Breves
UOM

Metalúrgicos

Siguen profundizándose los problemas en la industria

Trascendieron datos sobre la situación de la industria electrónica y se registran niveles de ocupación similares a los de enero de 2009. Desde 2017 las planillas de la Comisión del Área Aduanera Especial no discriminan entre el personal con contrato a término y los de prestación permanente discontinua. La tendencia indica que 2019 será mucho peor que 2018 en cuanto a cantidad de equipos producidos.

 

Los datos pertenecen a la Comisión Técnica de la UOM Seccional Río Grande e indican que tanto los niveles de producción, como los de ocupación; siguen retrocediendo y no se revierte la tendencia recesiva, para el sector que supo ser uno de los pilares fundamentales en la economía de la provincia.

Según esa información, hasta junio de 2019 se elaboraron 231.579 equipos de aire acondicionado, 3.479.215 televisores, 106.200 hornos a microondas y 654.253 teléfonos celulares. Con esa tendencia parecería difícil llegar a 1.172.766 equipos de aire, 7.953.040 televisores, 266.504 hornos y 3.410.325 teléfonos que fueron producidos en 2018.

La producción viene cayendo progresivamente desde el inicio de la gestión del presidente Mauricio Macri, siendo visiblemente afectada por medidas como el levantamiento de las restricciones para las importaciones y por la caída en el consumo de los ciudadanos argentinos, producto de la recesión que atraviesa a todo el país.

Del pico de mano de obra, con 16.531 operarios ocupados en octubre de 2013, hoy se registran 6183 trabajadores metalúrgicos en Tierra del Fuego. De ese total 4799 son de planta permanente y los otros 1384 tienen prestación discontinua. En los seis años transcurridos, el sector perdió más de 10.000 puestos de trabajo, aunque la caída más significativa se registra en la gestión de Cambiemos.

Los datos registrados por la Comisión Técnica de la UOM local llegan hasta el mes de junio, sin embargo todas las fuentes consultadas confirman que los meses restantes del año no servirán para revertir la tendencia recesiva, sino más bien para profundizarla.