Breves
Dado que el presidente Macri dijo en esta reunión con la CAME que está “obsesionado por bajar la tasa de las pymes”, Navarro indicó que “quedó muy sorprendido por el énfasis que le puso, porque es lo que se le estaba pidiendo y el énfasis fue muy importante.El presidentesorprendió para bien pero está claro que con la obsesión sola no se hace nada y necesitamos realmente resultados”, reclamó.
Dado que el presidente Macri dijo en esta reunión con la CAME que está “obsesionado por bajar la tasa de las pymes”, Navarro indicó que “quedó muy sorprendido por el énfasis que le puso, porque es lo que se le estaba pidiendo y el énfasis fue muy importante.El presidentesorprendió para bien pero está claro que con la obsesión sola no se hace nada y necesitamos realmente resultados”, reclamó.

“Sin un horizonte claro para las pymes, no se puede avanzar”

El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande confía en un cambio de política de parte del presidente, ante la crisis de la pequeña y mediana empresa, profundizada por nuevos aumentos de tarifas, suba del dólar y una retracción mayor del consumo por el temor de ajustes, tras la vuelta al FMI. El viernes pasado hubo una reunión de la CAME con Mauricio Macri, para plantear la urgencia de respuestas del sector, golpeado además por la suba de tasas que alejan el acceso al crédito. Navarro aseguró que el desempleo es “mucho mayor” del que muestran las estadísticas, a las que consideró “engañosas”, porque el empleo “se dibuja con planes y subsidios”. Con los costos laborales actuales, no hay posibilidad de generar trabajo, advirtió.

Río Grande.- El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande y vicepresidente de la CAME, Diego Navarro, dio detalles de la reunión mantenida el pasado viernes entre el presidente de la entidad, Gerardo Díaz Beltrán, y el presidente Mauricio Macri.

Por Radio Universidad 93.5, indicó que Díaz Beltrán les informó que “fue escuchado, que pudo decir lo que se necesita en forma urgente en este momento para que las pymes puedan sostenerse. El presidente fue claro y entendió el mensaje con relación a los costos financieros para las pymes”.

También hubo una reunión con el ministro de la Producción Francisco Cabrera, con quien “quedaron las puertas abiertas para trabajar rápidamente con la problemática de cada lugar del país en materia de desarrollo de las pymes”, dijo.

“Se les ha pedido estar en el día a día en las políticas de producción y desarrollo que tienen implicancia directa en las actividades de las economías regionales, la industria, la producción y específicamente el comercio y servicios. Este es un trabajo a día a día porque las complicaciones que hay son muy delicadas.Por ejemplo, en la reunión que habíamos tenido con la ministra Patricia Bullrich, se acordó que toda la mercadería que se secuestrara de contrabando se iba a destruir, y hoy en día están en los depósitos tapados de mercadería en la zona del NEA y el NOA, de todo lo que atrapa Gendarmería de contrabando. Para la instrucción esto tiene un proceso legal y se demora”, sostuvo.

Del encuentro con Macri, además de la CAME participaron seis empresarios y, frente a la preocupación generalizada por la corrida bancaria y la vuelta al FMI, de parte del mandatario hubo “tranquilidad, no se vio preocupación ni incertidumbre en lo que manifestó Macri”, afirmó.

La máxima autoridad del país habría enmarcado esta decisión dentro del “proceso que se está viviendo, que se debe al déficit fiscal conocido por todos. Han ido tomando distinto tipo de financiamiento para ir mitigando el gradualismo en la reducción del déficit”, dijo.

“También se planteó que hay que reglamentar el artículo 10 y 11 de la ley de pymes, que descomprimiría la situación sobre todo en las zonas de frontera.Desde hace muchas décadas solamente hay promesas de empleo y en el fondo lo único que quedó fueron subsidios y asistencialismo. Para generar empleo genuino, se necesita de las pymes y, si los emprendimientos no tienen rentabilidad y un horizonte claro para tomar personal y cumplir con las obligaciones, no se va a poder avanzar. La única forma de lograr que se genere ese empleo es darrentabilidad a las empresas”, subrayó Navarro.

Cuestionó la presión fiscal a la pequeña y mediana empresa, porque “estamos todo el tiempo aportando a necesidades nacionales, a necesidades provinciales, municipales, con costos elevadísimos, y no llegamos a un punto de equilibrio. Así siempre vamos a estar por debajo de la línea de flotación”.

Si bien la tasa superior al 40% perjudica el acceso al crédito, Navarro marcó una importante diferencia en la conducta del Banco Tierra del Fuego: “Quiero aclarar que el Banco Tierra del Fuego viene sosteniendo las tasas que tenía antes de esta crisis, también viene sosteniendo todas las operatorias y quiero resaltarlo, porque realmente ayuda a la actividad que todos los bancos tengan esta conducta.Desde el BTF han dicho que tienen este punto de equilibrio por las inversiones colocadas en otro lado. Pero ese punto de equilibrio lo tienen todos los bancos”, observó.

 

“Con la obsesión no alcanza”

 

Dado que el presidente Macri dijo en esta reunión con la CAME que está “obsesionado por bajar la tasa de las pymes”, Navarro indicó que “quedó muy sorprendido por el énfasis que le puso, porque es lo que se le estaba pidiendo y el énfasis fue muy importante.El presidentesorprendió para bien pero está claro que con la obsesión sola no se hace nada y necesitamos realmente resultados”, reclamó.

Recordó que “cuando el presidente actual asumió manifestó la preocupación por el sector, el gradualismo para ir reduciendo el déficit y evidentemente ya no hay quien ponga una moneda para sostener el gradualismo. Las cuestiones internacionales se complicaron y hay que adaptarse a estas circunstancias”.

En cuanto a la vuelta al FMI, consideró que por sí solo “no es ni bueno ni malo, depende para qué”, pero concedió que “en la historia tuvimos dolores de cabeza con el FMI”, y además dio cuenta de efectos inmediatos en el consumo, porque la gente teme más ajuste: “Es cierto que esto retrotrae la actividad económica y no es la panacea. Son cosas que pasan, la vida continúa y hemos pasado diez millones de momentos delicados en el país. La cuestión está en seguir trabajando”, se resignó.

 

Crisis en Ushuaia

 

Consultado sobre la crisis del comercio en Ushuaia, a la cual hizo referencia la Cámara de Comercio de la capital fueguina, con cierre permanente de locales, Navarro señaló que “en Ushuaia, en Río Grande y en todo el país viene cayendo la actividad comercial constantemente. En el último mes debe haber caído un 3% a nivel nacional, y puede incidir en algún lugar más que en el otro. La realidad de la situación es que no tenemos rentabilidad para poder ser más competitivos y generar más empleo. Tenemos un problema serio y la generación de empleo es necesaria. Acá se dibuja la realidad del empleo con planes y subsidios, y tenemos mucha más necesidad de puestos de trabajo de lo que figura estadísticamente. La gente necesita un puesto de trabajo genuino y no depender del estado, para poder sostener a su familia, crecer y sentirse orgulloso de hacer las cosas como corresponde”, remarcó.

“En el comercio los puestos perdidos son pocos en comparación con otros rubros, pero son muy importantes por la cantidad de habitantes”, expresó.

Dentro de este escenario, además se aspira a un cambio de parte de la AFIP, que suma embargo tras embargo por retrasos en el pago de aportes y contribuciones. “Se estuvo hablando con AFIP por los embargos por el 931 y se le pidió que sean plazos adecuados. Todos los bancos embargan cuentas y muchas veces superan el importe. No es concurrente y esto lo venimos reclamando hace tiempo”, dijo.

“El país está en una situación delicada, no es un problema de Ushuaia o de Río Grande en especial. Con la Cámara de Ushuaia venimos trabajando desde hace tiempo y coincidimos en distintas actividades y preocupaciones. Siempre hay un ida y vuelta. En Tolhuin hemos ayudado a crear la Cámara y ahora viene una flamante presidenta, así que vamos a colaborar con ella y traccionar en conjunto. Es importante que la mujer participe y en la cámara de Río Grande tenemos una vicepresidente también, porque el hombre tiene una visión más focalizada de las problemáticas y la mujer tiene una visión más integral. Cuando participan, enriquece muchísimo y hay un horizonte distinto. Es fantástico cuando se integran, porque la visión se amplía y se enriquece. Tenemos muchas mujeres que tienen negocios, emprendimientos, actividades, que dirigen su propia empresa, y tienen que participar. Necesitamos que todos se sumen a empujar del carro”, concluyó.