Breves
La gobernadora participó ayer del acto de firma del contrato de obra para la construcción de una escuela técnica en la Margen Sur, y adelantó que seguirán avanzando las obras que ya tienen presupuesto asignado.
La gobernadora participó ayer del acto de firma del contrato de obra para la construcción de una escuela técnica en la Margen Sur, y adelantó que seguirán avanzando las obras que ya tienen presupuesto asignado.

“Solamente veo crítica y victimización, y es una etapa donde hay que trabajar”

La gobernadora Rosana Bertone arremetió nuevamente contra el intendente Gustavo Melella y su equipo, por el reclamo de 300 millones de deuda de coparticipación con el municipio de Río Grande. Reconoció que hay dificultades, pero originadas en las restricciones permanentes de fondos de parte del gobierno nacional en esta última etapa, y cuestionó que Melella no esté viendo “lo que significa ser gobierno en un país con las dificultades que tenemos”. Le recomendó que gestione y trabaje, y empiece a enviar a sus equipos de salud y de las distintas áreas para avanzar en la transición. Además, que se esfuerce por seguir gestionando en el municipio, para “dejar una mejor ciudad al intendente que viene”.

Río Grande.- La gobernadora Rosana Bertone reaccionó con dureza ante el reclamo del Municipio de Río Grande de 300 millones de deuda de coparticipación, y consideró fuera de contexto la pretensión de Melella, ante las restricciones permanentes de la coparticipación nacional dispuestas por el gobierno de Macri, que se profundizaron en esta última etapa.

No negó el monto involucrado y dijo que están “haciendo las redeterminaciones”, dado que el recorte de coparticipación nacional también se traslada a los municipios, más allá de los presupuestos que tuvieran aprobados y las expectativas de ingresos en el año en curso.

“Nosotros tenemos la dificultad del día a día con la coparticipación nacional, y ellos no lo desconocen. No están pensando en cómo ser gobierno en un país con las dificultades que hoy tenemos. Todos los gobernadores estamos en la mima situación, esperando que se dé la elección, luego el traspaso presidencial, porque cada vez hay más normativa que impide disponer de nuestros recursos y complica la gestión”, señaló a este medio.

“Yo entiendo que no lo quieran merituar para poder criticarme, pero ahora ya terminó el proceso electoral y Melella debería tener sus equipos, mandar el equipo de salud a hablar con el jefe de gabinete. Debería estar en esa etapa de la transición pero hasta ahora no definió ningún área. Nosotros aspiramos a que termine con la victimización y la crítica permanente. Yo perdí las elecciones pero sigo trabajando todos los días, como debe hacerlo cualquiera en el ámbito que se encuentre, pero no veo que de la otra parte haya una continuidad de trabajo en el Municipio de Río Grande, para dejar una mejor ciudad para el intendente que viene”, fustigó.

“Yo solamente veo crítica y victimización. Es una etapa donde me parece que más que hablar hay que gestionar y trabajar, en lugar de vivir del Twitter permanente”, recomendó la mandataria.

 

Esperando octubre

 

Respecto de la necesidad de un recambio en la conducción nacional, se refirió a su relación con Alberto Fernández, y su posibilidad de llegar al gabinete. La prioridad dijo que es “mejorar el resultado de las PASO, si bien nosotros hicimos una buena elección, pero soy ambiciosa. Si se ha criticado tanto a Macri en Tierra del Fuego, creo que Alberto Fernández debería sacar un poco más del 55%. Todos hemos sido críticos, los gobernantes, los ciudadanos. Muchos no han ido a votar o votaron en blanco, y yo los animo a que vayan a votar por la opción del Frente de Todos”.

“Conozco mucho a Alberto Fernández, a su equipo y la gente con que trabaja. No puedo decir si estaría o no en el gabinete, y creo que Alberto Fernández debe tener la libertad más absoluta para elegir los mejores colaboradores dentro de cualquiera de los espacios que integran el Frente de Todos”, expresó.

Advirtió que “nos va tocar la tarea de reconstruir la Argentina y va a ser una tarea complicada. Se va a necesitar de los mejores. Como ha dicho Kicillof, se necesitan los mejores, los más transparentes y modernos. Eso es algo que se puede llevar adelante también en la presidencia de la nación. Yo confío en el conocimiento que tiene del estado, porque ha sido jefe de gabinete y conoce todas las áreas. Tiene buenos equipos y algunos son funcionarios míos, como Pesce, Argüello, Nicolás Trotta que nos ayudó con el hospital acá y está en la lista de diputados de Buenos Aires, el Dr. Medina. Hay mucha gente que son parte de su equipo que han trabajado durante mi gestión y me han aportado mucho para hacer cambios importantes en el sistema de salud, en el banco con Pesce, o Argüello con la cuestión Malvinas. Son gente de consulta permanente, que me aporta desde lo intelectual y para que tengamos una visión de lo que necesita la Argentina. Tengo la suerte de que sean parte del equipo de Alberto y quizás funcionarios, si él los convoca”, sostuvo.

 

Rechazo al subsidio

 

Al margen de continuar la gestión del ATN para pagar el bono de 5 mil pesos a los estatales, de lo que no hay novedades al momento, la gobernadora indicó que “todos los días tenemos una novedad distinta y hay trabas de dos y tres días en la coparticipación que se envía, porque no fluye con la regularidad que creíamos. Veremos cómo termina este mes para analizar cuánto ha perdido la provincia por el IVA, por Ganancias, por los recursos petroleros. Nos han hecho una contrapropuesta que no hemos aceptado, porque la devolución era de apenas un 5% de la quita”, dijo del subsidio para compensar el congelamiento de combustibles.

“No vamos a quitar la demanda por una devolución de un 5%, cuando estamos perdiendo más de 500 millones de pesos. Si no tenemos hoy ese dinero, por lo menos el gobernador que viene va a tener esa demanda para negociar, o para cobrar en caso de una sentencia favorable en la Corte Suprema”, manifestó.

Asimismo, dio cuenta del cumplimiento de las pautas de responsabilidad fiscal y apunta a la adhesión de los otros poderes del estado. “El gobierno paga mensualmente unos 1.100 millones de pesos, incluyendo los aportes. Nosotros crecimos mucho en policía, en salud y en educación. En la planta de personal tuvimos un crecimiento de un 6% en los cuatro años de mandato. Es mínimo, porque tuvimos una restricción para ordenar el estado, que es la ley de responsabilidad fiscal. Ahora hemos elevado a la Legislatura que tanto el Poder Judicial como el Legislativo puedan adherir a esta norma, porque es una exigencia a todas las provincias. A veces resulta tedioso, porque en el área de salud debo tener unos 130 expedientes para ingresar, y tal vez se pueden ingresar 16 por mes, en función de las vacantes”, planteó.

A propósito de vacantes, se le consultó por los planes PEL, y dijo que desaparecerían definitivamente del estado, al quedar absorbidos. “Tomamos la decisión de no incorporar más planes PEL al estado provincial y dividirlos entre los que concurren a estudiar, tanto en nivel secundario como terciario, que ya no cumplen funciones en el estado. Se los ha relevado de las cuatro horas. Han continuado alrededor de 300, y resta la incorporación de unos 60, que fueron planteados a la Legislatura. Con eso terminaría este programa y quedaría en cero la provincia. En algunos casos son trabajadores que están más de cuatro horas, trabajan muchísimo y tienen un derecho adquirido. Tuvimos casos de personas con 17 años en la administración haciendo distintas labores de manera ininterrumpida. Son 60 aproximadamente los que están en condiciones de incorporarse a la planta permanente y están previstos en el presupuesto, aunque no pusimos el número exacto. Hay unos 40 enfermeros contratados en condición de pasar a planta permanente y unos 7 contratistas en el hospital de Ushuaia”, concluyó.