Breves
Luego de que tomara estado público el increíble hallazgo, un médico veterinario llegó al lugar y, ante la falta de respuesta de las autoridades, decidió llevarse la incubadora y darle un nuevo uso.
Luego de que tomara estado público el increíble hallazgo, un médico veterinario llegó al lugar y, ante la falta de respuesta de las autoridades, decidió llevarse la incubadora y darle un nuevo uso.

Sorprendente hallazgo de una incubadora en la calle

El insólito hallazgo se registró en el barrio CGT cuando una vecina pasaba por el lugar y advirtió el aparato tirado en la calle. Un veterinario la reutilizará para trabajar con mascotas.

Río Grande (Radio Fueguina La 97).- En la tarde de este lunes, una vecina del barrio CGT de Río Grande reportó un insólito hallazgo: cuando se disponía a arrojar basura en un container del barrio, encontró una incubadora neonatal que había sido arrojada a la vía pública.

La mujer se tomó con el complejo aparato en el volquete de residuos ubicado en la intersección de Indira Ghandi y Remedios de Escalada y aún se desconoce la procedencia de la incubadora y por qué fue descartada.

 

Recuperada por un veterinario

 

Luego de que tomara estado público el increíble hallazgo, un médico veterinario llegó al lugar y, ante la falta de respuesta de las autoridades, decidió llevarse la incubadora y darle un nuevo uso.

En diálogo con ((La 97)) Radio Fueguina, el Dr. Jeremías Sarmiento, lamentó el hecho de que este complejo elemento, que seguramente vio nacer y morir a decenas (o cientos) de niños de Río Grande tenga que terminar así su vida útil.

Sin embargo, confirmó que en caso de que exista la posibilidad de que sea reparada será entregada a las autoridades. En caso contrario, será refaccionada para su utilización como incubadora, pero esta vez de pequeños animales.

 

¿Cómo funciona una incubadora?

 

La incubadora funciona casi como un “útero artificial”, creando un ambiente óptimo para el recién nacido. Hay varios aspectos importantes a tener en cuenta en el funcionamiento de la incubadora y sus efectos sobre el bebé:

 

Control de temperatura

 

Todas las incubadoras tienen un sensor que mide la temperatura corporal del recién nacido. Este sensor se llama servocontrol y se pega a la piel del bebé. Cuando detecta que la temperatura del bebé es menor de 36º, la incubadora emite calor para mantener la temperatura adecuada. También es capaz de detectar fiebre en el bebé.

 

Aislamiento

 

La incubadora es a fin de cuentas un espacio cerrado bien aislado gracias a los filtros de aire que hay en los conductos al exterior. Estos filtros son capaces de retener el polvo y los alérgenos que hay en el ambiente, pero también juegan un papel muy importante al impedir que los gérmenes del exterior puedan entrar en contacto con el recién nacido. Por ello, las incubadoras son muy útiles para proteger a los neonatos inmunodeprimidos.

 

Control de humedad

 

Para controlar la hidratación no sólo es importante la temperatura del entorno, también lo es el grado de humedad, ya que un ambiente muy seco favorece la deshidratación aun con temperaturas bajas. La incubadora tiene sensores que cuando detectan una bajada sensible de la humedad hacen que se activen los humidificadores del ambiente (mucho más sutiles que los que estamos acostumbrados a utilizar en casa).

 

Control del peso

 

La superficie de la incubadora tiene incorporada una pesa electrónica que lleva un registro continuo del peso del bebé. Gracias a ella podemos ver cómo evoluciona el neonato sin necesidad de tener que movilizarle cada poco tiempo.

 

Monitorización

 

El recién nacido que está dentro de una incubadora tiene en su superficie corporal varios electrodos capaces de registrar las funciones vitales básicas. Estos sensores incluyen un electrocardiograma que registra el ritmo cardíaco, un electroencefalograma que registra la actividad cerebral, y sensores de frecuencia respiratoria. Todos ellos están adaptados tanto a bebés prematuros como a los que no lo son.

 

Terapia intravenosa

 

Una de las dificultades que presentan los neonatos es la complicación que supone colocarles una vía intravenosa que sirva para hidratarles con sueros o para poder inyectarles medicamentos en vena. Dentro de la incubadora se puede dejar una vía intravenosa colocada temporalmente, que será muy útil cuando sea necesario utilizarla. Se puede retirar esta vía cuando se quiera, ya que la incubadora tiene en al menos una pared lateral escotillas que permiten el paso de instrumentos y de las manos, para poder manipular al bebé cuando sea necesario.

 

Suplemento de oxígeno

 

Los recién nacidos prematuros tienen muchas más probabilidades de desarrollar enfermedades pulmonares los primeros días de vida. Una de las medidas que se pueden tomar en estos casos es la administración de oxígeno al bebé; habitualmente se utiliza una mascarilla, pero no es un medio muy útil en los neonatos. La incubadora permite crear una atmósfera rica en oxígeno que favorece el buen desarrollo del recién nacido.

 

Ventilación mecánica

 

Hay situaciones graves en las que el recién nacido no puede respirar por sí solo, por ejemplo, si está en coma. En estos casos no queda más remedio que intubarles y hacer que una bomba de la incubadora realice la inspiración y la espiración por ellos.

 

Luz ultravioleta

 

Todas la incubadoras tienen una lámpara de rayos UVA instalada. Los rayos UVA son unos rayos lumínicos que se encuentran también entre los rayos del sol, y en cantidades moderadas tienen efectos beneficiosos para el organismo. Algunos de sus efectos son activar la vitamina D endógena del organismo (que evita la aparición de raquitismo en los neonatos) y también inactiva la ictericia neonatal, ya sea patológica o natural.