Breves
PARO FOXMAN

Por deuda salarial

Sigue la toma en la empresa Foxman

Los trabajadores de Foxman ratificaron que continuarán con la toma de la planta que comenzaron hace 21 días, hasta garantizar el cobro de la deuda por salarios que arrastran desde el mes de junio. Intentaron tomar contacto con el ministro de Industria y con la gobernadora “pero nadie nos respondió”, señalaron desde el cuerpo de delegados. Dicen que ya no creen los compromisos de la empresa y piden “que aparezca el dinero”.

 

 

 

“Supimos que estuvieron en Ushuaia, pero por la planta ni aparecieron. Por eso los compañeros decidieron viralizar esa foto”, señaló Miguel Ameri, delegado de los trabajadores de Foxman, respecto de la imagen donde se ve a los responsables de la firma participando del Foro INDUARG 4.0 EN Ushuaia.

 

Sobre la posibilidad de percibir los cuatro meses de sueldo que les debe la patronal con la venta de equipos fabricados; contó el representante de los trabajadores que “de los equipos que están para vender, lo único que logramos mediante un contacto nuestro fue vender algunos equipos que teníamos del año pasado. También sabemos que hay gente que quiere comprarlos que está interesada pero quieren saber si funcionan bien, tuvimos una comunicación por eso pero nada más”, señaló en una entrevista por FM “Aire Libre”.

 

Dijo Ameri que seguirán dentro de la planta, advirtiendo que “nuestra decisión es no abandonar Foxman, no abandonar la planta. Como dijo el compañero que habló la otra vez en el acto que hicimos, de acá nos sacan o con la fuerza pública o con los pies para adelante”.

 

Ratificando que mantendrán la toma manifestó que se encuentran “aguantando, estamos haciendo guardia, cuidando lo nuestro. Como lo hicimos siempre, estuvimos así dos años”, recordó al repasar el conflicto anterior.

 

En ese mismo sentido mencionó que “todos tenemos obligaciones con la familia, hay compañeros que por ahí agarran alguna changa. Pero tenemos horarios rotativos para cuidar la planta y todo lo que está dentro. Ya llevamos 21 días así, ahora estamos evaluando a ver qué hacemos. Estamos viendo los equipos que hay, le estamos pidiendo que salga al dueño a ver si los puede ubicar. Porque sabemos que acá en la provincia hay gente que quiere comprar los equipos, entonces que los pongan a la venta para sacar algo de dinero”, remarcó el delegado.

 

Advirtiendo que con los propietarios “la comunicación es escasa, más allá de algún contacto en Buenos Aires”, mencionó que “nosotros ya no les creemos, porque llevamos 21 día con esto y todas las semanas nos dicen que sale alguna venta, pero después los cheques no aparecen, la plata no está. Nos dicen que si los venden a determinado precio se funden, que no le conviene. Son todas evasivas y de eso ya estamos cansados, entonces ya no los queremos escuchar”, expresó.

 

Ameri dijo que le piden a la empresa “que aparezca con el efectivo, porque lo que queremos es seguir trabajando y que la fábrica sigue produciendo. Lo que le deben a cada trabajador son alrededor de 140.000 pesos. Somos 26 en total, dos de ellos supervisores”, precisó.

 

Consultado sobre algún contacto con funcionarios de la Provincia, señaló que “al ministro de Industria (Ramiro Caballero) lo estoy llamando hace 21 días. Me atiende el secretario, me dice que el ministro me llama a la tarde o en un rato y después no llama nadie”. “También quisimos hablar con la gobernadora (Rosana Bertone), personalmente la he llamado, y nunca me ha contestado el teléfono. Ni ella, ni la secretaria, ni nadie; se acercaron punteros políticos pero nosotros no queremos hacer política con la fábrica”, remarcó.

 

Repasando finalmente que “cuando abrieron nuevamente la fábrica estuvieron todos para las fotos, pero ahora aparece nadie”. Finalmente indicó Miguel Ameri: “queremos agradecer al gremio que siempre está presente y a la Municipalidad, que nos está acompañando. Vamos a seguir acá hasta que tengamos alguna solución, la planta no la vamos a abandonar. Esa es la decisión que tomamos en asamblea, la situación es realmente dolorosa porque hay compañeros que están en una situación desesperada. Sólo estamos pidiendo trabajar y poder llevar el pan a nuestras familias”, concluyó el sindicalista.