Breves
El vicegobernador de la Provincia, Juan Carlos Arcando, señaló que “desde el inicio de la gestión, hicimos sucesivos aportes para estabilizar el nivel de producción de nuestras industrias”.
El vicegobernador de la Provincia, Juan Carlos Arcando, señaló que “desde el inicio de la gestión, hicimos sucesivos aportes para estabilizar el nivel de producción de nuestras industrias”.

“Somos constantes en nuestros planteos para que se complemente la ley 19640 a otros procesos industriales”

Así lo aseguró el Vicegobernador de la provincia tras participar del anuncio realizado por el presidente de la Nación Mauricio Macri en cuanto al plan productivo para fabricar un millón de unidades. Puntualizó que “estoy satisfecho con los anuncios realizados”.

El vicegobernador de la Provincia Juan Carlos Arcando señaló que “desde el inicio de la gestión, hicimos sucesivos aportes para estabilizar el nivel de producción de nuestras industrias” e hizo hincapié que “la mayoría de estos proyectos, tenían como objeto garantizar la estabilidad jurídica del régimen de promoción y, lo más importante, propusimos que a partir de nuestra capacidad instalada, se le diera funcionalidad a otras ramas industriales”.

Para el vicegobernador Arcando, mucho han tenido que ver, en este anuncio, los aportes realizados por Tierra del Fuego y resaltó que “hemos sido constantes en nuestros planteos para que se complemente la ley 19640 a otros procesos industriales”.

En este sentido, apuntó que “es así que desde el primer momento, tuvimos a la industria automotriz como un sector que se ajusta perfectamente a nuestro potencial industrial y a las posibilidades de fabricar partes que en la actualidad se importan”.

El Vicegobernador también hizo mención a la situación de la industria nacional y local y refirió: “El sector industrial, prácticamente en todas sus ramas, se encuentra inmerso en una crisis que solo podrá revertirse en la medida en que se creen mecanismos de incentivos al consumo y a la producción”.

Así, consideró que “nuestras industrias no están atravesando los mejores momentos y esto se evidencia en la caída de producción y la baja de niveles de empleo, pero sobre este punto podemos hacer dos cosas: o simplemente lamentarnos o comprometernos a ir desatando los nudos de una red de dificultades que requieren la concurrencia de todos los niveles, públicos y privados”.

Al finalizar, señaló que “el ejemplo de apostar al diálogo y a la estrategia propositiva está en esta ventana que hemos abierto y que esperamos se transforme en un ventanal”, cerró.