Breves
tierras

Corazón de la Isla

Siguen los cuestionamientos a la entrega de tierras

Quienes impulsaron una recolección de firmas para pedir que no se entregaran las 10 mil hectáreas reclamadas por Mirna Antunovic de Bridge, explicaron los motivos de la oposición a lo que finalmente resolvió la Legislatura con el voto del bloque oficialista. También se refirieron a su postura sobre el voto del legislador Daniel Harrington, oriundo de Tolhuin.

 

 

Susana Sosa, vecina de Tolhuin, comentó las características de la campaña que impulsaron en su momento para salir al cruce de la entrega de 10 mil hectáreas de tierras  señalando que habían decidido “hacer una campaña de firmas para pedirle expresamente al legislador Harrington que no se entreguen esas tierras, porque consideramos que es un área protegida y por lo tanto tenemos que cuidarla y preservarla”.

Remarcó que “desde el momento que es un área protegida tiene otros objetivos, que son muy claros, en cuanto a la conservación”, argumentó al precisar los motivos del pedido formulado al legislador. En el mismo sentido repasó que “esto arranca desde hace bastante tiempo, nosotros con un grupo de gente que estuvo acompañando es como que hacemos un poco de historia desde el año ´99, cuando llega a la provincia (el dictador paraguayo) Lino Oviedo y se establece en la Estancia Rivadavia”.

Dijo que “a partir de ahí la señora Mirna Antunovic (de Bridge) hace el pedido de 3400 hectáreas y se le niegan. Al año siguiente ella sostiene que son 10 mil hectáreas y también le son negadas, así empieza toda una cadena de pedidos y rechazos hasta que llega a judicializarse a ahora termina resolviendo la Legislatura –por la intervención del Superior Tribunal de Justicia que hace lugar al pedido de la señora Antunovic- y entonces el Gobierno indica que debe resolver la Legislatura por la Ley 313 que dice que, a partir de las 100 hectáreas, quien debe resolver es la Legislatura”.

De todas formas, en declaraciones al programa radial “Desde las Bases”,  Sosa indicó que la Legislatura podría haber rechazado el otorgamiento de las tierras, sin descartar que se pueda recurrir “a la Suprema Corte de Justicia o que el año que viene, cuando se renueve la Legislatura, se pueda expropiar” o tomar alguna medida de ese tipo para recuperar las tierras como área protegida.

La vecina de Tolhuin dijo que los movilizó “la cercanía que tenemos con estas tierras, nosotros vamos en bicicleta, caminando, sabemos lo que es la zona y no queremos ahora encontrarnos con un cerco, no poder entrar o que no se puedan hacer controles para garantizar la preservación”, indicó.

También advirtió que en el lugar “hay mucha inversión hecha por el propio Estado, se ha impulsado el turismo; de hecho en una zona cercana se está haciendo una restauración del bosque quemado. Por eso consideramos que es un lugar que se debe preservar”, insistió.

Sobre el voto del legislador Harrington, oriundo de Tolhuin y quien se postula como candidato a intendente, dijo que los sorprendió porque se trata de “la puerta de entrada al Corazón de la Isla”, relacionando su voto con “el mandato” que pueda haber recibido desde el Ejecutivo. Aunque le reconoció al legislador otras iniciativas presentadas en la Legislatura, para beneficiar a esa misma zona de la provincia, que luego fueron “cajoneadas”.