Breves
ASIMRA2

En dos cuotas

Supervisores metalúrgicos acordaron el pago del bono

La Seccional Patagonia de ASIMRA acordó con AFARTE el pago en dos cuotas de $2.500 cada una, del bono establecido por Decreto por el Gobierno nacional. Por otra parte, los empresarios se comprometieron a mantener la estabilidad laboral de las supervisoras y los supervisores metalúrgicos de Tierra del Fuego. 

 

En ese sentido el secretario General de ASIMRA Seccional Patagonia, Javier Escobar, indicó que “Días atrás tuvimos una reunión con la cámara empresarial, en el marco de la cual llegamos a un acuerdo sobre la recomposición del salario. Por lo tanto se va a abonar el SAC, el faltante que nos quedaba del acuerdo anterior, y también se llegó a un acuerdo sobre el pago del bono que se va a abonar en dos cuotas, $2.500 en octubre y $2.500 el mes que viene”, dijo en declaraciones al portal “Gremiales del Sur”.

Después explicó que “también se trató, como prioridad de nuestra asociación, ver como se termina el último trimestre de este año y como se inicia el primer trimestre del próximo año. Para lo cual las empresas se comprometieron y aseguran, para la tranquilidad de los trabajadores supervisoras y supervisores de Tierra del Fuego, mantener la estabilidad laboral”, indicó el representante de los supervisores metalúrgicos.

Escobar explicó que “para nosotros es una prioridad, no sacamos de la agenda la cuestión salarial. Pero lamentablemente hay momentos, y esperamos en un mediano plazo poder estar hablando de recuperar puestos de trabajo”, remarcó el titular de ASIMRA.

En otro orden dijo que “ahora nos queda esperar que termine el año, estar atentos y cuanto antes reunirnos en el primer trimestre del próximo año con la Cámara. También con todo el arco político, que debería dejar de lado mezquindades sectoriales para que pidan la derogación del Decreto Nº 979/17, que es el Decreto sobre los aranceles e impuestos internos”, destacó.

El dirigente de ASIMRA señaló finalmente que “Hay que ser realista y decir que los empresarios hoy no transmiten tranquilidad sobre los niveles de producción, porque hay aspectos que ya no dependen de ellos”. En ese mismo sentido dijo que hay “una pata importante en el desarrollo de cualquier actividad que es el consumo. Por  más que se quiera planificar y tener una buena expectativa en el corto, mediano o largo plazo, la realidad demuestra que ante la caída del consumo el sector está paralizado”, concluyó Javier Escobar.