producido una retracción económica. Las empresas han tenido que stockearse con las producciones que venían realizando normalmente y, si bien no podemos hablar de despidos, se vienen sosteniendo suspensiones hasta fin de año con diferentes modalidades. Es un paliativo, no la solución de fondo, y acá tiene que cambiar la política económica, social, y la defensa de la industria nacional, además de reactivar el consumo para que esto vuelva a ser como era antes”, planteó.

“La materia prima se ha encarecido por la suba del dólar. La apertura de importaciones es uno de los flagelos que está sufriendo la industria. En China mucha de la mano de obra textil es de los convictos, que tiene un costo cero para los empleadores. Es muy distinto lo que cuesta un trabajador de Argentina y no resiste análisis. Eso deja al producto argentino fuera de competencia. Los chinos además trabajan 12 horas en el mejor de los casos”, comparó.

“Tenemos una diferencia de costos de hasta un 40% y cuesta mucho poner el producto en un supermercado, pero tampoco se vende. Hoy tanto los trabajadores como los empresarios nos encontramos en la misma situación, porque no se sabe qué va a suceder de fin de año en adelante. Con estas suspensiones se busca bajar las producciones y poder vender lo que se tiene stockeado, pero hoy llenan las góndolas de productos textiles argentinos que no se venden”, aseguró.

De las 12 empresas radicadas, casi todas están con suspensión de personal. “Entre empresas textiles y del vestido, tenemos nueve en Río Grande y una en Ushuaia que es Hilandería Fueguina. El 80% tiene algún tipo de suspensión o alguna baja considerable en la producción, que hace que mermen los salarios de los trabajadores”, sostuvo.

Comparó las producciones de 2015 para atrás, y dijo que “Textil Río Grande tiene un parque de máquinas circulares que funcionaban al 90% y hoy están funcionando al 30%. Ha sido un golpe muy fuerte para la industria. Esa empresa terminó en un concurso preventivo no solamente en Tierra del Fuego sino también en Trelew y Buenos Aires. Hasta 2015 había unos 1.500 trabajadores y hoy no sé si llegamos a los 1.000. En esa masa obrera hay tres sindicatos con tres representaciones diferentes, porque no es lo mismo una hilandería que una tejeduría, una tintorería o una fábrica que confecciona. Los trabajadores están con suspensiones de un día por semana, que son cinco al mes, con el 85% ó el 90% de ese día no trabajado que se paga como no remunerativo. Eso significa una merma en el salario de entre un 7 y un 10%. Parece que fuera poco, pero las paritarias cerraron todas por debajo de la inflación. A ese porcentaje menos de salario hay que sumarle que las paritarias cerraron a la baja y, con esta suba de precios por la inflación imposible de sostener y los tarifazos que han sufrido los trabajadores, hoy por hoy el poder adquisitivo se ha reducido desde un 35 a un 50%. Un trabajador que antes ganaba cien, hoy gana cincuenta, en términos relativos. Un trabajador textil en promedio anda en los 35 mil pesos, para un ingresante”, indicó.

“El futuro es incierto y, si no se cambia el modelo político y se reactiva el consumo, la industria textil va a ir sufriendo con mayor gravedad esta toma de decisiones”, sentenció.

 

Rechazo al presupuesto 2019

 

Por otra parte, apuntó que el jueves en el acto en Buenos Aires “se habló del proyecto de presupuesto nacional y se emitió un documento donde se pide al sector político que se rechace, porque trae más ajuste, más hambre y más desocupación para la sociedad argentina”.

Ante el alerta por la posibilidad de que la nación imponga el pago de Ganancias en algunos ítems a la provincia, consideró que “sería prácticamente lo más grave que podríamos vivir. Sería el tiro del final para la industria de Tierra del Fuego y para la vida en la provincia. Todos sabemos que estamos amparados por la 19640, que lamentablemente no se está defendiendo como corresponde. Este es un gobierno antipatria que quiere despoblar la Patagonia, va a hacer todo lo posible para terminar con esta provincia y con la Patagonia, por eso se están armando foros patagónicos y mantenemos reuniones periódicamente, tratando de sostener los beneficios que según Macri y algunos dirigentes de Cambiemos creen que son regalos que tenemos por vivir en Tierra del Fuego. No entienden absolutamente nada. A esto se suma el ataque mediático que viene sufriendo la provincia, de periodistas que son pagos por el poder, para demonizar a Tierra del Fuego y la Patagonia”, fustigó.

Adelantó que estarán presentes en el foro patagónico de Ushuaiaprevisto para el 5 de octubre y además se está analizando la posibilidad de organizar un foro en Río Grande.

Consultado sobre el respaldo del gobierno provincial dijo que “estos últimos años no hubo un apoyo real a la industria textil. Sería muy grato para nosotros que los gobernantes tomen cartas en el asunto a partir de que están viendo ellos mismos que están perdiendo trabajadores en la provincia en la que gobiernan”.

“Hemos mantenido reuniones todo este año con el diputado Martín Pérez, que siempre ha estado presente en cada uno de nuestros reclamos. También nos hemos reunido infinidad de veces con el intendente Gustavo Melella y hemos participado como CGT en la denuncia contra el recorte de las asignaciones familiares. Hemos intentado reunirnos con el gobierno provincial también infinidad de veces, pero no hemos sido recibidos. Lamentablemente ha sido así y alternativas siempre hay. Acá tiene que primar la voluntad y darse cuenta de que, con esta forma de gobernar están destruyendo a la industria y la mano de obra argentina”, concluyó.